“Hemos puesto el Parlamento a pie de calle”

Carolina Darias San Sebastián, presidenta del Parlamento de Canarias. / Andrés Gutiérrez
Quiso hacer del “consenso, el entendimiento y el diálogo” la razón de ser de la presidencia del Parlamento de Canarias, que estrenó el 23 de junio de 2015. La transparencia y la cercanía son los ojos de la mirada institucional de Carolina Darias San Sebastián. En este hogar, y con las lógicas discrepancias, el Reglamento, la Constitución y el Estatuto no se usan como papel higiénico. Por mucho que algunas sesiones sean un rollo, la pulcritud es lo habitual. “Fortalecer los valores del respeto, la tolerancia, la participación y el pluralismo ayudará a enriquecer nuestra democracia”, reflexiona.

-¿Qué siente esta presidenta con lo que ha sucedido en el Parlamento de Cataluña?

“Tristeza y perplejidad, porque una institución como todo un Parlamento que representa a la ciudadanía de Cataluña, una parte importante, no la totalidad, fuera capaz de llegar hasta donde ha llegado; saltándose la Constitución y llevándose todo lo que se le pone por delante. Incluidos, desgraciadamente, los derechos de las minorías”.

-¿Cuál es la situación más bochornosa que se ha vivido en la Cámara canaria? En una comisión de cabildos se montó un buen lío…

“Es verdad que eso no fue un buen ejemplo, pero sin comparación alguna con lo que estamos hablando. Este Parlamento es sobre todo el espacio para la palabra por excelencia, donde el entendimiento tiene que ser posible. Entonces [el 12 diciembre de 2016] dije que algunos diputados y presidentes de Cabildo habían dado un espectáculo penoso cuando, en lugar de  ceñirse a un punto del orden del día se refirieron al Fondo de Desarrollo de Canarias. Estaba previsto que se tratara la memoria de La Gomera sobre los servicios transferidos en 2015, pero desviaron la atención hacia  la decisión adoptada  [con los votos del PSOE, el PP, Podemos y NC] en la ponencia de los Presupuestos  para corregir el reparto del Fdcan.  Afortunadamente, la normalidad se restituyó pronto. Hay un marco institucional de lealtad que siempre debe presidir las relaciones, en este caso, en la Comunidad Canaria. Y la colaboración es magnífica. Me viene a la memoria el primer concurso escolar de debate regional, organizado conjuntamente con el Gobierno de Canarias, a través de la Consejería de Educación, y los cabildos. Esa es la parte que funciona, que me gusta…”.

-¿Es coherente que alguien que pretende romper el ordenamiento jurídico español no renuncie, sin embargo, a su acta en las Cortes Generales?

“Es una incoherencia [de ERC y PdeCAT]. Creo que es aprovechar torticeramente las instituciones y no debe ser aceptable en democracia, como tampoco que se conculquen los derechos parlamentarios”.

-¿Cuántas naciones hay en España?

“No tengo ninguna duda: hay una nación española compuesta por comunidades autónomas con el correspondiente reconocimiento de sus singularidades históricas. No creo que lo de la nación sea algo que nos deba diferenciar. Al contrario, este país es fruto de su riqueza y su pluralidad. No se entendería sin cada uno de los territorios que lo conforman, me da igual cómo se llame. Lo que me importa es que nos sintamos viviendo bien en este país”.

-¿Canarias qué es?

“Es una Comunidad Autónoma. Y lo que nos tiene que preocupar es ciertamente cómo mejorar la calidad de vida de la gente. La política está para eso: para asegurar la vida de la gente, dar calidad a la vida de la gente. Quienes asumimos responsabilidades públicas debemos ocuparnos de abrir caminos, aportar ideas y encontrar soluciones; no crear problemas. Por supuesto que es importante la identidad territorial, pero como un elemento inclusivo, no excluyente. Yo me siento canaria, española y europea”.

-¿Se puede tener una visión no nacionalista del concepto de nación?

“En nuestro congreso federal [del PSOE], que refrendó una indiscutible victoria de Pedro Sánchez, se han definido los caminos. Siempre hay espacio para la política, pero ahora más que nunca es el espacio de la política. Con esto quiero decir que no podemos saltarnos la legalidad vigente, es inadmisible. El Estado de derecho constituye uno de los principios de lo que vertebra la convivencia en España. Y esa es la senda por la que intenta ir nuestro secretario general”.

-¿En qué se distingue el Estado de las autonomías del modelo federal?

