placer

Textura esponjosa

El órgano del cuerpo humano con más terminaciones nerviosas puede permanecer en erección sobre diez minutos después del éxtasis. Anatómicamente idéntico al miembro viril excepto que carece de uretra, que solo sobresale el glande y que sirve exclusivamente al placer sexual de su poseedora, el clítoris sigue creciendo con la edad y nunca envejece. La nariz es un apéndice ideal para estimularlo por su textura esponjosa.

Publicado el por DNM en General ¿Qué opinas?

Una palabra mágica

Una palabra mágica. / El guiño

Las mujeres se masturban, pero no lo hacen exactamente como los hombres. Bajo este precepto, la Asociación Sueca para la Igualdad de la Sexualidad (RFSU) lanzó un concurso en noviembre de 2014 para elegir una palabra que definiera el autoplacer femenino. Después de un excitante debate de dos meses, klittra (una combinación de clítoris y magia) se impuso a pulla y runka entre cuarenta finalistas. Es más descriptiva que expresiones como acariciar al gato y untar un panecillo. “Históricamente, la sexualidad de las mujeres ‒y, sobre todo, la masturbación‒ ha sido un tabú”, proclamó la RFSU al comunicar la decisión en su conferencia de Västerås (al noreste de Estocolmo). “Estamos tratando de incluir en la agenda los aspectos positivos, no solo los negativos”, declaró la portavoz, Kristina Ljungros, al periódico The Local. “Queremos centrarnos en las partes buenas, la lujuria”. Las encuestadas en un divertido vídeo (Refinery29) se ríen con el exclusivo lenguaje del onanismo masculino y el limitado vocabulario de la otra versión.

Publicado el por DNM en General ¿Qué opinas?

Técnicas estratégicas

Técnicas estratégicas. / El guiño

El placer sexual femenino ha estado oculto en las sombras demasiado tiempo. Con la idea de sacarlo a la luz, la web OMGYes.com recogió los testimonios de miles de mujeres. En colaboración con la Universidad de Indiana y el instituto Kinsey, conversaron por Skype con norteamericanas de entre 18 y 95 años. Descubrieron que las técnicas no producen los mismos efectos en todas y que el goce depende del instante. La primera fase se centra en el clítoris, un órgano destinado únicamente al placer. Según Claire Kim, directora del programa, las mujeres registran cuatro veces más orgasmos con la estimulación que con la penetración. OMGYes ha confeccionado un manual de instrucciones con las experiencias de las entrevistadas:

Controlar el orgasmo: son más intensos retrocediendo en el último momento.

Insinuar: pasar de largo y solo satisfacer de vez en cuando.

Ser constante: mantener todo exactamente igual.

Sorprender: desafiar las expectativas para mejorar el placer.

Seguir el ritmo: un movimiento casi musical a tempo.

Multiplicar: superar la sensibilidad para conseguir multiorgasmos.

Acentuar: atención extra a una parte del movimiento.

Concentrarse: el placer se localiza sobre todo en la cabeza.

Respetar cada etapa: los cambios en la sensibilidad con el tiempo.

Rodear: placer indirecto a través de la piel del entorno.

Orbitar: las mil maneras de dibujar círculos alrededor del clítoris.

Señalizar: estilos de retroalimentación.

Además de los vídeos explicativos, el temario incluye simulaciones táctiles: un clítoris en el que se recrean las habilidades que llevan al orgasmo. Uno de los inconvenientes es la carencia de nombres para las diversas maneras de tocar a una mujer: “No hay palabras específicas para los tipos de técnicas detalladas que importan tanto. Hay imprecisas denominaciones clínicas y expresiones vagas de la cultura pop, como ‘usar el dedo’ y ‘frotamiento’. Esta falta de lenguaje hace más difícil explorar y encontrar fórmulas que funcionen. Imagina probar una nueva receta y que ninguno de los ingredientes o medidas tenga nombre, o pedir de un menú en el que todos los platos se llaman igual”. La complejidad se confunde con el desconocimiento: “La anatomía es tan sensible y varía tanto que unos pocos milímetros o un ligero desajuste en el ángulo, presión o ritmo marcan la diferencia entre incomodidad y placer. Y lo que más gusta cambia mucho por las circunstancias: durante el curso de la excitación desde el calentamiento hasta el preámbulo y el orgasmo, a diario y en cada etapa de la vida”. La táctica depende de la estrategia.

Publicado el por DNM en Gente ¿Qué opinas?

Recompensa

Los placeres de la masturbación no son un vicio si el organismo saca beneficio. La inyección de dopamina (neurotransmisor de la excitación) y serotonina (calmante) está vinculada a la sensación de recompensa en la mente. Si se hace mecánicamente, sin motivación, el cerebro se acostumbra a los excesos de la rutina y el inconformismo encarece el precio de la satisfacción. No perjudica la frecuencia, sino la indiferencia.

Publicado el por DNM en General ¿Qué opinas?

