Un móvil consolador

Nokia 3310. / El guiño

Con el Nokia 3310, lo inteligente es usarlo como juguete sexual. Su resistencia frente a los fluidos y la potente vibración hacen de este icónico móvil un instrumento de masturbación de eficacia contrastada y discreción garantizada. La actualización de la versión clásica confiere otro sentido a la comunicación personal: aspecto fresco, calidez táctil, pantalla de 2,4 pulgadas (curvada y polarizada), más fino y ligero que el original, y una batería de larga duración (un mes en modo espera). Los tonos de notificación del orgasmo se descargan automáticamente. Gemidos, jadeos, gritos y suspiros son los efectos de sonido básicos. Para disimular, el terminal envía y recibe mensajes, saca fotos o vídeos, reproduce audio en formato MP3 y lleva radio FM. Encontrar las llamadas perdidas no será un enigma: estarán en el quinto coño.

Publicado el por DNM en General ¿Qué opinas?

El autor

DNM

Domingo Negrín Moreno es licenciado en Geografía e Historia y Periodismo por la Universidad de La Laguna. Durante una larga temporada coordinó Nacional/Internacional en 'La Gaceta de Canarias', periódico en el que se ocupó posteriormente de las jefaturas de Sociedad/Cultura y Canarias. En enero de 2006 se incorporó a 'Diario de Avisos', donde también desempeña su faceta humorística. Antes, ejerció de redactor en Radio Club Tenerife (cadena SER) y participó en la fundación de Radio 21, Sociedad Anónima Laboral. Tres años después de haber sido premiado por RNE en un concurso de guiones se convirtió en uno de los diez jóvenes españoles al encuentro de Europa seleccionados por la cadena pública. Coautor de viñetas de actualidad, ha escrito un libro -'Quijotadas' (Turquesa)- que repasa situaciones asombrosas y divertidas.

Añadir un comentario