“La felicidad no se busca, se siente”

Después del escándalo de Los cien golpes, una novela autobiográfica basada en sus experiencias íntimas, Melissa Panarello se atreve con Tres (editorial Suma de letras). En una reflexión sobre la maternidad,  la joven escritora italiana desafía los límites convencionales de la vida, el sexo y el amor.  Pese a las trabas del idioma, la conversación se desarrolla con amena fluidez.
-Me has dejado sin aliento…
[Ríe] “¡Ah! Gracias”.
-¿Guardas alguna deuda con el pasado?
“No. Para nada. Estoy muy satisfecha”.
-¿Cien cepilladas antes de dormir no son una extravagancia?
“¿Tú crees?”

 

-¡Hum!
“¿Lo dices por el título?”
-En España, Los cien golpes
“Sí, lo sé. En español, lo de las cepilladas es un poco ambiguo”.
-La historia está basada en tu propia vida. ¿Qué hay en el libro de fantasía, de imaginación, de literatura?
“Es una autobiografía novelada. Desde los cuatro años escribo poesías y cuentos… En realidad, Los cien golpes es mi segundo libro”.
-¿Qué te impulsó a publicar tu diario?
“Era algo que estaba viviendo y creía que sería muy interesante escribirlo. Lo hice sin pensar en el resultado”.
-¿Ha habido consecuencias engorrosas para ti?
“Muchas, sí. He sufrido los efectos de la influencia de los prejuicios en la opinión de la gente. Por eso he intentado separar mi vida pública del personaje”.
-¿Es posible experimentar placer solo con la mente?
“Sí, sí… Claro que sí”.
-¿Qué consejos me podrías dar?
[Risas] “Debes poner de tu parte”.
-Lo intentaré. ¿Las fantasías ayudan a comprender la realidad?
“Para mí, la fantasía es realidad”.
-¿Un mundo paralelo?
“Más bien, la realidad misma. Creo que todo está en este mundo y, si tenemos ojos para verlo, podremos entenderlo. Las fantasías son diferentes a los deseos, que no siempre consigues realizar. La fantasía es como un sueño”.

-¿Has leído las Sombras de Grey?
“Solo algunas páginas”.
-¿Encuentras vivencias asimilables a las tuyas?
[Con un tono contundente] “¡Nooooo! Esa es una historia confortable, políticamente correcta. Se puede practicar sexo, pero dentro de unos límites. Yo soy más roquera, más punki…”
-Más fuerte…
“Sí”.
-¿Tienes claro el matiz entre erotismo y pornográfica?
“Hay una separación. Como dice Roman Polanski, la pornografía es un pollo entero y el erotismo solo es una pluma. El porno es fundamentalmente exhibición y en el erotismo predomina la imaginación”.
-La insinuación, la seducción…
“Exacto”.
-La revista Time nombró a Erica Leonard James como una de las cien personas más influyentes de 2012. ¿Te identificas con ella?
“No, no… Yo publiqué Los cien golpes diez años antes. No me considero una escritora de literatura erótica y tampoco aspiro a ser una mujer influyente”.
-¿En qué te has inspirado para escribir Tres?
[Ríe] “Exactamente, no lo recuerdo. Las ideas llegan principalmente por la mañana, cuando me levanto. En esta novela hablo de una nueva familia, distinta a la que la sociedad te propone; por ejemplo, un trío que cuida a un hijo”.
-Si la convivencia entre dos ya es complicada, ¿con tres no es rizar el rizo?
“No necesariamente. Con tres hay una espalda más en la que apoyarte”.
-Un seguro, ¿no?
“Sí”.
-¿La felicidad es un camino con muchos vericuetos?
“Pienso que no hay que caminar para buscarla. La felicidad es ahora, se siente en el momento. [Ríe] Soy muy optimista”.
-¿Hay que pedir permiso para enamorarse?
“¿Cómo?”
-[Repito].
“¿A quién”?
-No, digo yo…
“No es fácil entablar una relación, porque existe mucha separación entre las personas. Y el narcisismo es una torpeza. Para enamorarte tendrías que sacar los sentimientos que llevas dentro”.
-¿El amor es la esencia de lo que nos hace sentir?
“No se puede vivir sin amor. Es el deseo que crea vida”.
-¿Existe una conexión entre la risa y el sexo?
[Risas] “Sí, hay muchísima conexión. La risa es una creación infinita de cosas, como el sexo. Es algo tan importante como los sueños y el amor. Te hace ver el mundo de otra manera”.
-¿Qué te vuelve loca?
“Soy una persona muy tranquila, muy equilibrada, más emocional que pasional”.

