“Percibo que se ha levantado el cordón sanitario”

Pedro Suárez López de Vergara, secretario general del PP de Tenerife


Pedro Suárez, secretario general del PP de Tenerife. / FRAN PALLERO

Hoy es el secretario general del Partido Popular de Tenerife y consejero en el Cabildo. Fue director general de Comercio del Gobierno de Canarias, hace muchos años, y portavoz del grupo municipal en el Ayuntamiento de La Laguna durante el mandato anterior. El futuro le depara un pasado esplendoroso. En esta entrevista se desmelena. Pedro Suárez López de Vergara no tiene un pelo de tonto.

-¿El pleno de la comparecencia de Clavijo fue puro teatro?
“La escenografía fue la que se esperaba. Nadie dijo nada que no conociéramos y cada uno hizo su papel. Me dio la sensación de que nadie se salió de su guion”.

-Australia Navarro le dio con la mano abierta en la primera  intervención y se la tendió en la segunda. ¿Estaba ensayado?
“No, simplemente representó el papel que hace el Partido Popular en todas las instituciones”.

-¿Ofrecer estabilidad?
“Sobre todo, eso. Si estuviéramos al final del mandato… Pero es que no hemos llegado ni a la mitad, en una Comunidad Autónoma donde no se pueden adelantar las elecciones”.

-Con el nuevo Estatuto, sí…
“Se podría, pero todavía no. Lo hemos venido diciendo, no solo en el Gobierno de Canarias: allí donde haya inestabilidad, el Partido Popular está por la labor de dar estabilidad para que los ciudadanos no se vean huérfanos de una Administración. En este caso, nuestra portavoz parlamentaria fue muy crítica con lo ocurrido en este último año y medio. Después, lógicamente hay que transmitir un mensaje positivo. Pensando en los ciudadanos, no en Coalición Canaria ni en Fernando Clavijo. Todavía queda mucho recorrido y sería absurdo generar una crisis en este momento, en el que aparentemente va a haber una bonanza económica”

-¿Acaso un Gobierno en precario garantiza la estabilidad?
“La estabilidad la daría el Partido Popular, que deja la puerta abierta a acuerdos concretos para sacar adelante un montón de iniciativas. Eso sí, habrá que dialogar mucho más, porque no estaban haciendo ningún esfuerzo por llegar a consensos de ningún tipo. Clavijo tendrá que cambiar las formas de gobernar”.

-El PSOE, Podemos y Nueva Canarias se quedaron un poco decepcionados por la ambigüedad del PP. ¿Hay alternativas?
“Hay alternativas. Esa puerta tampoco se ha cerrado. Si te pones con la calculadora que Noemí Santana [Podemos] le regaló al presidente, los números salen. Eso es un dato objetivo”.

-¿Cómo se aprecia en Canarias el entendimiento entre el PP y el PSOE en el ámbito nacional?
“Desde que estoy en política, siempre ha habido un buen entendimiento con el PSOE. Por lo menos en Tenerife. Incluso en el mandato anterior se llegó a hablar de un pacto en el Cabildo”.

-Algún documento hay…
“Firmado por Antonio Alarcó y José Antonio Valbuena”.

-¿Quién lo impidió?
“La dirección federal del PSOE no autorizó ese pacto”.

-Ahora es diferente…
“Al final, todo depende de los Presupuestos Generales del Estado. De alguna u otra manera, aunque hay cosas que no trascienden, si hay entendimiento a nivel nacional, me imagino que habrá un relajamiento de las posiciones en las comunidades autónomas”.

-Lo que sí parece claro es que se ha levantado el cordón sanitario alrededor del PP…
“Efectivamente. Yo, que he vivido el cordón sanitario, tengo esa percepción. Creo que todo es posible, de pacto de una u otra manera”.

-No como antes…
“También es verdad que antes no había tantas combinaciones”.

