“Me levanto con todo lo positivo de mis sueños”

Lola Padrón Rodríguez, presidenta del PSOE de Canarias y diputada regional


Lola Padrón Rodríguez, diputada del PSOE en el Parlamento de Canarias.El Parlamento es útil a la sociedad cuando los representantes de la ciudadanía se comportan como servidores públicos comprometidos con la realidad, sin fronteras que obstaculicen la libre circulación de ideas en un espacio común de pensamientos. Lola está empadronada en una vida de anchos pasillos.   

-¿De quién desconfías?

“Cuando alguien entra en política tiene que estar controlando, pero en este momento lo que debo hacer es confiar en mí. Y a lo que venga”.

-¿Cómo están las cosas en el partido?

“En mi partido siempre han estado bien, porque el PSOE es una organización libre. Se habla, se discute, se dialoga… Pero hay unas normas que, aunque a uno no le gusten, debe asumirlas”.

-Se perciben movimientos de renovación en el PSOE…

“Siempre los ha habido. Yo vengo de las Juventudes Socialistas. Esa es la misión de los jóvenes del partido, empujar. Tenemos un líder fuerte en Canarias, que va a saber rodearse de la savia nueva y de gente con experiencia”.

-¿Estamos hablando de las primarias?

“Hablamos de mi partido, que ahora empieza con las primarias. Fíjate, comenzó con el 25% de mujeres en las listas electorales. En el Parlamento, cuando yo entré solo había una mujer en el Partido Socialista. Y fue el primero que tuvo a una mujer en el Gobierno. Ahora se ve normal que en todos los partidos haya muchas mujeres. Estamos dando otro paso hacia adelante”.

-No suena ninguna candidata…

“Igual es que alguno tiene que afinar el oído, porque mujeres hay un montón y a veces los medios de comunicación se empeñan en sacar solo a hombres [risa]”.

-Estoy delante de una…

“Sí que hay mujeres, muchísimas”.

-En la política nacional están asomando unas cuantas. Susana Díaz, por ejemplo…

“Están saliendo, aunque la verdad es que llevan muchísimo tiempo de trayectoria política. Lo que pasa es que no se veían las caras. Eran invisibles, pero existían. Lo que sea sonará”.

-¿Cómo reaccionarías si algún día descubres que lo que habías vivido hasta entonces era un sueño?

“Pues, intentaría sacar lo positivo de ese sueño para poder levantarme y con ese aprendizaje cambiar lo que no me gusta. Las personas de espíritu luchador somos así”.

-Si tuvieras la capacidad de programar tus sueños, ¿a qué renunciarías?

“Yo creo que todo en la vida tiene un sentido. Soy feliz con mi vida y pienso que el ser humano es capaz de cambiar las cosas. Me quedaría con lo bueno de la vida y, desde luego, intentaría cambiar cómo se reparte el poder en el mundo, los alimentos, que hubiera más igualdad, que cada uno pudiera cumplir sus sueños con las mismas oportunidades, que estuviéramos a la par. Procuraría que todo el mundo fuera feliz, porque hay gente que no puede ser feliz viendo que hay otro que lo está pasando mal”.

-[En el patio] Me gustaría cambiar de sitio. Es que aquí me pega el sol…

[A Xiomara, del departamento de comunicación, que me ayuda con la videocámara] “Domingo me hace la entrevista de un lado para otro y ya no sé hacia dónde mirar [risas]”.

Lola Padrón Rodríguez, en la tribuna de oradores del Parlamento de Canarias.
-¿Te ves como presidenta del Parlamento de Canarias?

“El empoderamiento de las mujeres es un camino sin vuelta atrás y si no soy yo será otra. Llegará el momento [después de cinco presidentes] y espero que sea más pronto que tarde”.

-¿Tu etapa como alcaldesa del Puerto de la Cruz fue una pesadilla?

[Se le iluminan los ojos] “No, qué va. Quisieron que fuera una pesadilla. Nos tocó una época de crisis, es verdad. Tomamos un Ayuntamiento endeudado… Lo más importante para alguien que vive en un pueblo que quiere es ser alcalde o alcaldesa, y ese sí que era un sueño. De pequeña entraba por el túnel de Martiánez e imaginaba cómo cambiar el Puerto”.

-¿Los que mandan en el Ayuntamiento de la ciudad turística están de vacaciones?

[Risa] “Yo lo que sé es que el Norte necesita un revulsivo. Iban a arreglarlo todo en cinco minutos y no veo la hora”.

-¿Qué elemento emocional eliminarías de la acción política?

“Para mí, el odio y la envidia son los peores elementos. No solo en la política. El ser humano es el que es, en cualquier ámbito y actividad. Donde hay poder, es evidente que sale lo mejor y lo peor del ser humano. Si aprendiéramos a respetarnos y comprendiéramos que la gente no hace las cosas por fastidiar, sino por convencimiento, nos iría mucho mejor”.

-¿A qué exdiputado traerías para que animara las sesiones plenarias?

[Sonríe] “Me acuerdo muchísimo de Fernando Toribio, del Partido Popular. Es una muy buena persona. Con él aprendí lo importante que es ponerse en el lugar de otro sin renunciar a tus ideas”.

-¿Sientes vértigo o escalofrío cuando miras al banco azul? Y no me refiero al BBVA.

“No, siento que hay que estar en el banco azul para cambiar las cosas. A quien prefiera no estar en los gobiernos por negarse a pactar le aconsejo que se quede en casa”.

Publicado el por DNM en Entrevistas, Vídeos ¿Qué opinas?

El autor

DNM

Domingo Negrín Moreno es licenciado en Geografía e Historia y Periodismo por la Universidad de La Laguna. Durante una larga temporada coordinó Nacional/Internacional en 'La Gaceta de Canarias', periódico en el que se ocupó posteriormente de las jefaturas de Sociedad/Cultura y Canarias. En enero de 2006 se incorporó a 'Diario de Avisos', donde también desempeña su faceta humorística. Antes, ejerció de redactor en Radio Club Tenerife (cadena SER) y participó en la fundación de Radio 21, Sociedad Anónima Laboral. Tres años después de haber sido premiado por RNE en un concurso de guiones se convirtió en uno de los diez jóvenes españoles al encuentro de Europa seleccionados por la cadena pública. Coautor de viñetas de actualidad, ha escrito un libro -'Quijotadas' (Turquesa)- que repasa situaciones asombrosas y divertidas.

Añadir un comentario