“Tenemos que cuidar la salud de la sanidad”

Antonio Sierra López, doctor


Antonio Sierra
Con él bien podría estar charlando lo que dura una operación a corazón abierto. El doctor Antonio Sierra me brinda su hospitalidad en el Club Oliver, del que ha sido presidente. De aperitivo, tomo una cerveza sin alcohol (ni agua oxigenada). ¡Salud! Fue decano de Medicina de La Laguna, director del SCS… Y no se cuelga medallas. Se las conceden. Son cinco condecoraciones. 

-¿Sería posible resumir su trayectoria profesional en cinco minutos?

[Sonríe] “Lo intentaré. He trabajado como microbiólogo y especialista en medicina preventiva y salud pública y en dos ocasiones he ocupado puestos de designación política. Ya durante la etapa preautonómica, con Gregorio Toledo como consejero, fui director general. Estuve tres años. Debo reconocer que tanto los partidos en el Gobierno como la oposición me trataron con mucho respeto y consideración”.

-¿Qué tal estamos de vocación política?

“Yo entré en el Servicio Canario de la Salud de la mano de José Carlos Francisco, una persona de alto nivel. Lo había conocido como presidente del consejo de administración de los hospitales del Cabildo de Tenerife. Cuando él se marchó yo seguí y luego me fui por una disconformidad que nunca he aclarado y que tiene que ver con un desencuentro con alguien con poder político, ajeno a la Consejería de Sanidad”.

-¿Qué era, un virus?

“Bueno, digamos que era una persona con amistades peligrosas. Quería que yo hiciera algo que no era conforme a mis cometidos. Me pidieron exquisitamente que accediera a sus pretensiones o que dimitiera. No acepté… Creo que él se dio cuenta mucho después”.

-Suele ocurrir, sí.

“Esas amistades empiezan siendo peligrosas para otros, pero lo acaban siendo para uno mismo”.

-¿Son suficientes las medidas paliativas o habrá que sacar la sierra para cortar por lo sano?

[Sigue la broma] “Sierra y bisturí”.

-¡Ay! A lo mejor con anestesia…

“¿Sabes por qué duele?”.

-¿Por qué?

“Porque obliga al entendimiento. Y nuestros partidos políticos, me refiero al ámbito nacional, están en un continuo desencuentro. Hay temas como la sanidad que deberían resolverse a través de pactos de Estado”.

Antonio Sierra2

-¿De qué enfermedad adolece la sanidad en España?

“Bueno, nosotros tenemos un buen sistema sanitario. La sociedad ha hecho un gran esfuerzo. Nadie discute que hemos avanzado tremendamente en ese concepto de universalidad y gratuidad, aunque haya que puntualizar”.

-¿Qué ha pasado?

“Que los años de bonanza han encubierto problemas de índole económica que se han querido resolver con dinero sin introducir las reformas adecuadas para encauzar esos fondos hacia una mejor prestación. Y, naturalmente, los recortes se notan”.

-¿La externalización es un remedio?

“Aquí hay una confusión muy grande. Es un dogma que se ha disfrazado de doctrina social, porque no es lo mismo sanidad pública que estatalización. Lo que importa verdaderamente es que cualquiera acceda en igualdad de condiciones, universal y gratuitamente, con recursos propios o mediante los conciertos. Así lo establece la vigente Ley General de Sanidad, de 1986”.

-¿Es un analgésico el dinero?

“Nos guste o no, de él dependemos para la sanidad, la educación, para las prestaciones sociales… Y no siempre somos eficientes en la gestión”.

-A veces se es eficaz pero no eficiente…

“Efectivamente. La eficacia a un alto coste es ineficiencia”.

-¿Con qué fórmula se cura el trastorno?

“¿Cómo se designan a los directivos de los hospitales públicos? [Me apunta con un dedo]. Con la externalización, se saca a concurso un equipo de gestión con experiencia”.

-¿No se sustituye el dedo por una palmadita en la espalda?

“Prefiero que los equipos de dirección salgan a concurso, y no que se ponga a gente de partido o de confianza sin experiencia profesional”.

-O al que no le tosa a quien manda…

[Ríe] “Eso es un principio”.

 -¿Los conciertos han generado desconcierto?

“No los conciertos. Fallan los instrumentos o el director de orquesta”.

-¿El copago qué?

“No soy partidario. Considero más urgente el seguimiento de las medicaciones y el cumplimiento del tratamiento por parte de los pacientes. El Estado de bienestar es lo que buscamos todos, ¿no? Pues, seamos corresponsables y cuidemos la sanidad”.

-La educación es una medicina que no debería faltar en ningún botiquín…

“Exactamente. Cuando se alcanza un nivel de desarrollo como el de este país, la salud, no tanto la enfermedad, depende más de nosotros. Es lo que llamamos estilo de vida”.

Publicado el por DNM en Entrevistas ¿Qué opinas?

El autor

DNM

Domingo Negrín Moreno es licenciado en Geografía e Historia y Periodismo por la Universidad de La Laguna. Durante una larga temporada coordinó Nacional/Internacional en 'La Gaceta de Canarias', periódico en el que se ocupó posteriormente de las jefaturas de Sociedad/Cultura y Canarias. En enero de 2006 se incorporó a 'Diario de Avisos', donde también desempeña su faceta humorística. Antes, ejerció de redactor en Radio Club Tenerife (cadena SER) y participó en la fundación de Radio 21, Sociedad Anónima Laboral. Tres años después de haber sido premiado por RNE en un concurso de guiones se convirtió en uno de los diez jóvenes españoles al encuentro de Europa seleccionados por la cadena pública. Coautor de viñetas de actualidad, ha escrito un libro -'Quijotadas' (Turquesa)- que repasa situaciones asombrosas y divertidas.

Añadir un comentario