-¿Prevalece la tranquilidad en el Cabildo?
“Por las manifestaciones que he escuchado y leído de representantes del PSOE y de Coalición Canaria, parece que el pacto está afianzado. Pero, ¡cuidado! Mi experiencia me dice que esas calmas ocultan tempestades”.

-¿Hoy en día es más fácil una alianza del PP con el PSOE que con Coalición Canaria?
“¿En el Cabildo? Está tan abierto como en el Gobierno de Canarias. Todas las posibilidades están ahí. Desde luego, somos fieles a nuestras premisas y haremos lo que la estabilidad requiera. Como en la vida misma, las cosas aparecen muchas veces cuando menos te lo esperas”.

-Si están tramando algo gordo, no lo suelen contar…
“Las mociones de censura no se anuncian, se presentan. Manolo Hermoso le estuvo negando hasta horas antes a Jerónimo Saavedra que fuera a registrarla”.

-Se enteró en el desayuno, al día siguiente de una sesión parlamentaria que terminó a las diez de la noche…
“¡Claro!”.

-Y en La Laguna se registró otra casi simultáneamente…
“Pregonarlo a cada rato denota indecisión”.

-Un farol…
“Sí, una carta bajo la manga. Y resulta que no hay nada”.

-Se ha abierto la veda de las mociones de censura. ¿El PP tiene la escopeta cargada?
“Nosotros no nos hemos planteado ni mociones en cascada ni nada por el estilo. Entre otras razones, porque no creemos en esa fórmula. Hemos visto que, según se baja de nivel en la Administración y vas llegando a los municipios, las personas son más importantes que las siglas políticas. En La Laguna, por ejemplo, no había química entre Javier Abreu [PSOE] y José Alberto Díaz [el alcalde, de CC]”.

-¿Cómo está la situación ahí?
“Exactamente igual que al principio. Con incertidumbre”.

-¿Qué movimientos se barruntan en el Ayuntamiento?
“Siempre cabe la posibilidad de un pacto por la izquierda, que es lo que hubiera ocurrido probablemente sin los famosos pactos en cascada. Intuyo que al PSOE de La Laguna le gustaría más un acuerdo con Nueva Canarias incluso con los de Podemos con tal de evacuar del poder a Coalición Canaria, que lleva mucho tiempo. Desde la noche de las elecciones  se empezó a hablar de eso. Tal y cómo está el panorama, entiendo que tarde o temprano se producirá un cambio. O se intentará. La estabilidad sería complicada, pero no más que con este grupo de gobierno, con la peculiaridad de que medio PSOE está fuera”.

-¿El PP le está salvando los muebles al alcalde?
“Simplemente, repito, estamos proporcionando estabilidad. Si consideramos que las propuestas son buenas para los ciudadanos, las apoyaremos. De lo que no somos partidarios es de rechazar una idea porque sea de tal o cual filiación política. No queremos cordones sanitarios ni para nosotros ni para los demás. Tampoco recurrimos a expresiones del tipo: ‘Hay que echar a Coalición Canaria’. No, vamos a cargarnos de argumentos y si actuaremos si hay alternativa. Si no, ¿para qué?  Llevan tantos años por el sistema electoral o porque su suelo de votantes es sólido. No porque sea Coalición Canaria o nosotros el PP y ya está. Habrá que analizar los contenidos programáticos. De lo contrario, caeríamos en el mismo error”.

-Ese sambenito también se lo han colgado a Podemos…
“No seré yo quien lo haga. Conozco a gente de Podemos muy válida, que hace grandes aportaciones y nos convence de que son buenas. Esta mañana hemos tenido una comisión de medio ambiente [en el Cabildo], en la que Fernando Sabaté presentó una propuesta para la recuperación de fondos marinos y ningún grupo encontró argumentos para decir que no. Son personas que trabajan y colaboran. No me duelen prendas reconocerlo”.