“Federar significa integrar más, reconocer más competencias. Cuando aquí se diseñó la distribución territorial, el Título VIII de la Constitución estaba sin definir, porque veníamos de una dictadura y llegar a ese espíritu del 78 que permitió lo que parecía imposible dejó que algunas cosas no se concluyeran del todo. Una de ellas fue el modelo territorial. Fue resultado del pacto de Enterría [una comisión de expertos dirigida por el jurista Eduardo García], por el que se articuló el denominado Estado de las autonomías. Por lo tanto, bienvenido sea todo lo que ayude a mejorar, integrar, delimitar las competencias para evitar duplicidades y establecer un auténtico espíritu de lealtad institucional”.

-¿Es prudente reformar la Constitución en caliente?

“Me da que existe más consenso de lo que aparenta. Las constituciones no nacen para vivir eternamente. No solamente cualquier constitucionalista lo sabe, sino porque la vida no es para siempre. Los textos constitucionales recogen un momento concreto y en España ha sido un triunfo democrático. La Constitución necesita cambios y actualizaciones, igual que el Estatuto de Autonomía. El paso del tiempo aconseja que se vayan incorporando derechos, realidades… Cuanto más consenso seamos capaces de concitar, mucho mejor.  La norma básica requiere ajustes, retoques y una adaptación con el objetivo de articular el modelo territorial español, consolidar los derechos alcanzados por la ciudadanía, blindar el Estado del bienestar y reforzar el carácter de región ultraperiférica (RUP) en la Unión Europea”.

-¿El Parlamento de Canarias ha logrado transformar la indignación en acción política?

“Estamos, en estos dos años, en una tarea inmensa especialmente para poner el Parlamento a pie de calle. Eso significa cercanía, que la ciudadanía conozca lo que hacemos. El grupo de trabajo que desarrollamos en la CALRE [conferencia de asambleas regionales europeas], sobre movimientos migratorios, nos ha permitido tener durante estos siete meses un encuentro permanente con los sectores sociales. Meternos en la piel de los demás supone dar respuestas a las demandas”.

-Han transcurrido dos años y quedan otros tantos…

“¡En el medio! Si hacemos balance y miramos  hacia atrás, vemos un Parlamento que creo, modestamente, que es más visible, con una intensísima actividad. Como son más grupos [de 4 a 6], el número de iniciativas se ha disparado exponencialmente. Hemos abierto espacios como Diálogos, que recibió al politólogo, filósofo y sociólogo Sami Naïr y al catedrático de Filosofía del Derecho y Filosofía Política en el Instituto de Derechos Humanos de la Universidad de Valencia Javier de Lucas. Nos parece oportuno contribuir a que las palabras sean portadoras de valores e ideas”.

-El de las retribuciones es el debate de nunca acabar…

“El régimen de retribuciones no se modifica desde 2012 y fue a la baja, porque era una época complicada. Lo primero que hicimos fue dar un paso adelante, potente, en lo que concierne a la transparencia. En un año, pasamos de estar en el vagón de cola al segundo lugar de los parlamentos más transparentes de este país, incluyendo el Congreso y el Senado. Somos la Cámara legislativa de España que más ha avanzado. Simplemente, hicimos que la ciudadanía supiera no solamente a qué nos dedicamos, sino cómo y lo que eso implica en el gasto público”.

-Y se ha impulsado la participación, ¿no?

“Sí. Somos conscientes de que la función representativa pretende ser cuestionada y comprendemos que hemos de reducir esa brecha de la desafección. Para ello, es fundamental el conocimiento y que la gente no se exprese únicamente cada cuatro años en las urnas, sino que lo haga de manera permanente”.

-¿Cómo se ha evolucionado?

“Gracias al plan de modernización, de transparencia y participación, el ciudadano y la ciudadana puede presentar preguntas como si fuesen orales de cualquier grupo parlamentario al Gobierno y propuestas, como enmiendas a las iniciativas que se tramitan en el Parlamento. Es un asunto novedoso, que se suma a las iniciativas legislativas populares o de los cabildos”.

-Una de las propuestas que estudia la comisión sobre el sistema electoral es la ampliación del número de escaños. Va a ser muy complicado adaptar el salón de plenos a esa circunstancia. ¡Como no coloquen ahí butacas de avión!

“Habrá que esperar a que la comisión de estudio concluya sus trabajos. En su momento acordamos no fijar una fecha de finalización. Bueno, esa es una hipótesis. Habría que buscar espacio. Ya veríamos las soluciones. Lo pensaremos”.

-¿Las regiones son pilares de los valores de la Unión Europea?

“Somos una parte esencial. Precisamente, el espíritu de la construcción europea habita en esta casa. El 9 de mayo conmemoramos los 60 años del inicio del proceso de integración con una declaración institucional y bautizando el salón de actos con el nombre de Sala Europa”.

