La gloria de ‘No tengo el chichi’

El grupo No tengo el chichi pa’ farolillos, absoluto ganador de la noche. / DA

En su regreso al escenario del Teatro Guimerá, el concurso más liberal y tolerante del Carnaval chicharrero, la Canción de la Risa, celebró el viernes una edición que, con la excepción de su protagonista absoluto, No tengo el chichi pa’ farolillos, que recibió cuatro galardones, no fue generosa en ingenio y buen humor.

Así, tras dos horas de sátira y acción costumbrista, histórica y subversiva, el jurado coincidió en otorgar el primer premio de Presentación e Interpretación a No tengo el chichi pa’ farolillos, grupo que también obtuvo el Premio del Público y el Premio Dorada, patrocinador del evento.

La Familia Monster hizo doblete en el segundo galardón de ambas categorías, mientras que Las mizzez der Carnaval y Salele y Los Sabanreños resultaron acreedores de los terceros premios de Presentación e Interpretación, respectivamente. Merece destacar, un año más, la gracia, picardía y espontaneidad de su artífice y presentador, Manón Marichal, que supo contrarrestar cualquier eventualidad, máxime tratándose de un certamen en el que el orden y el decoro brillan por su ausencia. Brillantes fueron los momentos en que, ataviado de novia (con velo y tacones incluidos) solicitaba a las traductoras de lenguaje de signos que matizaran o le algunas palabras contenidas en los chistes con los que entretenía al público entre grupo y grupo.

Con una trabajada representación, el grupo de la Sociedad Mamel´s, No tengo el chichi pa’ farolillos resultó justo vencedor y recuperó de nuevo el primer premio -tras la irrupción el pasado año de Abubukaka en el concurso- con una particular historia de Jesús en la última cena perfectamente estructurada y ensayada.

Y es que la falta de preparación fue el gran enemigo de gran parte de los grupos que anoche concurrieron al certamen. Tal es el caso de Las Mizzez der Carnaval o Familia Monster. Otros como Los Legías (que tuvieron un problema con el contador del tiempo) y Margarito y Compañía disfrutaron en exceso de su actuación, que no ofreció equilibrio entre puesta en escena en interpretación de su tema.

La sorpresa la puso Los Sabanreños, integrado por miembros de compañías profesionales de teatro como Reymala, que se estrenó en el concurso aportando frescura y talento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.