Política y lírica

Francisco de Quevedo, María Jesús Montero y Pedro Quevedo. / El guiño

Las cualidades políticas de Pedro Quevedo son equiparables a la lírica del insigne escritor del Siglo de Oro. Lo que el diputado de Nueva Canarias en el Congreso le ha dedicado a la ministra de Hacienda en la sesión de control sería una poesía amorosa si fuera sarcasmo. En la tómbola de la financiación autonómica, Montero ofrece 5.500 millones de euros en adelantos para sortear la crisis. Poderoso caballero es don Dinero.

Pedro Quevedo, diputado de Nueva Canarias en el Congreso. / El guiño

-¿Cómo se lleva  eso de asistir a las sesiones del Congreso en tiempos del coronavirus?
“Es complicado. Solo hay un vuelo de ida a las once y media de la mañana y, el de vuelta, a las nueve menos diez del día siguiente. Tres días en Madrid para hablar un rato. Pero es mi obligación. Y ¡ya está!”.

-¿Con qué sensación?
“¡Desagradable! En Madrid, sobre todo, hay una tensión tremenda. Se percibe. Allí ha muerto mucha gente…”.

-La actividad del Parlamento de Canarias funciona por métodos telemáticos, en la Diputación Permanente…
“Sí, bueno… Nosotros, en el Congreso, practicamos el teletrabajo. Lo que pasa es que llega un momento en el que no puedo intervenir por videoconferencia. Tengo que ir a Madrid; porque, si no habla uno, ¿quién te escucha? Además, en la última sesión de control al Gobierno había una pregunta mía a la ministra de Hacienda. Eso no se puede hacer por videoconferencia”.

-Parece ser que la respuesta de María Jesús Montero a Nueva Canarias no fue satisfactoria…
“Fue muy insatisfactoria. De hecho, se lo dije después: ‘No me ha gustado nada su respuesta’.  Hay una resistencia extraordinaria a entender que las comunidades autónomas y las corporaciones locales son tan Estado como el Gobierno de España, en sus respectivos planos institucionales. Desgraciadamente, este es el debate que tuvimos con el Partido Popular a la hora de afrontar la gran recesión: el colchón, para la Administración General del Estado, y las restricciones, para las comunidades autónomas y las corporaciones locales. Las consecuencias de eso ya las conocemos todos. Ahora volvemos a lo mismo. Las comunidades autónomas tienen sus competencias y las corporaciones locales, también. En el caso de Canarias, no solo las corporaciones locales (ayuntamientos y cabildos) han cumplido como nadie, con más de 4.000 millones de euros en los bancos, sino que la comunidad autónoma es la menos endeudada de las del régimen común”.

-¿Y entonces?
“Pues, se debe reconocer esta situación para atender los gravísimos problemas que carga esta sociedad para salir de esto”.

-Un plan de recuperación sin dinero es como pretender edificar sin material de obra…
“¡Claro! Necesitamos recursos. Aquí nadie está pidiendo favores. Es fundamental que el relajamiento de las reglas fiscales de la Unión Europea, insuficiente, se traslade desde el Gobierno de España al resto de las instituciones, cada una con sus competencias. Por cierto, las de las comunidades autónomas en concreto están estrechamente relacionadas con los grandes servicios públicos. Y los ayuntamientos están lidiando con la enorme cantidad de problemas sociales que ha generado este drama. Así que no es razonable eludir la financiación. Insisto: aquí tiene que producirse una respuesta distinta a la que se adoptó ante la crisis de 2008. La ministra Montero ha ido en la dirección contraria. Esto lo van a tener que resolver, ¡eh!”.

-¿En qué posición se encuentra el Ejecutivo canario?
“Yo no debo entrar en ese terreno, no me corresponde. Mi impresión es que el presidente del Gobierno está trasladando lo que se está decidiendo en Canarias. Por lo tanto, el trabajo colectivo funciona razonablemente”.

-Son cuatro partidos y, lógicamente, habrá sus matices…
“¡Naturalmente! Hay una respuesta homogénea, que es lo que se precisa. No estamos para entrar en regates cortos. Sin una actuación colectiva, no sería un pacto de gobierno”.

-¿En qué se ha traducido la carta que el vicepresidente autonómico y consejero de Hacienda envió hace poco a la ministra?
“Hace dos semanas. Se lo recordé a la ministra. No ha contestado. Se explica la situación de Canarias, por qué motivos estamos preocupados. Primero, los ingresos del REF han caído en torno al 55% y las necesidades se han incrementado. Eso, más el bajísimo endeudamiento de la comunidad autónoma, el superávit de las instituciones canarias por hacerlo bien y que esta tierra va a tener problemas que no van a afectar por igual al resto.  El turismo representa el 40% del empleo y el 35% del PIB. Esto no pasa en ningún otro lugar. Si lo asociamos a una buena respuesta a la pandemia, es conveniente entender que hay que tratar la situación de cada comunidad con datos objetivos y sin privilegios de ninguna naturaleza. Para que eso ocurra, lo apropiado es reunir al Consejo de Política Fiscal y Financiera [en consonancia con lo solicitado por Román Rodríguez]. Espero que se corrija”.

