¿Por qué los hombres se visten de mujer?


La mítica serie Friends dejó para la historia un gran diálogo: “¿Cómo puedes ser mujer y no estar todo el rato tocándote las tetas?”. Eso le preguntaba uno de los protagonistas varones a su compañera. En Tenerife, este problema se arregla durante los días de Carnaval. Ellos, en un inmenso porcentaje, se disfrazan de ellas y se pasan las noches (y los días) recreándose y vacilando sobre sus impuestos atributos femeninos.

Ante la pregunta de ¿Por qué los hombres se disfrazan de mujer? Los carnavaleros suelen responder con algo sencillo y directo: porque es muy divertido.

Esta costumbre no es, en absoluto, moderna ni exclusiva del Carnaval. El profesor de Historia de América de la Universidad de La Laguna (ULL) y coordinador del Centro de Documentación Canario-Americana de Canarias (Cedocam), Manuel Hernández, es un experto en estos asuntos pues ha publicado varios estudios sobre el las fiestas canarias. Recuerda que “era costumbre en las Islas que los hombres se vistieran de mujer y que las mujeres, de hombre. Esto se hacía en las fiestas de invierno como provocación. Era la forma de trastocar el orden establecido”.

El historiador asegura que hay documentos de los siglos XVII y XVIII donde se puede comprobar este travestismo lúdico y que ya desde el medievo los hombres se han vestido de mujer en las fiestas. “Históricamente, el Carnaval era una lucha contra la Iglesia y vestirse de mujer, era una forma de romper con los roles establecidos”. Las mujeres se “vestían o bien de hombres o se enmascaraban para acudir a las Fiestas del Cristo o a otras celebraciones similares”.

Yolanda Ferrera es antropóloga y especialista en estudios de género. Para ella, el hecho de que los hombres se disfracen de mujer en Carnaval tiene mucho que ver con los roles machistas. “Se ha entendido que el mundo masculino es el natural” y que el espacio femenino se expone como “ridiculizable”. Recuerda que lo femenino como elemento transformativo ha resultado tradicionalmente más atractivo y como ejemplo pone que las drag-queens femeninas (hombres que se trasvisten de mujer) están más extendidas que las drag-kings, que es como se llama a las mujeres que se visten de forma masculina. “Entendiéndose en un marco machista, la mujer es más teatralizable”, añade.

La relación entre sexualidad y disfraz de mujer la apunta el filósofo Gabriel Bello: “En los años 60 y 70, muchos de los hombres que se disfrazaban de mujer eran gays”. Era la forma que tenían de ser admitidos socialmente por unos días y “así daban una vía libre a su situación”. Hoy en día esto ha variado mucho y la normalización de la homosexualidad también se ha llevado al Carnaval. El filósofo no le da demasiada transcendencia a este asunto y recuerda que “como el Carnaval consiste en transgredir reglas e invertirlas, esa es la explicación a este elección de disfraz: transgredir las reglas de género y de identidad sexual”.

La doctora en Psicología Educativa y de la Evolución, Juani Mesa explica que “normalmente, el hombre está muy encorsetado en su rol masculino y nosotras tenemos mucho espacio para expresar afectividad”. Para ella, en Carnaval “hay una licencia para que lo vivas todo. Los hombres encuentran una forma de expresar su parte más femenina”. Además, lo relaciona con la sexualidad al decir que “vestirse de mujer despierta en ellos el morbo sexual” y añade que “el Carnaval es un gran liberador de roles y estereotipos”. Entonces…¡con falda y a la calle!

Contenido relacionado:

6 Comentarios

  1. El_Balo dice:

    El tema es interesante, pero no entiendo por qué el artículo se titula Porqué?

  2. Yurena dice:

    Al menos deberían escribir bien titular: Por qué… ?

  3. YoYo dice:

    Mania de buscar 3 patas al gato…es mas simple, yo me disfrazo de tía pq es divertido y punto.

  4. Lolo dice:

    Se visten de mujer, para dar rienda suelta, a la “loca”, que todos llevan dentro. Eso sí, siguen siendo muy machos.

  5. Dani dice:

    La hipótesis que expone la doctora en psicología no me sugiere nada, lo digo desde el cariño. Este tema podría ser una investigación interesante, para hacerla a fondo, creo que los argumentos de Yolanda -la antropóloga- son el camino acertado para dar una explicación. Yo me apuntaría a colaborar en este estudio! Saludos y suerte!!

  6. Sencillamente, o hago desde mucho tiempo atrás, solo, al escondido, con lo años he aprendido que no es malo, es parte de mi, nunca pregunto por que, solo lo hago y me siento bien, en ese momento bien, muy femenina y lo disfruto, que lo compartan o no, poco me interesa, solo que quienes me han descubierto se han tenido que tragar sus palabras, por que en el fondo sigo siendo el machista que me enseñaron a ser, lo que mas disfruto son los sostenes, asi no tenga que echarles, la sensacion de tenerlos puestos me hace sentir coas inceibles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.