Embajadores del Norte

Raviscuditos en un ensayo, con el director, Ruky Álvarez

Raviscuditos en un ensayo, con el director, Ruky Álvarez (i) y el presidente Santi de Lorenzo (d) / SERGIO MÉNDEZ

Por Natalia Delgado

Con 48 componentes, de entre dos y 17 años, y fundada en 2009, Raviscuditos es la única murga infantil del Norte que participa en el concurso del Carnaval chicharrero. Este año, además, les toca asumir el papel de anfitriones en el Certamen de Murgas Infantiles del Norte, ya que se celebrará en el municipio donde ensayan y que los ha visto crecer: Tacoronte. Raúl Álvarez, Ruky, es su director artístico y musical, labor que compagina con la dirección de la adulta mixta Ravis, que vio la luz en 2011 y que este año competirá por primera vez en el concurso norteño. Las letras de ambas formaciones críticas llevan también su firma. “Nos han llamado para ofrecernos letras, pero nos parecen muy caras, por lo que seguiremos fieles a nuestro estilo”, remarca.

Este año Raviscuditos se acordará especialmente del Ayuntamiento capitalino. “Les agradecemos profundamente que nos dejen participar en el concurso a cambio de nada, y este año más porque casi nos dan un susto con lo de quedarnos fuera ya con los disfraces hechos”, señala el director de este colectivo, quien manifiesta que, aunque son del Norte, donde las murgas están a un gran nivel, “no es lo mismo que poder cantar sobre un escenario como el de Santa Cruz”.

Pese a que la mitad de los componentes son noveles, Ruky Álvarez asegura que en esta edición suenan mejor que otros años, sin contar con ninguna ayuda profesional. “Hay murgas amigas que tienen mucho nivel porque cuentan con letristas y montadores musicales. Nosotros no, pero sonamos bien”. Además, explica que se distinguen por dar más importancia al mensaje que se quiere transmitir. “Que se nos entienda bien lo que cantamos, más que afinar. Esto no significa que desafinemos, pero sí que nos movemos en un registro más grave y a cuatro voces. Esto es lo que nos diferencia”. “Los premios no nos importan y sabemos que no nos los van a dar”, agrega.

Sobre si se sienten la oveja negra al no recibir ningún tipo de subvención, Álvarez confiesa: “Nos desconsuela a la hora de hacer los disfraces porque nos ayudaría un montón, y más con los tiempos que corren. Vendemos rifas desde el primer año y así es como conseguimos tener los disfraces ya listos para el concurso”.

La afición de Raviscuditos es también motivo de orgullo para su presidente, Santi de Lorenzo, quien se emociona al recordar que Tacoronte “en peso” les apoya y “siempre responde a nuestro contagioso pasacalle”.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.