“Vivir de la política sí que es un chollo”

Los empleados públicos se revuelven en sus asientos contra los tópicos y adoptan medidas de protesta frente a los recortes. Javier Galván es un funcionario y sindicalista liberado que se crece en las adversidades.

-¿Trabajas o eres funcionario? ¿Cuántas veces te han hecho esta pregunta?

“Esa me la han hecho mil veces… Los funcionarios cumplimos con un horario, como todo el mundo, y trabajamos. Otra cosa es la percepción que de nosotros hayan dado los políticos”.

-¿Dónde has dejado el coche oficial?

“Yo fui conductor y el coche oficial jamás lo dejé mal aparcado”.

-¿Qué servicio realizabas?

“Estaba en la Consejería de Sanidad y en Función Pública. Trasladaba a cargos y repartía correspondencia”.

-Ya no…

“No, promocioné y estoy de jefe de negociado de viviendas públicas”.

-Como te sigan recortando…

“Lo único que falta es que nos amarren”.

-Otro sindicalista me confesó que nunca había trabajado tanto. ¿Es muy duro preparar las protestas contra los ajustes?

[Risas] “Hombre, poner a tanta gente de acuerdo es un jaleo impresionante. Son muchos colectivos”.

-¿Te cambiarías por un político?

“Si a nosotros nos pagaran por asistir a videoconferencias, encantados de la vida. No sé si ellos fichan o no…”

-Algunos están fichados por la policía…

“No me extraña”.

-Los policías son funcionarios…

“Sí, pero no todos los empleados públicos son funcionarios”.

-Los lloriqueos mocosos son muy ruidosos…

[Risas] “Los mocos se nos van a caer”.

-Me refiero a los moscosos…

“Te entendí a la primera. Se presta al juego de palabras. Eso viene de un ministro que se llamaba Javier Moscoso. Seis meses al año tienen 31 días y nosotros cotizamos por 30. Por eso, se pactó un día de permiso de libre disposición”.

-¿Y los canosos?

“Son días libres en función de la antigüedad y de los trienios que se concedieron para compensar la pérdida de poder adquisitivo por la no revisión del IPC”.

-Se los quieren cargar…

“Antes éramos unos puñeteros desgraciados. Nadie quería ser funcionario porque se ganaba poco”.

-¿Y ahora?

“También”.

-El sueño de muchos españoles es ser funcionario, por la estabilidad en el empleo…

“Ya ni eso. Lo único seguro es que van a por nosotros”.

-¿Cuántos liberados sobran?

“No sobra ninguno que se dedique realmente a labores sindicales. Las propias centrales deberían ser las primeras interesadas en devolver a su puesto de trabajo al que no cumple. No tenemos horario. Trabajamos doce o catorce horas diarias”.

-Reconocerás que ha habido abusos…

“Sí, sí… Pero, ojo, la patronal tiene 35.000 liberados en toda España con cargo a fondos públicos”.

-La gente mete en el mismo saco a los políticos y a los empleados públicos…

“Hemos estado muy callados, pero cuando sufres un ataque bestial del poder político no queda otra que defendernos y vamos a contar lo que están cobrando. Sigue habiendo mucho miedo, porque hay gente que se siente amenazada por filtrar datos”.

-Han sido elegidos por el pueblo…

“Unos sí y otros no. Muchos cobran un pastón”.

-Con tantas dietas se comprende que estén  estilizados…

[Risas] “Si de la política se vive, yo planteaba en una entrevista en televisión que a lo único que iban a optar los ciudadanos era a la política. Te garantizas la pensión máxima cuando te jubiles y cotizas menos. Eso sí que es un chollo”.

-Algunos despachos son como talleres de electrónica: vas a que te echen un cable y te dan un enchufe.

[Carcajada] “Es que colocan de asesores a personas sin oficio y con mucho beneficio”.

-¿Le pedimos un rescate a la banca?

“Pídelo tú, que yo no me fío de los bancos”.

-La gran tijera es la empresa pública más rentable, ¿no?

“Desde luego. Que contraten a un par de sastres para pegar los tijeretazos”.

-¿Los recortes son un desastre?

“Son un descosido”.

 
Javier Galván, funcionario y presidente del sector autonómico de CSI.F en Canarias
Publicado el por DNM en Entrevistas ¿Qué opinas?

El autor

DNM

Domingo Negrín Moreno es licenciado en Geografía e Historia y Periodismo por la Universidad de La Laguna. Durante una larga temporada coordinó Nacional/Internacional en 'La Gaceta de Canarias', periódico en el que se ocupó posteriormente de las jefaturas de Sociedad/Cultura y Canarias. En enero de 2006 se incorporó a 'Diario de Avisos', donde también desempeña su faceta humorística. Antes, ejerció de redactor en Radio Club Tenerife (cadena SER) y participó en la fundación de Radio 21, Sociedad Anónima Laboral. Tres años después de haber sido premiado por RNE en un concurso de guiones se convirtió en uno de los diez jóvenes españoles al encuentro de Europa seleccionados por la cadena pública. Coautor de viñetas de actualidad, ha escrito un libro -'Quijotadas' (Turquesa)- que repasa situaciones asombrosas y divertidas.

Añadir un comentario