-¿Se ha encargado la grúa para desalojar a Díaz?
“Lo que hay es una comisión de investigación por las irregularidades en el servicio municipal de grúas. Yo estaba de portavoz  del grupo Popular en el Ayuntamiento de La Laguna.  Presentamos muchísimas mociones y nunca se nos hizo caso. No sé en qué acabará esto, pero habrá que dar muchas explicaciones. No tiene buena pinta. Como alcalde, Fernando Clavijo era el máximo responsable político de aquello. Aparentemente, había infracciones administrativas que no fueron detectadas por el Ayuntamiento”.

-En febrero será el congreso nacional del PP y después, en marzo, el de Canarias.  ¿El liderazgo de Mariano Rajoy es indiscutible?
“Hasta este momento, que yo sepa, es la única candidatura”.

-En la próxima convocatoria se aplicará otro modelo de elección. ¿Participación o precipitación?
“El que se ha presentado es a doble vuelta, con unos topes. El sistema del Partido Popular es de representación directa. Así viene funcionando. Los compromisarios irán al congreso por elección directa de los afiliados. Están con la cantinela de la falta de democracia interna del Partido Popular y resulta que de toda la vida ha sido así. Las enmiendas se discutirán y se votarán”.

-En el PSOE se hacía de una manera similar hasta el congreso en el que Pedro Sánchez llegó ya como secretario general por votación directa de los militantes. ¿Ha sido un acierto o un dislate?
“Lo que han hecho es un experimento. En mi opinión, ese sistema es generador de conflictos”.

-¿La democracia interna en el PP está infravalorada?
“Se intenta transmitir la imagen de que las decisiones en el Partido Popular se toman a dedo. Y no es cierto. Los compromisarios que van a los congresos son elegidos por los afiliados en listas abiertas. Nuestros estatutos recogen el principio de la participación en la configuración de la  base  ideológica  del  partido y diseñan unos mecanismos  de interconexión permanente  entre la organización  y  el  conjunto  de  la  sociedad. El método del PP es tan democrático como el que más. Y lo vamos a perfeccionar”.

-Se supone que Asier Antona aspira a revalidar la presidencia regional, casi un año después de sustituir a José Manuel Soria. Enrique Hernández Bento lo acusó de emprender una purga contra sus eventuales rivales. ¿Malas pulgas?
“Esas declaraciones me parecieron absolutamente desafortunadas. Provenían de alguien que en ningún momento ha sido elegido en un congreso. Fue subsecretario de Estado, nombrado por el Consejo de Ministros a sugerencia de José Manuel Soria y delegado del Gobierno en Canarias, designado por un Consejo de Ministros. Igual que llegas te puedes ir. Si te elige un congreso, está claro que solo te puede tumbar otro congreso. A mí me sorprendió esa reacción, porque accedes a un puesto político de confianza a sabiendas de que es temporal”.

-Quizá quería ocupar el lugar de Soria…
“Es que estatutariamente era imposible, salvo que el partido considerara que había que montar una gestora. Pero aquí no había un conflicto. Asier Antona venía ejerciendo las funciones de secretario general y asumió las riendas del partido hasta el congreso. Es el camino natural. No se ha impuesto nada ni a nadie. Lo imprevisible fue la dimisión de Soria. Aun así, los estatutos contemplan el procedimiento para estas circunstancias”.

-En el PSOE dimite el secretario general y se crea una gestora…
“Aquí no”.

-Reclamaba una proporcionalidad en el reparto de responsabilidades en el partido conforme al peso de cada isla…
“He oído cosas que no logro entender: ‘El presidente tiene que ser de la isla con mayor representación del partido’. ¿Y las personas qué? Que eso le ocurra a Coalición Canaria, que tiene insularizada su organización, vale. Nosotros colocamos a las personas por encima de su lugar de nacimiento o  de procedencia”.