-Dentro de poco, en octubre, se presentará el programa canario del grupo de Movimientos Migratorios y Derechos Humanos. ¿Qué tal?

“Ha sido una experiencia muy interesante, apasionante. Se ha fortalecido el papel del Parlamento de Canarias, con una presencia constante y propuestas concretas. Ello nos ha permitido marcar posiciones. Hemos celebrado veinte años de la CALRE, un periodo en el que las regiones hemos ayudado a construir Europa. Ahora está en una fase de replanteamiento de su futuro, hasta tal punto de que uno de los cinco escenarios que plantea el Libro Blanco es el proyecto de salvar Europa. En ese documento echo en falta un mayor protagonismo de las regiones. Con respecto a nuestro grupo de trabajo, el 18 y 19 de octubre presentaremos aquí el informe. Hemos querido que las organizaciones que están en permanente contacto con los movimientos migratorios, con las personas refugiadas y los expertos fueran la guía de las buenas prácticas. No podemos perder la perspectiva de que en Europa empezó a preocupar el fenómeno, políticamente hablando, cuando comenzaron a llegar de manera masiva a las costas del Mediterráneo. Por lo tanto, Europa siempre ha sido la quimera, el espacio de las ideas, de los valores, y necesita reinventarse”.

-Ante las amenazas a la convivencia y el modo de vida, la seguridad y la libertad a veces polemizan entre sí…

“Todos hemos visto los últimos acontecimientos, cómo el terrorismo golpea brutalmente lo que es nuestro modo de vida. No solamente en Europa. Se producen atentados salvajes en otras zonas del mundo. Lo que pasa es que tendríamos que ser bastante cuidadosos de no cruzar las líneas rojas. La seguridad es importante, naturalmente. Pero también, proporcionar respuestas a las demandas de aquellas personas que salen huyendo de su país por una guerra y porque tienen una protección que les otorga la Convención de Ginebra de 1951. Ya aprendimos en Canarias que si no actuamos en el origen estamos parcheando. La cooperación es una herramienta imprescindible para mejorar la vida de las personas allí donde están”.

-El PSOE de Canarias celebra este fin de semana su décimo tercer congreso en un ambiente de “renovación, ilusión, entusiasmo”… ¿Y nerviosismo?

“[Sonrisa reflexiva] La militancia se ha expresado [el 23 de julio] y el congreso es una fiesta de la democracia. Ha salido elegido el compañero Ángel Víctor [Torres] y lo que toca es arrimar el hombro en torno a un proyecto, al secretario general y a la ejecutiva que liderará. Las expectativas son buenas, con un gran recorrido por delante”.

El argumento inicial y final en la política: “Decencia y ética”
Carolina Darias invoca “la visión y ambición sana, sincera y honesta en las decisiones que se adopten a favor de Canarias y de su gente”.  Como afirmó en su discurso de aceptación del cargo y agradecimiento de la confianza otorgada, la jefa del Legislativo considera que el argumento “inicial y final” en la vida pública es la honestidad. “La limpieza es incompatible con la falta de ejemplaridad. Seamos implacables con quienes no lo sean y reivindiquemos una actividad guiada por la decencia y la ética”. Licenciada en Derecho por la Universidad de La Laguna, es funcionaria con una larga carrera política: concejal de Las Palmas de Gran Canaria (1999-2004), subdelegada del Gobierno en la provincia oriental (2004-2007), diputada autonómica por el PSOE (2007-2008), delegada del Gobierno (2008-2011) y portavoz socialista en el Cabildo de Gran Canaria (2011-2015). Por unos metros no fue cabeza de cartel regional en las elecciones del 24 de mayo de 2015. Eso sí, la Mesa de la Cámara le procura una perspectiva multidimensional.

Guardar

Guardar

Publicado el por DNM en Entrevistas ¿Qué opinas?

El autor

DNM

Domingo Negrín Moreno es licenciado en Geografía e Historia y Periodismo por la Universidad de La Laguna. Durante una larga temporada coordinó Nacional/Internacional en 'La Gaceta de Canarias', periódico en el que se ocupó posteriormente de las jefaturas de Sociedad/Cultura y Canarias. En enero de 2006 se incorporó a 'Diario de Avisos', donde también desempeña su faceta humorística. Antes, ejerció de redactor en Radio Club Tenerife (cadena SER) y participó en la fundación de Radio 21, Sociedad Anónima Laboral. Tres años después de haber sido premiado por RNE en un concurso de guiones se convirtió en uno de los diez jóvenes españoles al encuentro de Europa seleccionados por la cadena pública. Coautor de viñetas de actualidad, ha escrito un libro -'Quijotadas' (Turquesa)- que repasa situaciones asombrosas y divertidas.

Añadir un comentario