Técnicas estratégicas

Técnicas estratégicas. / El guiño

El placer sexual femenino ha estado oculto en las sombras demasiado tiempo. Con la idea de sacarlo a la luz, la web OMGYes.com recogió los testimonios de miles de mujeres. En colaboración con la Universidad de Indiana y el instituto Kinsey, conversaron por Skype con norteamericanas de entre 18 y 95 años. Descubrieron que las técnicas no producen los mismos efectos en todas y que el goce depende del instante. La primera fase se centra en el clítoris, un órgano destinado únicamente al placer. Según Claire Kim, directora del programa, las mujeres registran cuatro veces más orgasmos con la estimulación que con la penetración. OMGYes ha confeccionado un manual de instrucciones con las experiencias de las entrevistadas:

Controlar el orgasmo: son más intensos retrocediendo en el último momento.

Insinuar: pasar de largo y solo satisfacer de vez en cuando.

Ser constante: mantener todo exactamente igual.

Sorprender: desafiar las expectativas para mejorar el placer.

Seguir el ritmo: un movimiento casi musical a tempo.

Multiplicar: superar la sensibilidad para conseguir multiorgasmos.

Acentuar: atención extra a una parte del movimiento.

Concentrarse: el placer se localiza sobre todo en la cabeza.

Respetar cada etapa: los cambios en la sensibilidad con el tiempo.

Rodear: placer indirecto a través de la piel del entorno.

Orbitar: las mil maneras de dibujar círculos alrededor del clítoris.

Señalizar: estilos de retroalimentación.

Además de los vídeos explicativos, el temario incluye simulaciones táctiles: un clítoris en el que se recrean las habilidades que llevan al orgasmo. Uno de los inconvenientes es la carencia de nombres para las diversas maneras de tocar a una mujer: “No hay palabras específicas para los tipos de técnicas detalladas que importan tanto. Hay imprecisas denominaciones clínicas y expresiones vagas de la cultura pop, como ‘usar el dedo’ y ‘frotamiento’. Esta falta de lenguaje hace más difícil explorar y encontrar fórmulas que funcionen. Imagina probar una nueva receta y que ninguno de los ingredientes o medidas tenga nombre, o pedir de un menú en el que todos los platos se llaman igual”. La complejidad se confunde con el desconocimiento: “La anatomía es tan sensible y varía tanto que unos pocos milímetros o un ligero desajuste en el ángulo, presión o ritmo marcan la diferencia entre incomodidad y placer. Y lo que más gusta cambia mucho por las circunstancias: durante el curso de la excitación desde el calentamiento hasta el preámbulo y el orgasmo, a diario y en cada etapa de la vida”. La táctica depende de la estrategia.

Publicado el por DNM en Gente ¿Qué opinas?

El autor

DNM

Domingo Negrín Moreno es licenciado en Geografía e Historia y Periodismo por la Universidad de La Laguna. Durante una larga temporada coordinó Nacional/Internacional en 'La Gaceta de Canarias', periódico en el que se ocupó posteriormente de las jefaturas de Sociedad/Cultura y Canarias. En enero de 2006 se incorporó a 'Diario de Avisos', donde también desempeña su faceta humorística. Antes, ejerció de redactor en Radio Club Tenerife (cadena SER) y participó en la fundación de Radio 21, Sociedad Anónima Laboral. Tres años después de haber sido premiado por RNE en un concurso de guiones se convirtió en uno de los diez jóvenes españoles al encuentro de Europa seleccionados por la cadena pública. Coautor de viñetas de actualidad, ha escrito un libro -'Quijotadas' (Turquesa)- que repasa situaciones asombrosas y divertidas.

Añadir un comentario