 -Le achacan que sea de La Palma, como si fuera un defecto…
“¡Ah, sí! Entonces, si fuera de El Hierro, ni te cuento. Y los de La Gomera que se pudran. ¿Y si sale un Einstein? ¿Como es de una isla periférica lo discriminamos y no lo promocionamos? Absurdo”.

-Ideológicamente, ¿el Partido Popular dónde está?
“En el espacio electoral, no noto que nos hayamos ido al centro porque estábamos a la derecha. Nosotros nos definimos como un partido de centro reformista al servicio de los intereses generales de España y de cada uno de sus territorios. En el PP conviven muchas sensibilidades: desde conservadores a liberales, como yo”.

-Y socialdemócratas, como el ministro Cristóbal Montoro…
[Ríe] “Probablemente”.

-Al no haber un referente a la derecha y surgir Ciudadanos, la identificación se distorsiona…
“Aunque cubrimos un espectro  muy amplio, las políticas del PP han sido en su mayoría liberales, muy centradas. Cuando desapareció la UCD, Alianza Popular se refundó en el PP y ocupó el espacio de la Unión de Centro Democrático, de Adolfo Suárez”.

-La UCD fue el embrión de lo que hoy es Coalición Canaria…
“Lo que se transformó en Coalición Canaria [ATI, AIC…] era la UCD que estaba aquí en la época de Adolfo Suárez. En vez de irse con el CDS o el PSOE, crearon una corriente regionalista que empezó siendo insularista. Yo no la llamaría nacionalista”.

 

“Los atascos en la TF-5 son tan brutales que, un día, un hombre se bajó del coche y me pidió que lo llevara al aeropuerto en la moto”

Pedro Suárez es un adelantado. Mientras otras personas se recuperan del atracón de mazapanes y guardan los disfraces de navidades para exhibirse en los carnavales, este penitente de la Cofradía de la Sangre ya se imagina en la procesión del Señor de la Cañita de Semana Santa. Chicharrero de nacimiento, él se siente tan lagunero como la catedral. Está casado y tiene dos hijos. Diplomado en Ciencias Empresariales, desarrolla su actividad laboral en la Mutua de Accidentes de Canarias (MAC). Entre sus aficiones, le apasiona contar chistes y disfruta de las caminatas. Aunque posee el carné de conducir camiones -lo sacó en el servicio militar-, lo suyo es la moto (de dos ruedas, no de peluquería). Esa comodidad le permite amortiguar los sufrimientos en la TF-5. “Si no, me hubiera muerto de desesperación. La autopista se ha convertido, tanto para entrar a Santa Cruz como para salir, en un verdadero calvario. El otro día, en las inmediaciones del hospital, iba sorteando coches y en eso que un hombre mi pidió que lo llevara al aeropuerto, porque así no llegaba a tiempo de coger la conexión de Madrid con Bruselas. Me dio tanta pena que le hice el favor. Luego quiso compensarme con 50 euros”. No le aceptó el dinero.

Guardar

Guardar

Guardar

Publicado el por DNM en Entrevistas ¿Qué opinas?

El autor

DNM

Domingo Negrín Moreno es licenciado en Geografía e Historia y Periodismo por la Universidad de La Laguna. Durante una larga temporada coordinó Nacional/Internacional en 'La Gaceta de Canarias', periódico en el que se ocupó posteriormente de las jefaturas de Sociedad/Cultura y Canarias. En enero de 2006 se incorporó a 'Diario de Avisos', donde también desempeña su faceta humorística. Antes, ejerció de redactor en Radio Club Tenerife (cadena SER) y participó en la fundación de Radio 21, Sociedad Anónima Laboral. Tres años después de haber sido premiado por RNE en un concurso de guiones se convirtió en uno de los diez jóvenes españoles al encuentro de Europa seleccionados por la cadena pública. Coautor de viñetas de actualidad, ha escrito un libro -'Quijotadas' (Turquesa)- que repasa situaciones asombrosas y divertidas.

Añadir un comentario