“Soy muy cafetero y bastante pastillero”

Román Rodríguez, presidente de Nueva Canarias


Román Rodríguez, presidente de Nueva Canarias. / El guiño

Médico de urgencias en la política canaria, Román Rodríguez está curado en salud. El expresidente del Gobierno autonómico receta paciencia para no sucumbir a la depresión del olvido. En la distensión de la conversación, comparte conmigo confidencias que valen su peso en oro. A lo mejor las revelo cuando escriba mis memorias, si es que me acuerdo.

-Román, ¿eres prudente o dices la verdad?
[Risas] “Yo aprendí con el tiempo que con la verdad por delante no te equivocas nunca. Cuando tratas de ocultar la realidad, alguien lo termina descubriendo. De manera que lo prudente es decir la verdad”.

-¿Paulino Rivero está probando su propia medicina?
“Vamos a ver, cada momento histórico se explica en su contexto. Nosotros tuvimos [en CC] una quiebra de confianza interna. Había dos visiones de cómo actuar sobre los problemas de Canarias, dos sensibilidades y dos estilos también. Y eso se expresó en una crisis partidista, nunca institucional”.

-¿Lo de ahora es una recaída?
“Digamos que se pone en evidencia que lo que quedó en Coalición Canaria, lo que les une, no es un proyecto común de transformación y de avance en esta sociedad, sino el poder. Son diferencias de matices”.

-¿El agua de esa botella es con gas o qué?
“Siempre tomo agua sin gas, porque es más sana”.

-¿Y el petróleo?
“El petróleo ha sido un pesado líquido que ha generado una gran controversia en la sociedad canaria, con cosas positivas y negativas. Lo negativo ha sido la personalización del conflicto entre el ministro Soria y el presidente Rivero. Estoy convencido de que la confrontación institucional ha dañado a Canarias. Pero hay algo muy positivo: la conciencia medioambientalista se puso de nuevo en evidencia y la ciudadanía ha reclamado más participación, más democracia, y el derecho a ser consultada”.

-¿Qué hay que estudiar para ser político?
“Bueno, lo que hay que tener es una razonable formación y fundamentalmente convicciones, ideología, principios, valores… A partir de ahí, propuestas y respuestas”.

-¡Qué bien se lo pasan!
[Ríe] “A pesar de que tengo un aspecto así como distante, soy persona afable y ando siempre de broma. En general, cuando no se está en el ámbito estricto del trabajo, existe una razonable dosis de compañerismo y humor. Yo, al menos, procuro relajar el ambiente; aunque luego, cuando subo a la tribuna, sin faltar al respeto, no perdono una, en el buen sentido”.

-¿Acuden a ti desde otros partidos para pedir consejo?
“Sí, pero no lo puedo contar. Llevo casi veinte años en la política institucional, con responsabilidades importantes: he sido diputado aquí, en las Cortes Generales, presidente del Gobierno, vicepresidente del Cabildo de Gran Canaria, he tenido etapas de dirección de la sanidad y un estatus de relaciones con los demás respetuoso. Y entiendo que hay un cierto reconocimiento al trabajo realizado y a la experiencia acumulada. Hay personas de alto nivel de otros partidos que me consultan asuntos de los suyos. Y, honestamente, les digo lo que pienso”.

-[Isabel, empleada del grupo mixto, le trae un café de la calle] ¡El cafelito que no falte!
“Soy muy cafetero, de diez, quince, veinte cafés al día, que no es algo recomendable. Me he acostumbrado. No fumo desde hace quince años, tomo alcohol cuando toca en los ámbitos familiares y siempre los fines de semana. Lo que no me he podido quitar es esto y alguna pastilla. Tengo a veces problemas de dolor de cabeza, no con mucha frecuencia, y soy bastante pastillero. Los medicamentos son muy eficaces si se administran con información y eficacia”.

-¿El efecto placebo funciona en la política?
“Sin duda. La gente se puede tranquilizar con nada, eso es verdad. Eso es perfectamente posible, claro que sí. Y el autoengaño también [risas]”.

Publicado el por DNM en Entrevistas, Vídeos ¿Qué opinas?

El autor

DNM

Domingo Negrín Moreno es licenciado en Geografía e Historia y Periodismo por la Universidad de La Laguna. Durante una larga temporada coordinó Nacional/Internacional en 'La Gaceta de Canarias', periódico en el que se ocupó posteriormente de las jefaturas de Sociedad/Cultura y Canarias. En enero de 2006 se incorporó a 'Diario de Avisos', donde también desempeña su faceta humorística. Antes, ejerció de redactor en Radio Club Tenerife (cadena SER) y participó en la fundación de Radio 21, Sociedad Anónima Laboral. Tres años después de haber sido premiado por RNE en un concurso de guiones se convirtió en uno de los diez jóvenes españoles al encuentro de Europa seleccionados por la cadena pública. Coautor de viñetas de actualidad, ha escrito un libro -'Quijotadas' (Turquesa)- que repasa situaciones asombrosas y divertidas.

Añadir un comentario