Lavado de imagen por la cara

La imagen de los bancos está desacreditada. De ahí que algunas entidades financieras acometan un lavado de cara de sus empleados para no espantar a la clientela. El suizo UBS AG se lo ha tomado muy en serio y no admite bromas. Un manual de estilo de 44 páginas reglamenta hasta la ropa interior, que debe ser “de buena calidad y fácilmente lavable”. Y los calcetines masculinos, siempre negros, no mostrarán la piel desnuda. El código viste el éxito empresarial y el rendimiento profesional con traje oscuro, camisa blanca, zapatos negros y falda a la altura de las rodillas. Todo ello, combinado con un cabello arreglado (“representa la popularidad del individuo”), el perfume adecuado (“el momento ideal para aplicarlo es después de un baño caliente, mientras los poros están abiertos”) y un maquillaje femenino “luminoso, con una máscara de pestañas y un lápiz de labios discreto”. El reloj simboliza “la fiabilidad y la puntualidad”. Para conservar el aliento fresco, se evitarán las comidas con cebolla o ajo. Así, los tipos ganan en interés. Y pierden la vergüenza.

Publicado el por DNM en General ¿Qué opinas?

El autor

DNM

Domingo Negrín Moreno es licenciado en Geografía e Historia y Periodismo por la Universidad de La Laguna. Durante una larga temporada coordinó Nacional/Internacional en 'La Gaceta de Canarias', periódico en el que se ocupó posteriormente de las jefaturas de Sociedad/Cultura y Canarias. En enero de 2006 se incorporó a 'Diario de Avisos', donde también desempeña su faceta humorística. Antes, ejerció de redactor en Radio Club Tenerife (cadena SER) y participó en la fundación de Radio 21, Sociedad Anónima Laboral. Tres años después de haber sido premiado por RNE en un concurso de guiones se convirtió en uno de los diez jóvenes españoles al encuentro de Europa seleccionados por la cadena pública. Coautor de viñetas de actualidad, ha escrito un libro -'Quijotadas' (Turquesa)- que repasa situaciones asombrosas y divertidas.

Añadir un comentario