“Todavía hacen falta los espacios propios”

Escribió Marcela Lagarde en 1996 que la cultura feminista es “la más grande creación colectiva de las mujeres”. Sobre esa base se sustenta la asociación Contramarea, que preconiza la construcción de una sociedad equilibrada, plural, solidaria y democrática desde el principio de la igualdad de oportunidades.

Sensibilización, formación, dinamización y acción política son los ejes de la integración de las mujeres en un mundo pretendidamente transversal, respetuoso y heterogéneo donde los valores cobran un interés superlativo frente a los flujos especulativos del sexismo.

Fundada en 2004, Contramarea la gestionan profesionales de diversos ámbitos que abogan por la “convivencia autónoma” y en armonía de mujeres y hombres. “Nos constituimos para trabajar en la prevención”, evoca María Ferraz Dobarro en su despacho del Centro Insular de Entidades de Voluntariado, en la calle Juan Rumeu de Santa Cruz de Tenerife. “Algunas veníamos de una larga experiencia en la militancia feminista”. En sus orígenes, predominaba el perfil relacionado con la violencia de género. Comenzaron con seis socias y ahora son alrededor de treinta. De momento hay dos grupos: en Tenerife y en La Palma. “Aún no se dan las condiciones para que los hombres se inscriban en Contramarea”, responde María en un tono jovial. “Creemos que todavía son necesarios los espacios propios, aunque luego confluyamos”. Eso no quita que ellos asistan a determinadas actividades. “Todos los cursos que hemos hecho hasta la fecha salvo dos (defensa personal y autoestima) han estado abiertos indistintamente a hombres y mujeres”.

Entre sus funciones, Contramarea se dedica a labores de asesoramiento. Pero no  presta servicios de atención directa al público. “Somos voluntarias y, afortunadamente, casi todas trabajamos, así que acudimos a la oficina cuando podemos”.

Otra característica del colectivo es que se autofinancia. No recibe subvenciones, sino que ingresa pequeñas cantidades por su participación en talleres que organizan las instituciones o ellas mismas. También se sufraga con la venta de artículos como bolígrafos y camisetas.

Trabajadora social y licenciada en Ciencias de la Información, María es orientadora de la Consejería de Educación en los colegios de Granadilla y San Miguel. Reside en Candelaria.

Publicado el por DNM en Gente ¿Qué opinas?

El autor

DNM

Domingo Negrín Moreno es licenciado en Geografía e Historia y Periodismo por la Universidad de La Laguna. Durante una larga temporada coordinó Nacional/Internacional en 'La Gaceta de Canarias', periódico en el que se ocupó posteriormente de las jefaturas de Sociedad/Cultura y Canarias. En enero de 2006 se incorporó a 'Diario de Avisos', donde también desempeña su faceta humorística. Antes, ejerció de redactor en Radio Club Tenerife (cadena SER) y participó en la fundación de Radio 21, Sociedad Anónima Laboral. Tres años después de haber sido premiado por RNE en un concurso de guiones se convirtió en uno de los diez jóvenes españoles al encuentro de Europa seleccionados por la cadena pública. Coautor de viñetas de actualidad, ha escrito un libro -'Quijotadas' (Turquesa)- que repasa situaciones asombrosas y divertidas.

Añadir un comentario