“Para ser creíbles hay que creérselo y yo me lo creo”

Sandra Rodríguez González, primera teniente de alcalde del Puerto de la Cruz


Sandra Rodríguez González, primera teniente de alcalde del Puerto de la CruzEl Puerto de la Cruz encara el último tramo del mandato municipal sobre un mapa de tramas en escala de grises con separación de colores. Sandra dibuja números en una hoja de cálculos. Cuenta hasta diez y se multiplica.

-¿Hay tensión en Coalición Canaria del Puerto de la Cruz por la candidatura?

“No, tensión ninguna. Las aspiraciones son legítimas”.

-¿Marcos Brito está descartado?

“Todavía no lo ha decidido”.

-Si no es él, ¿quién podría ser?

“Cualquier persona del municipio que esté afiliada”.

-¿A qué nivel está la cultura?

“El listón está muy alto. La verdad es que hemos conseguido dar un vuelco muy importante a la actividad cultural en los últimos años a pesar de la situación económica y, sobre todo, contando con mucha financiación externa”.

-¿La deuda que tiene contraída el Ayuntamiento con los acreedores es mayor que con la ciudadanía?

“Ahora mismo sabemos cuál es la deuda. Estamos hablando de unos 23 millones de euros, con su devolución perfectamente planificada. Para afrontar el pago de la deuda se han dejado un poquito de lado algunas cosas que están demandando de manera muy justa los ciudadanos del Puerto de la Cruz”.

-¿Con qué demandas ciudadanas se identifica el grupo de gobierno?

“Yo coincido con la ciudadanía en lo de la limpieza, que es considerablemente mejorable. Eso, sin perder de vista que en estos cuatro años hemos conseguido bajar la deuda en 24 millones, de los 47 millones con los que nos encontramos”.

-¿Cómo hay que mirar a los vecinos?

“A la cara y con total transparencia. Somos iguales. Yo soy una vecina del Puerto que siente y padece los mismos problemas, aunque me toque estar en el otro lado”.

-¿Un mar de encantos o de espanto?

“El Puerto de la Cruz es un mar de encantos y siempre lo será. Es una ciudad maravillosa que mira al horizonte con mucha ilusión y esperanza”.

-¿Cuándo saldrá a flote el puerto del Puerto?

“El proyecto es prácticamente una realidad. Se han dado unos pasos importantes gracias al compromiso del Gobierno de Canarias y del Cabildo”.

-Ha comenzado la campaña de desratización. ¿Las elecciones no quedan un poquito lejos?

[Ríe] “Bueno…”.

-¿El pacto funciona adecuadamente?

“Muy bien. La solidez del pacto [CC-PP] nos permite avanzar y sentar las bases del saneamiento económico”.

-¿La incertidumbre crea inseguridad?

“Las candidaturas ni me ocupan ni me preocupan. Lo he dicho por activa y por pasiva: llevo dos años como secretaria general de Coalición en el Puerto y sí te puedo decir que estoy trabajando con el equipo de hombres y mujeres que conforman nuestro comité local para que el partido esté lo mejor posicionado posible para las elecciones”.

-¿Quién se está llevando las sombrillas del complejo Costa Martiánez?

[Risas] “Las sombrillas aparecieron. No las regalaron los trabajadores municipales. La anécdota concluyó con la recuperación de los parasoles”.

-¿Cómo es un día cualquiera en la vida de una vecina concejal?

“También, madre y esposa. Primero hay que dejar todo bien ordenado en casa [ríe]. Desde las siete y media de la mañana ya estoy en mi despacho. Como ya se acabaron los ajustes financieros [sonrisa de alivio], tengo la suerte de hacer algo que me gusta más, que es estar en la calle, visitar los barrios y compartir inquietudes con los ciudadanos”.

-¿Que incentivos se requieren para ilusionar a los votantes?

“Escuchar, estar con la gente, recibir las críticas aunque sean duras y una capacidad de respuesta sin engaños. Para ser creíbles, hay que creérselo. Y yo me lo creo”.

-¿Cuál es el peor disparate que se ha cometido desde el Ayuntamiento?

“De gobiernos locales anteriores, la concesión administrativa de Aqualia. Fue un gran error. De aquellos barros son estos lodos. Se le concede un servicio en exclusiva y nos cuesta dinero. Así es fácil montar una empresa y acceder a un negocio”.

-¿El agua está clara?

“El agua está clara y las cosas en el Puerto de la Cruz están claras. Puede que de vez en cuando bajen turbias, pero las turbulencias son normalmente positivas, porque generan movimientos convulsos que al final hacen que el agua vuelva a estar clara”.

-¿El turismo se está rejuveneciendo?

“Yo no tengo esa visión de que haya tantos turistas de la tercera edad. El turismo que está en el Puerto es de calidad, viene a buscar tranquilidad, a disfrutar de la ciudad, del ocio y al mismo tiempo de nosotros”.

-Quien busque bullicio que se vaya al Sur o a Magaluf, en Mallorca…

“Tampoco es que queremos una ciudad dormitorio, ¡eh!”.

-¿Desde cuándo estás en esto de la política?

“Si me pongo a pensar, era hasta una menaca. Mi padre fue concejal de UCD y recuerdo mi primera caravana en el 79, era una mocosita con nueve años… Como militante de base, desde los 18 y con cargo público desde el 95”

-Las campañas han cambiado mucho. Antes se lanzaban globitos y ahora se pinchan después de las elecciones…

“Ja, ja ja…”.

Publicado el por DNM en Entrevistas, Vídeos ¿Qué opinas?

El autor

DNM

Domingo Negrín Moreno es licenciado en Geografía e Historia y Periodismo por la Universidad de La Laguna. Durante una larga temporada coordinó Nacional/Internacional en 'La Gaceta de Canarias', periódico en el que se ocupó posteriormente de las jefaturas de Sociedad/Cultura y Canarias. En enero de 2006 se incorporó a 'Diario de Avisos', donde también desempeña su faceta humorística. Antes, ejerció de redactor en Radio Club Tenerife (cadena SER) y participó en la fundación de Radio 21, Sociedad Anónima Laboral. Tres años después de haber sido premiado por RNE en un concurso de guiones se convirtió en uno de los diez jóvenes españoles al encuentro de Europa seleccionados por la cadena pública. Coautor de viñetas de actualidad, ha escrito un libro -'Quijotadas' (Turquesa)- que repasa situaciones asombrosas y divertidas.

Añadir un comentario