“No he terminado de leer la Biblia ni el Quijote”

Mariano Gambín, escritor


Mariano Gambín, escritor. / El guiñoDe vez en cuando me echa las cartas una empleada de Correos y adivina mi futuro. Estoy predestinado a leerlas. En la literatura ha estampado su sello Mariano Gambín, que ya va por la sexta novela.

-Huele a tinta…

“Sí, claro. Acaba de salir”.

-¿Cómo va la lectura?

“Bien. Lo sacamos quince días antes en ebook [formato digital], en [la plataforma de comercio electrónico] Amazon y la acogida ha sido muy interesante. Se vendieron unos quinientos ejemplares [de la novela Atentado] en muy poco tiempo. Ahora se publica en papel, que es para el lector de siempre, el tradicional, el que acude a las presentaciones”.

-¿Qué comentarios son los que más te han sorprendido?

“Más que sorprenderme, me ha llamado la atención que no puedan soltarlo hasta el final. Se lo leen en dos días”.

-No son pocas páginas…

“370”.

-¿Es lo habitual?

“Cuando te gusta mucho, sí”.

-Por cierto, ¿qué libro no has podido terminar?

[Se concentra] “La Biblia, por ejemplo, o la segunda parte del Quijote [ríe]. Libros así, clásicos y escritos en un castellano antiguo, son difíciles de leer”.

-¿De qué trata la novela?

“Es una novela que tiene tres tramas principales. Una de ellas es la contratación de dos asesinos profesionales, cado uno por su lado, por parte de un magnate mexicano que le tiene inquina a los reyes de España. Les pone un plazo para que atenten contra la vida de ellos y los dos deciden que el lugar sea Santa Cruz de Tenerife, el 15 de febrero a las dos de la tarde. Vienen a inaugurar el museo de las Asociaciones Humanas, que se instalaría en lo que es actualmente el templo masónico. Luego tenemos la aparición en la calle del Pilar de un tubo volcánico en el que aparece una puerta tapiada. Entonces, llaman a la arqueóloga Marta Herrero para que investigue. Abren la puerta y encuentran un pasadizo que lleva a una cámara subterránea donde doscientos años antes se hacían rituales profanos. La tercera sería la investigación de un asesinato en los años cincuenta en el que estuvieron implicados unos militares y que tiene un trasfondo de espionaje de la guerra fría”.

-Sospecho que habrá una interconexión entre las tres…

“Estas tramas paralelas irán entrecruzándose hasta llegar al desenlace final, en el que se produce la conjunción de todo ello aprovechando los personajes nuevos y algunos de otras novelas”.

-¿Aprovechas tus conocimientos históricos?

“Evidentemente. Cuando hablo de historia, siempre bebo de mis conocimientos previos. He investigado un poquito sobre el final de la Inquisición. Aunque fue en el siglo XIX, lo conecto con la trama. Y también sobre la construcción del templo masónico, la vida en Santa Cruz durante los años cincuenta… La novela transcurre en la actualidad, con muchas referencias al pasado”.

-¿Y lo de los masones?

“Realmente, dentro del templo masónico hay una galería subterránea que se utilizaba para rituales de iniciación. Esta novela no va de masones, ¡eh!”.

-¿No te han llamado a capítulo por dar ideas?

[Risas] “Me piden en broma que me esté quietito, que deje de dar ideas”.

-[Estruendo en la terraza que está junto al reloj de flores del parque García Sanabria] Ya le acabas de dar una idea a alguien de ahí…

“Casi coges en directo un atentado” [risas].

-¿Cuál es el mayor crimen que se ha ejecutado en la literatura?

“Prohibir libros es el mayor delito que se pueda cometer contra la literatura”.

-¿Y el peor atentado perpetrado por un escritor?

[Pasa página] “Bueno, hay libros que no me gustan. Pero…”.

-¿La escritura paga letras?

“Ayuda”.

Publicado el por DNM en Entrevistas, Vídeos ¿Qué opinas?

El autor

DNM

Domingo Negrín Moreno es licenciado en Geografía e Historia y Periodismo por la Universidad de La Laguna. Durante una larga temporada coordinó Nacional/Internacional en 'La Gaceta de Canarias', periódico en el que se ocupó posteriormente de las jefaturas de Sociedad/Cultura y Canarias. En enero de 2006 se incorporó a 'Diario de Avisos', donde también desempeña su faceta humorística. Antes, ejerció de redactor en Radio Club Tenerife (cadena SER) y participó en la fundación de Radio 21, Sociedad Anónima Laboral. Tres años después de haber sido premiado por RNE en un concurso de guiones se convirtió en uno de los diez jóvenes españoles al encuentro de Europa seleccionados por la cadena pública. Coautor de viñetas de actualidad, ha escrito un libro -'Quijotadas' (Turquesa)- que repasa situaciones asombrosas y divertidas.

Añadir un comentario