Melissa Panarello, escritora

 Con “voz clara y sin tapujos”, Tres (colección Conspicua) nos invita a abandonar cualquier certeza sobre la vida, el sexo y el amor. Melissa Panarello regresa con un relato en el que “confluyen imágenes, sensaciones y emociones extremas”.  La editorial Suma de letras (grupo Prisa) trae un nuevo reto de la autora de la tórrida novela autobiográfica Los cien golpes (Cien cepilladas antes de dormir), un libro que recrea su extrema vida sexual durante la adolescencia. El texto se tradujo a más de 30 idiomas y fue trasladado al cine de la mano del director italiano Luca Guadagnino. Refieren las crónicas que Melissa P. escandalizó a la tradicional sociedad siciliana al expresarse libremente sobre el orgasmo, la penetración y el esperma, “de manera directa y sin ambages”. Tras títulos como El aroma de tu aliento y En nombre del amor, “ha vuelto sorprender con su frescura y claridad de ideas”.
En una intensa y perturbadora historia, Melissa “desnuda sin pudor vicios, excesos, pasiones y adicciones”. Sin caer en el exhibicionismo o en la descripción descarnada de la sexualidad que comparten los personajes,  construye “una obra envolvente y emotiva, cargada de pasiones pero también de emociones y sentimientos, que pone en tela de juicio las relaciones de pareja, cuestiona los convencionalismos a ultranza y proyecta en el lector las dudas que persiguen a los protagonistas, especialmente a Larissa”.

Extractos:

“Si, por un lado, la promiscuidad completaba ciertos aspectos de su naturaleza más íntima, por otro la necesidad de pertenencia llamaba cada vez con más insistencia a su puerta. Anhelaba una relación más auténtica, un amor dispuesto a compartir con ella algo que fuese más allá de la piel”.

“Tocarla era como tener dos dedos suspendidos a escasos centímetros de un montón de sal. Sentía una energía y un calor que casi abrasaban su piel. Larissa le transmitía un sinfín de descargas eléctricas breves, pero intensas”.

Nacida el 3 de diciembre de 1985, Melissa Panarello (@Shivrajkaur) creció en el pueblo de Acicastello, cerca de Catania. Actualmente reside en Roma.


Escena del largometraje Melissa P. (2005), producido por Francesca Neri, dirigido por Luca Guadagnino y protagonizado por María Valverde.

 

Con información del departamento de comunicación de las editoriales del grupo Prisa
Publicado el por DNM en General 1 comentario

El autor

DNM

Domingo Negrín Moreno es licenciado en Geografía e Historia y Periodismo por la Universidad de La Laguna. Durante una larga temporada coordinó Nacional/Internacional en 'La Gaceta de Canarias', periódico en el que se ocupó posteriormente de las jefaturas de Sociedad/Cultura y Canarias. En enero de 2006 se incorporó a 'Diario de Avisos', donde también desempeña su faceta humorística. Antes, ejerció de redactor en Radio Club Tenerife (cadena SER) y participó en la fundación de Radio 21, Sociedad Anónima Laboral. Tres años después de haber sido premiado por RNE en un concurso de guiones se convirtió en uno de los diez jóvenes españoles al encuentro de Europa seleccionados por la cadena pública. Coautor de viñetas de actualidad, ha escrito un libro -'Quijotadas' (Turquesa)- que repasa situaciones asombrosas y divertidas.

Respuesta a “La felicidad no se busca, se siente”

  1. belén

    Con ganas de leerla. He visto que es una de las nuevas novelas de la colección Conspicua y eso me ha atraido más así que, anotada queda.
    http://www.facebook.com/conspicuacoleccion?ref=ts

     

Añadir un comentario