El cuerpo del deseo

El glande del clítoris y el del pene se comportan de la misma manera ante los estímulos sexuales, con la particularidad de que el órgano de placer femenino -no es otro su cometido- aventaja al equivalente masculino en potencialidad erótica. Las ocho mil terminaciones nerviosas (dieciocho tipos de tejidos) duplican a las del aparato -reproductor- varonil, que ha gozado de mayor notoriedad social y cultural. La revista Men’s Health le rinde honores con un repertorio de trucos con los que agraciar a ese cuerpo cavernoso que saluda desde lo alto de la vulva, donde se unen los labios, y hunde sus raíces en el punto G.

Publicado el por DNM en General ¿Qué opinas?

Paisajes sensoriales

Paisajes sensoriales. / El guiño

Al orgasmo se llega por caminos diferentes y con resultados no iguales exactamente. Para una investigación se recolectaron seis muestras de semen mediante la masturbación y otras tantas de los mismos hombres durante una relación: se comprobó que el volumen de plasma seminal, el recuento total de espermatozoides, la motilidad de los espermatozoides y el porcentaje de los morfológicamente normales fueron mayores en las muestras del coito. En las mujeres, el grado de contracción de la musculatura involucrada en el orgasmo diverge en función de si se trata de un encuentro (heterosexual) o si están vinculadas al autoplacer. “La masturbación crea un paisaje anatómico, fisiológico y sexual completamente distinto al de las relaciones sexuales de pareja”. Según un estudio del Servicio de Obstetricia y Ginecología del Hospital Álvaro Cunqueiro (Vigo), ya se realiza en el útero: “La masturbación fetal surge como un comportamiento de gratificación”. En la Revista de Educación Sexual y Terapia, David Farley Hurlbert y Karen Elizabeth Whittaker comparan parámetros entre mujeres que experimentaban orgasmos masturbatorios y las que no. Las primeras reportaban un número superior de orgasmos, más deseo sexual, autoestima y satisfacción, y requerían menos tiempo para la excitación. Un equipo del Instituto Kadave de Ciencias Médicas de la India puso en marcha el cronómetro para medir el tiempo que separa el inicio de la excitación de una mujer del orgasmo: 13 minutos y 25 segundos de promedio. Una de cada seis nunca lo consigue durante el coito, mientras que a alguna le bastan 42 segundos. “Salvo en contadas excepciones, el logrado en solitario es más intenso que el procurado en una relación sexual en pareja. En el caso de las mujeres, se alcanza en una media 4 minutos, frente a los 15 y 20 que demoran en compañía”. Paul R. Abramson (The Journal of Sex Research) relacionala frecuencia de la masturbación con varios aspectos de la personalidad y el comportamiento cotidiano.

Publicado el por DNM en General ¿Qué opinas?

Resistencia

Los orgasmos múltiples son el grial del placer femenino. Para disfrutar de la gratificación, la sexóloga Annabelle Knight sugiere que el primero no sea muy intenso: sin penetración, a través de la estimulación directa del clítoris ya sea con un vibrador o mediante la acción manual u oral. “Los periodos refractarios de las mujeres suelen ser mucho más cortos que en los hombres”, expone en The Daily Star. “A menudo, el clítoris solo necesita uno o dos minutos para recuperarse. En cambio, los masculinos duran desde varios minutos a un día, y tienden a alargarse con la edad”. Una retirada a tiempo no es una derrota: “Si te resistes al principio, el resultado final será mucho más enérgico. Tómatelo con calma e intenta retrasar el primer clímax lo máximo posible, hasta que no puedas aguantar más. Continúa con la excitación que mejor te venga y vuelve al clítoris una vez que te sientas preparada. Al retroceder antes de que suceda, enardeces la tensión sexual que recorre tu cuerpo”. Los ejercicios de Kegel solemnizan la pasión: “El músculo pubococcígeo se prolonga hasta el clítoris. Al realizarlos todos los días, lograrás una excitación mucho más potente, un canal vaginal más estrecho y orgasmos desbordantes”. La distensión acondiciona el ambiente y acomoda los cuerpos al espacio.

Publicado el por DNM en General ¿Qué opinas?

Sitios elementales

Una acalorada discusión sobre la diferencia entre vagina y vulva encendió Twitter, hasta que participó una ginecóloga. Jennifer Gunter aportó al debate una infografía y un artículo. La vagina es un túnel membranoso entre el útero y la vulva, que es lo que se ve debajo del pubis (el monte de venus, si no está depilado): los labios, el clítoris y la abertura del aparato genital femenino. La palabra vagina procede del latín: “Vaina de una espada”. Mide comúnmente ocho centímetros de largo y cuatro de diámetro. Durante la relación sexual crece hasta un 200% y con el orgasmo encoge un 30%, al contraerse bruscamente los músculos de la vulva. La vagina es prácticamente insensible. El placer proviene del tercio externo. Aunque es una cavidad, siempre está cerrada y se adapta a la estructura que la penetra.

Publicado el por DNM en General ¿Qué opinas?