“Me miro al espejo y yo no me veo cara de elefante”

José Vicente González Bethencourt, senador


José Vicente González Bethencourt.Regresa al Senado a mitad de la décima legislatura para ocupar un escaño vacante por Tenerife. José Vicente González Bethencourt vuelve con energía de elefante, símbolo de sabiduría y tranquilidad, pero en nada más se asemeja a un paquidermo. Me abre la puerta de la sede del PSOE en Santa Cruz y nos acomodamos. Como no llevo trípode, coloco la cámara en lo alto de su maletín.

-¿La Cámara alta está en horas bajas?

“Yo creo que no. Pero es verdad que hay que potenciarla. Pienso que la mayoría absoluta del Partido Popular le está haciendo mucho daño. El Senado ha sido un lugar de acomodación de alcaldes. Ya hoy está muy cuestionado que una persona ocupe dos cargos”.

-Bueno, este relevo se ha producido porque Aurelio Abreu debía elegir entre el Senado y el Cabildo de Tenerife…

“Efectivamente, yo soy senador gracias a que el PSOE en Tenerife ha decidido que se aplique el principio de una persona un cargo. Me parece totalmente lógico. En otra época era normal”.

-Menudo papelón explicar su utilidad…

“El Senado es una Cámara de segunda lectura de las leyes. Eso hace que los ciudadanos no tengan muy claro su papel. Realmente, lo que hacemos es que cuando llega una ley  la revisamos y siempre se mejora. Por eso me parece que es una institución que debe seguir existiendo. Yo le veo mucho futuro. Sobre todo, cuando se dedique a las leyes y los asuntos que afecten directamente a las comunidades autónomas”.

-¿En qué ha cambiado?

“Cuando me reincorporé al Senado me propusieron ser secretario de la Comisión de las Comunidades Autónomas, donde ya estuve de 2004 a 2008. Es la comisión llamada a la reforma del Senado y yo quería estar ahí. Me sorprendí cuando me comunicaron que iba a tener la primera sesión. No se había reunido en dos años. Sin embargo, durante la octava legislatura [consulta papeles de una carpeta] hubo 46 y por allí pasaron 16 ministros”.

-Es la que convoca a los presidentes de las comunidades autónomas…

“Sí. En esta comisión están representados los senadores de todos los grupos y, además, acuden los consejeros de los gobiernos autónomos con el ministro del área correspondiente”.

-¿Por qué se ha activado ahora?

“Porque todos los grupos salvo el Partido Popular firmaron una iniciativa para que la Comisión de las Comunidades Autónomas analizara la reforma de la ley de educación”.

-¿España es un estado emocional?

“Sí, España es muy emocional. Se nota en cualquier debate. En el Parlamento, en la radio, en televisión… Somos mediterráneos, no flemáticos [risas]. Y muy revolucionarios”.

-¿Cómo se compatibiliza la diversidad con la cohesión territorial?

“La gran riqueza de España es esa. Este país es una maravilla, un auténtico regalo. La diversidad es buena. La cohesión se refuerza, por ejemplo, con un Senado competente y operativo”.

-¿El Senado es un cementerio de elefantes, como dicen por ahí?

[Risas] “Esta mañana, cuando me afeité, me miré al espejo y no me vi cara de elefante. ¡Que quede claro! Yo no creo que sea un cementerio de elefantes. Sí es cierto que, en general, el Senado es para políticos con experiencia, más maduros, con una mayor estabilidad… Mira, en esta Cámara hay siete expresidentes de comunidades autónomas. Y también he saludado a gente muy joven”.

-¿Cuál es el peso de las convicciones en las dietas de los políticos?

“El senador no tiene ninguna dieta. Te puedo decir que yo ganaba más de cirujano, mucho más… De mi sueldo pago el hotel y la comida. Yo me puedo quedar en el Ritz o bajo un puente…”.

-¿Lo del PSOE son unas primarias de riesgo?

“No, la mayoría de los militantes está por las primarias”.

-Sobre eso no hay debate, pero estas son una circunstancias un tanto rocambolescas…

“Es verdad que en las primarias ha habido algunos disgustos. Yo tuve un gran disgusto [el gesto refuerza su testimonio]. Gané para el Ayuntamiento de Santa Cruz y dirigentes de mi partido que afortunadamente ya no están me desplazaron al Cabildo por unos intereses relacionados con la playa de Las Teresitas, como luego se ha visto. Para evitar grandes problemas y escándalos, lo acepté. En ese mismo momento, José Borrell fue víctima de otra maniobra [en la candidatura a la presidencia del Gobierno]. Y ha habido más casos. Eso no significa que debamos prescindir de ese modelo de participación de la militancia”.

-[Nos levantamos y contemplamos de pie una panorámica de Las Teresitas colgada en la pared] Aquí nos podemos explayar…

“Sí… Recuerdo que estuve cuatro años reivindicando en el Consejo de Urbanismo que la playa se quedara sin edificaciones. El Partido Socialista siempre ha defendido la mejora de Las Teresitas, una playa para el pueblo con servicios y sin ninguna construcción. Este mamotreto [lo señala] hay que quitarlo, porque causa un efecto horroroso en este entorno maravilloso de la cordillera de Anaga”.

Publicado el por DNM en Entrevistas, Vídeos ¿Qué opinas?

El autor

DNM

Domingo Negrín Moreno es licenciado en Geografía e Historia y Periodismo por la Universidad de La Laguna. Durante una larga temporada coordinó Nacional/Internacional en 'La Gaceta de Canarias', periódico en el que se ocupó posteriormente de las jefaturas de Sociedad/Cultura y Canarias. En enero de 2006 se incorporó a 'Diario de Avisos', donde también desempeña su faceta humorística. Antes, ejerció de redactor en Radio Club Tenerife (cadena SER) y participó en la fundación de Radio 21, Sociedad Anónima Laboral. Tres años después de haber sido premiado por RNE en un concurso de guiones se convirtió en uno de los diez jóvenes españoles al encuentro de Europa seleccionados por la cadena pública. Coautor de viñetas de actualidad, ha escrito un libro -'Quijotadas' (Turquesa)- que repasa situaciones asombrosas y divertidas.

Añadir un comentario