-Tendió la mano para anunciar que la iba a abrir…
“No, no… Fue insuficiente. Se trata de disponer de los recursos adecuados para afrontar con garantías las demandas sociales. Y en Canarias esto es posible, porque ha cumplido todos los objetivos de déficit y de deuda de forma sobrada. Ahora toca que ese esfuerzo sea recompensado, porque lo necesita esta sociedad. No por capricho. Es inaceptable que la ministra se exprese con evasivas y circunloquios”.

-¿El esquema de desescalada que ha presentado Pedro Sánchez es el idóneo?
“Yo creo que ese plan representa una modificación respecto a lo expuesto en una rueda de prensa previa, en la que hubo un tratamiento que hemos criticado con dureza. En una situación como esta, nadie puede acertar en todo. Al menos, se observa un elemento de respeto a las islas en general y la misma filosofía, lógica, del plan canario. Tampoco está mal definir etapas e indicadores. Eso habrá que adaptarlo a la realidad canaria. No hay por qué fijar idénticos tiempos que en comunidades con un impacto mayor de la pandemia. Y nuestras singularidades han de estar reconocidas. Como Pedro Sánchez asumió que la respuesta fuera asimétrica, vamos a considerar que acepta implícitamente nuestra demanda de tratar de forma diferente a quienes están en una situación singular”.

-Con tantas rectificaciones, habrá que ser adivino…
“Yo admito que el trabajo este no es nada sencillo, pero la mejor manera de equivocarse poco es escuchar. Por ejemplo, para acertar con Canarias, hay que prestar atención al asesoramiento absolutamente riguroso del comité de expertos”.

-¿Nueva Canarias apoyará la  prórroga del estado de alarma?
“Al margen de las críticas que podamos hacer, que son unas cuentas, opino que cualquier cosa que no sea prorrogar el estado de alarma es una irresponsabilidad monumental. Estoy oyendo discursos que son para echarse a temblar. Creo que es evidente, desde el punto de vista de la salud pública entendida como una ciencia y con los criterios científicos en la mano, que no existe otra forma de luchar contra esta pandemia que a través de los estados de alarma. Sin entrar a analizar los contenidos, entiendo que no hay alternativa a esa fórmula constitucional: impecable e indiscutible. Sin embargo, seremos cada vez más enérgicos en nuestras reivindicaciones sobre las necesidades de esta tierra y reclamaremos que se imponga el consenso. Adelantarse en la toma de decisiones y luego comunicarlas en ruedas de prensa no es el mejor procedimiento”.

-Los nuevos pactos de la Moncloa se han quedado en una comisión parlamentaria…
“Es que este Gobierno ha nacido, ¡en fin!, con una mayoría muy justita y distintas aspiraciones. Es importante que se acepte que el comportamiento debe alejarse del ordeno y mando y acercarse al pacto”.

-¿Se ha recibido alguna invitación al respecto?
“Sí. Lo que está garantizado es que en la Comisión de Reconstrucción estarán representados los partidos políticos que sustentan a los grupos parlamentarios. No estoy seguro de que todo el mundo vaya con las mismas intenciones. Aviso de que quien quiera abrir una investigación se la está cargando antes de empezar”.

Publicado el por DNM en Entrevistas ¿Qué opinas?

El autor

DNM

Domingo Negrín Moreno es licenciado en Geografía e Historia y Periodismo por la Universidad de La Laguna. Durante una larga temporada coordinó Nacional/Internacional en 'La Gaceta de Canarias', periódico en el que se ocupó posteriormente de las jefaturas de Sociedad/Cultura y Canarias. En enero de 2006 se incorporó a 'Diario de Avisos', donde también desempeña su faceta humorística. Antes, ejerció de redactor en Radio Club Tenerife (cadena SER) y participó en la fundación de Radio 21, Sociedad Anónima Laboral. Tres años después de haber sido premiado por RNE en un concurso de guiones se convirtió en uno de los diez jóvenes españoles al encuentro de Europa seleccionados por la cadena pública. Coautor de viñetas de actualidad, ha escrito un libro -'Quijotadas' (Turquesa)- que repasa situaciones asombrosas y divertidas.

Añadir un comentario