“No me pongo firme cuando tocan el pito”

Flora Marrero Ramos, diputada de CC en el Parlamento de Canarias


Flora Marrero RamosEl despacho de Flora en la sede de Coalición Canaria en Tenerife es un bosque animado. Las hojas van a su aire, aunque no vuelan. Los papeles están a resguardo en casetas de imaginación. Las apariencias conducen al despiste. Todo permanece en orden. Entre pitos y flautas, firma pero no se pone firme.

-¿De quién se puede fiar uno en política?

“De cualquier persona que esté ejerciendo su trabajo con responsabilidad”.

-¿Y eso abunda mucho?

“Por los casos que conozco, sí. En todos los partidos… Y me he topado con personas que no son conscientes del puesto que ocupan y que son irresponsables”.

-¿Qué fue de ATI?

“Hace años que sus órganos se disolvieron en Coalición Canaria. Ahora funcionamos como un proyecto nacionalista, no insularista”.

-¿La gerente de CC en Tenerife cómo ve [suena como B] las cuentas?

“No las veo yo. Anualmente las presentamos al Tribunal de Cuentas y hasta el día de hoy, déjame tocar madera, nunca hemos tenido problemas serios, aparte de algún reparo que subsanamos sobre la marcha”.

-¿El Gobierno de Canarias está rindiendo cuentas?

“Sí, ese fue uno de los mandatos de Fernando Clavijo, en Tenerife, una de las peticiones que se hacían en el congreso insular. Lo mismo pasó en el nacional. Tanto por parte del Gobierno de Canarias como del Cabildo, aquí explican lo que van a ser los presupuestos y otras cuestiones. Y hacemos aportaciones”.

-¿Se enmiendan muchas de las acciones del Ejecutivo?

“Más de lo que la gente piensa. Como grupo parlamentario que apoya al Gobierno, trabajamos con varios documentos base: a nivel interno (las ponencias de los congresos), el programa electoral y el pacto con el PSOE. Semanalmente formulamos numerosas propuestas. No estoy de acuerdo con todo. Tengo muchas diferencias en determinados aspectos. Lo que no hago es pregonarlo a los medios de comunicación. Llamo al consejero de turno, a mi presidente del grupo, José Miguel Ruano, o al portavoz, Barragán, y les digo aquellas cosas de las que discrepo. Igual que con Fernando. Me parece que la lealtad debe estar por encima de un titular”.

-Hay un runrún en Coalición Canaria y en el PSOE sobre el pacto…

“Nosotros somos un partido dinámico, no una secta. No todos pensamos lo mismo ni nos ponemos firmes cuando tocan el pito. Somos un partido activo, con corrientes de opinión… Y eso nos enriquece. Esa es la grandeza de Coalición Canaria, la confluencia de diferentes puntos de vista y posicionamientos. En esta mesa hay muchas discusiones, pero cuando salimos de aquí somos una voz única”.

-¡Ay!, la alianza entre CC y el PSOE… ¿Qué pasa, que ese anillo no se queda fijo ahí, en el dedo?

“Hombre, creo que Coalición Canaria y el PSOE son una pareja de hecho. No somos un matrimonio para toda la vida, para eso está el divorcio”.

-Ahora también se pueden casar ante notario…

“Exactamente. Nosotros somos una pareja de hecho que en estos momentos estamos bien avenidos”.

-¿Cuánto va a durar?

“Pues,  por lo menos hasta 2015. Ese es el compromiso”.

-¿Son contagiosos los bostezos en el Parlamento?

[Leve sonrisa de inquietud] “Es uno de los asuntos que más me preocupan. Hace unos días estuve en un instituto junto a un compañero del partido dando una charla sobre el trabajo que hacíamos en el Parlamento. Ellos lo habían visitado previamente y yo les expliqué por qué usaba las nuevas tecnologías y que cuando nos veían con la tableta o el móvil estamos trabajando. Una me dejó callada. Me dijo: ‘Sí, no lo pongo en duda, pero cuando yo fui había un diputado que hacía una actividad lúdica’. A mí eso me sonroja [su rostro dibuja una serena expresión de enfado] y yo siempre digo que cuando estamos en comisión o en pleno, que es verdad que son sesiones maratonianas, estamos trabajando. Estamos trabajando, estamos en el punto de mira y tenemos que dar ejemplo”.

 -¿Se está limitando el papel de la prensa en la comunicación institucional?

“Es que yo creo que la prensa está en un pleno proceso de transformación. Da igual que una consejería convoque una rueda de prensa con cantos al sol, que mande notas diariamente… Al final, la ciudadanía está pendiente de las redes sociales y accede permanentemente a una información inmediata. Cada vez más, este cambio en la manera de comunicarnos hace que se refuerce la fiscalización de la labor de gobierno. Quien no quiera verlo está perdido”.

-Eso de las redes sociales está muy bien… Pero ¿a veces no se pesca chatarra y botas viejas?

“Ayer leí un artículo que decía que, aunque hay mucha información, no se está profundizando. Y daba un ejemplo: hay tanta información [enfatiza] que es como cuando te ponen tanta comida que no te la comes toda. Lo que haces es picotear”.

Publicado el por DNM en Entrevistas, Vídeos ¿Qué opinas?

El autor

DNM

Domingo Negrín Moreno es licenciado en Geografía e Historia y Periodismo por la Universidad de La Laguna. Durante una larga temporada coordinó Nacional/Internacional en 'La Gaceta de Canarias', periódico en el que se ocupó posteriormente de las jefaturas de Sociedad/Cultura y Canarias. En enero de 2006 se incorporó a 'Diario de Avisos', donde también desempeña su faceta humorística. Antes, ejerció de redactor en Radio Club Tenerife (cadena SER) y participó en la fundación de Radio 21, Sociedad Anónima Laboral. Tres años después de haber sido premiado por RNE en un concurso de guiones se convirtió en uno de los diez jóvenes españoles al encuentro de Europa seleccionados por la cadena pública. Coautor de viñetas de actualidad, ha escrito un libro -'Quijotadas' (Turquesa)- que repasa situaciones asombrosas y divertidas.

Añadir un comentario