El turismo se explaya a la sombra del sol que más calienta

Inauguración del pabellón de Canarias en la Feria Internacional de Turismo (Fitur) de 2016. / El guiño

El turismo en Canarias se explaya a la sombra del sol que más calienta. En lo que al motor primordial de la economía regional respecta, ahogado por el lubricante de la autocomplacencia, la toalla seca el sudor de la ansiedad. La fiebre del brexit no es la enfermedad, sino un síntoma de la fatiga de un modelo agotado, tumbado a la bartola. En la novena legislatura autonómica, Mariate Lorenzo e Isaac Castellano han sido consejeros a tiempo compartido en la parcela de influencia de Coalición Canaria. En julio de 2017, Fernando Clavijo confió el manojo de llaves al viceconsejero de Relaciones con el Parlamento tras la renuncia de ella por cansancio o hartazgo ante tanta exposición a los elementos sin loción protectora mientras otras personas se bronceaban a su costa. La mandó de vacaciones a la oficina del Gobierno canario en Madrid con todos los gastos pagados. 

El miedo a las quemaduras movilizó a los servicios de emergencia. Castellano transmitió un mensaje de “tranquilidad” al sector, todavía inmune al virus de la turismofobia. Los “planes de contingencia van en la línea correcta para minimizar el impacto negativo” de la desconexión del Reino Unido, de donde proviene la tercera parte del turismo. Se han aclimatado medidas como la “atención sanitaria” y la “operatividad de las compañías aéreas”. Hay una más. Desde la oposición criticaron la “ocurrencia irreflexiva” del presidente de suprimir el IGIC a los británicos. Durante una comparecencia de Pedro Ortega, consejero de Economía, Román Rodríguez (Nueva Canarias) desnudó las “contradicciones” del Ejecutivo en minoría y alertó de las “repercusiones en el mercado único europeo, las singularidades fiscales, la reducción en los ingresos de la comunidad autónoma y en la competencia”. Dudó de que hubiera cobertura legal, al margen del derecho de los extracomunitarios a solicitar la devolución del impuesto indirecto de las compras en el archipiélago.

El “armonioso” paraíso de éxitos que imaginan las autoridades contrasta con el “descontrol” que atisban en la orilla de enfrente: “Se carece de una estrategia para impulsar un turismo más sostenible, con acciones para ordenar y modular el crecimiento de la oferta turística e incentivar la renovación de la planta alojativa existente, tal y como establece la legislación vigente”. Recién aterrizado en la presidencia, Clavijo se lanzó en un parapente sobre los acantilados de la prudencia política al sugerir limitar el número de visitantes y que estos dejen más recursos. “Tenemos que ser innovadores si queremos que Canarias siga siendo un referente mundial”, reflexionó en una entrevista con El País. “Se trata de un proceso en el que se deben fomentar nuevos segmentos y que permita generar riqueza al resto de los sectores productivos de la economía canaria”. En diciembre de 2018 arguyó que la situación del mercado turístico desaconsejaba “andar con experimentos” como la implantación de una ecotasa. Los vientos de cambio que soplaron en el PSOE se llevaron el compromiso pactado con CC y Ángel Víctor Torres se embarcó con Podemos y NC en esa aventura. El 16 de enero de 2019, CC, el PP y la Agrupación Socialista Gomera (ASG) rechazaron la toma en consideración de la rescatada proposición de ley de NC para cobran una propina (tributo) al día por la estancia en establecimientos turísticos alojativos, que reportaría 160 millones de euros al año. En el sexto Foro Internacional de Turismo, en Maspalomas, la Alianza de Municipios Turísticos de Sol y Playa aceptó la tasa siempre que los ingresos caigan en su plato. El presidente del Cabildo de Tenerife, Carlos Alonso (CC), recomendó arbitrar un gravamen a las empresas de alquiler de coches, que se destinaría “a los servicios públicos y a las rentas bajas”. La liebre le riscó las perras.

La actividad parlamentaria culminó con la décima reforma de la ley turística de las islas verdes de 2002, impulsada por CC, PP y ASG para “corregir agravios y evitar abandonos, que se vuelva a cultivar el suelo rústico abandonado y promover actividad económica, porque la gente se va y las tierras se abandonan”. La iniciativa buscaba seguridad jurídica y simplificación, después de que, en mayo de 2018, el Tribunal Constitucional anulara una disposición adicional que declaraba directamente de interés singular 25 actuaciones urbanísticas de La Palma, a pesar de la sentencia firme negativa del Supremo contra once del lote.

En el congelador permanece el proyecto de ley que modifica la Ley de Renovación y Modernización Turística de Canarias. El Consejo Consultivo considera   inconstitucional la regulación del alquiler vacacional en razón a una “distorsión” de competencias. El Tribunal Supremo había anulado en enero el precepto del decreto de viviendas vacacionales que prohibía a sus propietarios alquilarlas por habitaciones sueltas. A la revocación de ese artículo precedió la abolición del que vetaba este negocio en zonas turísticas. En septiembre de 2015, el pleno de la Cámara había instado, con la abstención del PP, a la paralización de la controvertida normativa.

El turismo saltó del 25% en 2010 al 34,3% del producto interior bruto (PIB) de Canarias en 2016 y emplea a cuatro de cada diez trabajadores (312.466). Los ocupados asalariados representaron en 2018 el 88,5%, en la comunidad autónoma. Son datos proporcionados por Turespaña, el organismo público de promoción, adscrito al Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, que entre el 30 de junio y el 22 de marzo de 2019 dirigió Héctor Gómez, cabeza de lista del PSOE al Congreso por la provincia de Santa Cruz de Tenerife en las elecciones del 28 de abril. La actualización del cuadro de las dolencias profesionales (una reivindicación abanderada por las camareras de piso, que están hasta el moño de los parches) esbozó la guía de buenas prácticas.

La Consejería de Turismo estrenó en febrero una campaña inspirada en la mítica serie Juego de tronos, con el lema Winter is not coming (El invierno no llega). En la lucha por el poder de los siete reinos, Adeje, Arona, Guía de Isora, Mogán y San Bartolomé de Tirajana desertaron de la Guardia de la Noche y desafiaron al señor de Invernalia.

Publicado el por DNM en Crónicas ¿Qué opinas?

El autor

DNM

Domingo Negrín Moreno es licenciado en Geografía e Historia y Periodismo por la Universidad de La Laguna. Durante una larga temporada coordinó Nacional/Internacional en 'La Gaceta de Canarias', periódico en el que se ocupó posteriormente de las jefaturas de Sociedad/Cultura y Canarias. En enero de 2006 se incorporó a 'Diario de Avisos', donde también desempeña su faceta humorística. Antes, ejerció de redactor en Radio Club Tenerife (cadena SER) y participó en la fundación de Radio 21, Sociedad Anónima Laboral. Tres años después de haber sido premiado por RNE en un concurso de guiones se convirtió en uno de los diez jóvenes españoles al encuentro de Europa seleccionados por la cadena pública. Coautor de viñetas de actualidad, ha escrito un libro -'Quijotadas' (Turquesa)- que repasa situaciones asombrosas y divertidas.

Añadir un comentario