El Guimerá recupera su glamour

“Sin Enrique pero con Enrique”. A estos términos se resume el acto presentación de las 40 candidatas que participarán en las tres galas de elección de la reina del Carnaval que, bajo la dirección artística de Sergio García, devolvió al Teatro Guimerá el esplendor y protagonismo de las fiestas de tiempos pasados. La batuta del “maestro fundador y director de la Afilarmónica Ni Fú-Ni Fá” se convirtió ayer en conductora de un emotivo y protocolario acto alejado de la transgresión e irreverencia de las fiestas de invierno.
Así, Sergio García eligió para esta ceremonia la sencillez y austeridad que Enrique González Bethencourt añoraba en la fiesta de la máscara. Sobre un sobrio escenario, únicamente adornado con dos sandungas colocadas en los extremos delanteros y una representación gigante del pito murguero,“investido de alcalde”, el presentador, César Fernández-Trujillo, dio comienzo al homenaje al padre de las murgas.

A través de las narraciones del presentador, el acto dio especial protagonismo a la figura central de las carnestolendas, el padre de las murgas: “Era la primera autoridad popular” para hablar del Carnaval. Un recorrido por las virtudes, aficiones y méritos del maestro de las murgas fue la sencilla introducción elegida por la dirección del espectáculo, a modo de preámbulo de la temática que centrará la fiesta de la máscara chicharrera.

El protagonismo de las candidatas llegó de la mano de las todavía reinas del Carnaval. Así, la Reina Infantil de 2010, Mara Lorenzo Sosa, hizo acto de presencia en el escenario, seguida de Olga Guillén Tavío, Reina de la Tercera Edad, y Alicia San Juan McNulty, flamante Reina del Carnaval 2010, que despedían, de esta manera su reinado, dejando el testigo a sus posibles sucesoras.
El pasillo central de las butacas del teatro sirvió de pasarela a las candidatas a reina que comenzaron a desfilar en el ecuador del acto. En primer lugar, las candidatas al cetro de la tercera edad que se entrega el jueves 24 de febrero. A pesar de que el Ayuntamiento había anunciado que las candidatas quedaban reducidas a dos, el acto de ayer contó con tres aspirantes, al incluirla Fiestas tras expirar el plazo de presentación. Un segundo desfile tuvo como protagonistas a las 21 niñas que optan a ser Reina Infantil del Carnaval el domingo 20 de febrero. Finalmente, las 17 flamantes candidatas a Reina del Carnaval hicieron acto de presencia para también participar en el sorteo del orden de aparición el 2 de marzo. Sin quitarle protagonismo a las candidatas, el director intercaló los desfiles con algunas actuaciones de relleno que siempre tuvieron como eje central al histórico director de la Fufa.

Al estilo de los carnavales de antes, el rapsoda Miguel Ángel Batista desarrolló su más emotivo tributo lírico al maestro entonando  el comienzo oficial de Don Carnal con un “¡viva!”, seguido por el  numeroso público presente. También, el grupo Son 21 entonó una versión coral del Cubanito a ritmo de bolero, su particular homenaje, como también lo hizo Ray Castellano junto a MMDanza.
Uno de los actos más emotivos del espectáculo lo protagonizó la Afilarmónica Ni Fú-Ni Fá que, ataviados con los diversos disfraces que han lucido en su historia entonaron, como no podía ser de otra forma, El Cubanito. En otro momento del espectáculo recordaron las parodias de las que fueron pioneros. Tras la gran batucada de las comparsas que abrió y cerró el acto, la murga decana hizo un guiño a las antiguas carnestolendas con una actuación en las escalinatas del Teatro Guimerá.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.