“Disfrazaría a Rajoy del flautista de Hamelín”

NANA GARCÍA | Santa Cruz de Tenerife

JOSÉ MANUEL BERMÚDEZ FP

El alcalde de Santa Cruz de Tenerife, José Manuel Bermúdez. | FRAN PALLERO

Carnavalero hasta la médula, el alcalde de Santa Cruz de Tenerife, José Manuel Bermúdez Esparza (1966), hace un alegato a favor de la gestión que se hace del Carnaval desde el Ayuntamiento capitalino. Tiene una apretada agenda, sin embargo, en esta entrevista se permite cambiar el tono formal para hacer una disección a la Fiesta de la Máscara, donde “el protagonista es el pueblo”.

-¿Qué acciones llevaría a cabo con un presupuesto mayor para el Carnaval?

“Si tuviéramos más recursos económicos seguramente apoyaría nuestro Carnaval con estrellas de la música de carácter internacional, buscaría una promoción internacional llegando a acuerdos con grandes cadenas de televisión en nuestros principales mercados, es decir, le daría una mayor difusión en el exterior y una mayor brillantez desde el punto de vista del disfrute interior. Crearíamos el museo del Carnaval de la noche a la mañana, podríamos crear una especie de cosódromo, más que un sambódromo, en fin, seguramente proyectos que han estado en el tintero durante muchos años que por falta de recursos no se ha podido hacer”.

-¿Por qué cree que ha disminuido la repercusión exterior de la fiesta chicharrera?

“Fundamentalmente hubo una época en la que la retransmisión nacional y la promoción internacional que se hacía que eran muy potentes. En aquel momento las televisiones pagaban por retransmitir el Carnaval y eso ha cambiado en los últimos ocho años”.

-¿Le cuesta separar al José Manuel Bermúdez alcalde del santacrucero carnavalero?

“(Risas) Pensé que iba a tener más problemas con eso. Porque hay una parte oficial del Carnaval donde soy el alcalde, y hay una parte de calle donde quiero ser un carnavalero más. Es complicado, pero intento ejercer de carnavalero y de alcalde y creo que el año pasado lo pude compatibilizar sin ningún problema”.

-¿Qué fantasía prepara para este año?

“Esa es una buena pregunta que no tiene respuesta porque me matan los compañeros”.

-En este segundo año de mandato habrá dado más motivos a las murgas para ser criticado…

“Seguramente. Ya he tenido la oportunidad de escuchar a algunas y, lógicamente, después de 17 meses de mandato hay más motivos para poder criticar porque esa es la misión de las murgas. Y si me pica, lo que tengo que hacer es rascarme”.

-¿Cree, como el concejal de Fiestas, que lo del Madrid Arena no tiene parangón con el Carnaval de Tenerife en cuanto a consumo de alcohol y drogas?

“Desde luego, todos los espectáculos que se realicen en recintos cerrados observan de manera escrupulosa la normativa en materia de seguridad. Si hay algo en lo que no escatimamos medios es en ese tipo de cosas. La gran diferencia con el recinto Madrid Arena es que es una instalación cerrada donde se vendió muchas más entradas de las permitidas, que no es el caso del Carnaval, donde, por ejemplo, en la final de murgas, está por debajo de lo que marca el aforo”.

-¿Cuántos días puede permitirse como alcalde echarse a la calle a disfrutar de la fiesta?

“Salgo todo lo que puedo pero no me quedo hasta tan tarde porque normalmente tengo actos por la mañana. Entonces, normalmente me retiro sobre las 2.30-3.00 horas, pero sí intento participar en todos los que pueda, hasta que el cuerpo aguante. El viernes de Cabalgada por la noche es para mí un día clave”.

-¿De qué disfrazaría a Mariano Rajoy?

“Del flautista de Hamelín”.

-¿Y a los responsables de las entidades bancarias?

“De Ebenezer Scrooge, el personaje central de Un cuento de Navidad, de Dickens”.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.