“Las vivencias negativas las meto en un cajón”

El déficit de amor y de humor deprime a la sociedad. Con talantes tan edificantes como el de Carmen Hernández resulta más cómodo construir un  entorno de bienestar. Charlamos en el grupo parlamentario mixto el día siguiente a su elección como vicepresidenta primera de Nueva Canarias (NC).

-¿Qué es lo que menos te agrada de la política?

“La crispación, los insultos… Los políticos que no confrontan ideas y argumentos sólidos dan una imagen de poco nivel intelectual y de escasa capacidad de dialéctica”.

-¿Y lo que más?

“Me encanta combatir tus ideas y ganarte en el regate dialéctico, no intentando desacreditarte en tu ámbito personal. La política es una herramienta magnífica, lo ha sido siempre”.

-¿Qué falla para que tantas personas quieran cambiarla?

“La manera de entenderla y de poner en práctica los proyectos. Cuando llevas un programa electoral y haces lo contrario de lo que prometiste en la campaña estás fomentando el desencanto”.

-¿El sistema permite la participación?

“Comparto la necesidad de que los partidos y las instituciones favorezcan una participación real y activa. Hay canales hoy, pero son insuficientes”.

-Están codificados…

[Risas] “Sí, son tantos los filtros que la participación se difumina”.

-Licenciada en Ciencias del Mar y docente en excedencia. ¿De qué?

“Soy profesora de Biología y Geología en Telde”.

-Eres concejal en la oposición, diputada autonómica y vicepresidenta de Nueva Canarias. ¿A qué dedicas el tiempo libre?

“Debo confesarte que soy hiperactiva. No sé estarme quieta. Yo puedo hacer mil cosas en un mismo día”.

-¡No lo digas muy alto!

“Afortunadamente, tengo una red familiar que me ayuda mucho con los [dos] niños y una pareja que entiende mi compromiso social. Para lo que no dispongo de tiempo es para hacer deporte. Hasta sigo con mi gran pasión, que es la lectura. Todos los días leo un ratito y en vacaciones recupero los diez libros pendientes”.

-La cultura del trabajo…

“A los 17 años ya trabajaba y estudiaba a la vez, desde encuestadora del INE [Instituto Nacional de Estadísticas] hasta profesora de clases particulares. Durante muchos años compaginé mi vida estudiantil con un empleo en Cardona [el primer gran centro comercial, antes de El Corte Inglés]. Ahí vendí de todo y cogí algunas dotes para…”

-¿La política?

“No, ¿sabes qué? Para conocer a la gente”.

-¿Es esencial conocer a la gente?

“Creo que es fundamental enfatizar, ser capaz de ponerte en el lugar del otro.  Pero más me ayudó ser directora, durante un año, de un centro capilar de la multinacional Svenson. Mis prácticas las hice en Tenerife”.

-¿En esas clínicas se aprende a tomar el pelo?

[Risas] “La experiencia sirvió para saber que me pueden tomar el pelo”.

-¿Sabes lo que vale un peine?

“Sí, pero no suelo ir de desconfiada. Soy de no mirar para atrás si no es para quedarme con lo bueno. Las vivencias negativas las meto inconscientemente en un cajón oscuro y me olvido de ellas. Cuando vas acumulando esas cosas negativas, se te nota en la cara”.

-El espejo del alma…

“Siempre he mirado a la gente a los ojos, me gusta la gente que mira a los ojos y, salvo que seas un experto en el engaño, es difícil fingir”.

-Hay quien hace del embuste un arte…

“En todos los ámbitos. También en la política”.

-¿La Comisión de Empleo del Parlamento es la que más trabajo da?

[Respira hondo y reflexiona] “Todas las comisiones me parecen importantes. Evidentemente, el paro alcanza en Canarias una dimensión muy preocupante”.

-¿En cuántas estás?

“¡A ver! Gobernación, Justicia, Presidencia, Juventud, Participación Ciudadana, que son la misma, Empleo, Educación, Políticas Sociales y en una interna, la de Estatutos. Estoy en cinco”.

-¿De qué pie cojea Rajoy?

“De los dos. Ha incumplido el contrato que firmó con los ciudadanos y, con una política económica errática, persiste en la tozudez de lo que el PP denomina eufemísticamente austeridad [suena a “Usted dirá, señora Merkel”]. Un amigo mío sociólogo dice que ha ganado la batalla de los conceptos”.

-¿El Gobierno de Canarias se conforma con las muletas del Estado, en vez de acometer una operación quirúrgica?

“Desde luego, nos sumamos a la reivindicación de un trato justo. Sin embargo, eso no inhibe al Gobierno de Canarias de sus responsabilidades. En el marco de sus competencias, tendría que usar el bisturí con destreza. Los servicios públicos han tocado hueso. No hay grasa”.

 

Carmen Hernández Jorge, diputada autonómica y vicepresidenta de NC
Publicado el por DNM en Entrevistas ¿Qué opinas?

El autor

DNM

Domingo Negrín Moreno es licenciado en Geografía e Historia y Periodismo por la Universidad de La Laguna. Durante una larga temporada coordinó Nacional/Internacional en 'La Gaceta de Canarias', periódico en el que se ocupó posteriormente de las jefaturas de Sociedad/Cultura y Canarias. En enero de 2006 se incorporó a 'Diario de Avisos', donde también desempeña su faceta humorística. Antes, ejerció de redactor en Radio Club Tenerife (cadena SER) y participó en la fundación de Radio 21, Sociedad Anónima Laboral. Tres años después de haber sido premiado por RNE en un concurso de guiones se convirtió en uno de los diez jóvenes españoles al encuentro de Europa seleccionados por la cadena pública. Coautor de viñetas de actualidad, ha escrito un libro -'Quijotadas' (Turquesa)- que repasa situaciones asombrosas y divertidas.

Añadir un comentario