“Por ahora no se me ha hundido ningún barco”

David Herrera Prendes, artesano náutico


David Herrera Prendes, artesano náutico
Yo también soy artesano, pero de eso no hablo. Es temprano. Como un hidalgo de los de lanza en astillero, me desvío de la ruta del Quijote y, adentrándome en Valle de Guerra, recalo en una carpintería de ribera. Mi espíritu cervantino se topa de frente con el ingenioso David en un taller de barcos.

-¿Desde cuándo te dedicas a este oficio?
“Bueno, desde que nací”.

-¿Qué fue lo primero que hiciste?
“Aprender. Me enseñó mi abuelo. Ya con catorce años empecé a hacer barcos”.

-El barco es tu buque insignia, ¿no?

“Artesanalmente solo hago barcos. Hasta de quince metros”.

-¿Cuánto mide este?

“Ese mide un metro”.

-¿De quince metros sería como aquel de allí, del fondo?

“No, ese es un barco de cuatro metros. Quince sería del tamaño del salón”.

-¿Estos dos de aquí no navegan?

“En principio, no [forma olas con la cabeza, como si surcara los mares]. Son para exposición o decoración. Como estos he construido cinco”.

-¿Qué material utilizas?

“Madera del monte. Tengo un permiso del Cabildo para coger madera de Las Mercedes, de lo que es el Parque Rural de Anaga. De ahí saco la materia prima”.

-¿Con qué herramientas trabajas?

“Artesanales, a no ser que alguna vez haga falta alguna sierra caladora. Por lo menos, para estos pequeños”.

-Esos no caben en una estantería…

[Ríe] “Se caerían. Aquí se han construido más de mil barcos grandes”.

-No debe de haber muchos astilleros en Canarias…

“Yo no conozco ninguno”.

-¿Cuál es su utilidad?

“El de madera se usa sobre todo en la costa para la pesca profesional. También los hay de fibra…”.

-¿Cuánto tardas en terminar uno?

“Dos meses de trabajo, lo mismo el pequeño que uno grande. Lo único que varía es el tamaño”.

-¿Por dónde comienzas habitualmente?

“Por los planos, con las medidas y eso. Se sacan los cálculos en relación a las embarcaciones grandes, a escala, y se hace la quilla, con la roda de proa y de popa. Trazo lo que es la división de las cuadernas para el armazón…”.

David Herrera Prendes, artesano náutico
-¿No se te ha hundido ningún barco?
“No, por ahora nadie se ha quejado”.

-¿Cuál es el destino al que más lejos te has trasladado?

“Yo no he navegado más que en la costa de Tenerife”.

-La madera da para mucho. ¿No se te ha ocurrido ampliar tu actividad?

“Hombre, hago cosas artísticas. Si alguien quiere algo relacionado con la náutica y la madera, se le hace; siempre y cuando sea por pedido”.

-¿Qué tal se portan las instituciones?

[Sonríe] “Bien”.

-¿Apoyan esta labor?

“Sí… Por parte del Ayuntamiento, desde la Concejalía de Desarrollo Local, que lleva Mónica Martín, nos echan una mano para cualquier cosa. Y Turismo está promocionando esto fuera”.

-¿Participas en exposiciones ambulantes?

“A veces voy a la Recova, cuando tengo tiempo. Así, la gente va conociendo el tema este. Y he ido a la feria de La Laguna”.

-¿Qué recorrido tienen estas miniaturas?
“Estos dos son para la Casa de Carta [sede de la Fundación Tenerife Rural]. Me lo propusieron los técnicos de Incub-Arte [programa del Cabildo de acompañamiento al emprendimiento artesanal] con la idea de representar el barco típico canario”.

-¿Cuáles son las características?

“Son los modelos de toda la vida”.

-Yo no los distingo. ¿En qué se diferencian?

“Este es un modelo más antiguo, se dejaban estos maderos [señala] para que los pescadores los amarraran por aquí. Al otro se le ponía la hélice por aquí detrás. Son pequeños detalles que los pescadores reconocen enseguida…”.

-¿Un yate es más fácil?

“Si es de fibra, sí. De madera sería muy costoso, aunque si hay quien lo pague…”.

-¿Qué es para ti la artesanía?

“Bajo mi punto de vista, no es solo elaborar la figura. Además, la materia prima, porque hay material sintético. Y las herramientas, artesanales. Es una mezcla”.

Publicado el por DNM en Entrevistas, Vídeos ¿Qué opinas?

El autor

DNM

Domingo Negrín Moreno es licenciado en Geografía e Historia y Periodismo por la Universidad de La Laguna. Durante una larga temporada coordinó Nacional/Internacional en 'La Gaceta de Canarias', periódico en el que se ocupó posteriormente de las jefaturas de Sociedad/Cultura y Canarias. En enero de 2006 se incorporó a 'Diario de Avisos', donde también desempeña su faceta humorística. Antes, ejerció de redactor en Radio Club Tenerife (cadena SER) y participó en la fundación de Radio 21, Sociedad Anónima Laboral. Tres años después de haber sido premiado por RNE en un concurso de guiones se convirtió en uno de los diez jóvenes españoles al encuentro de Europa seleccionados por la cadena pública. Coautor de viñetas de actualidad, ha escrito un libro -'Quijotadas' (Turquesa)- que repasa situaciones asombrosas y divertidas.

Añadir un comentario