Las Celias ya son personaje oficial del Carnaval

Celias Tenerife Carnaval

El micro es la seña de identidad de Las Celias de Tenerife, que este año cuentan con nueve componentes y tres niños. / DA

Por Nana García

Son la quintaesencia de las antiguas mascaritas, el símbolo de la rebeldía y desinhibición de la fiesta encarnado por personas de carne y hueso que año tras año se esfuerzan por animar al público en la calle. Los personajes del Carnaval cuentan este año con un nuevo miembro oficial, Las Celias de Tenerife, un encantador colectivo de amantes de la mascarada que desde hace 17 años han aportado cariño y gracia a las carnestolendas de Santa Cruz y que por primera vez participarán en la Gala de Elección de la Reina el próximo 6 de febrero en el Recinto Ferial.

“Nunca pensé que este fenómeno de Las Celias fuera a tener tanta repercusión. ¿Qué hacemos nosotros? Solo salir a divertirnos”, expresa turbado Javier García Palmés, fundador junto a Andrés Hernández de Las Celias, nombre que, según recuerda Vicente Méndez de León, coordinador del grupo junto al primero, imprimió en 2001 el periodista de DIARIO DE AVISOS Sergio Negrín, basándose en la alegoría que lucían aquel año.

Grandes defensores desde su fundación de “acortar el Carnaval de noche y recuperar el de día”, los integrantes de este cautivador colectivo enardecen el ambiente festivo con pasión, alegría, “respeto y buen rollo” en la Cabalgata, en el Coso y en la calle. Tienen su “cuartel general” en el hotel Príncipe Paz, donde cada edición de la fiesta de la máscara se instalan desde el viernes de Cabalgata hasta el domingo de Piñata para transformarse en Las Celias y llenar de contenido las carnestolendas, sin faltar un solo año a la cita con el público chicharrero que siempre disfruta de su presencia.

Con esta inclusión por parte del Ayuntamiento en el amplio grupo de personajes del Carnaval -junto a Charlot, Miss Peggy, Cantinflas, Fidel Castro, Harpo, J. R. y otros- “han reconocido que somos un grupo institucionalizado y con nivel”, advierte Javier García. Consideración que se aleja un poco de la verdadera esencia de los personajes, según el periodista y escritor Cirilo Leal Mújica, quien lo juzga “impensable”.

Institucionalizado o no, esta propuesta de Fiestas es, a juicio de Vicente Méndez, “un reconocimiento a lo poco o mucho” que Las Celias aportan al Carnaval “sin haberlo pedido”.

Esta gran familia de entusiasmados del Carnaval, cada uno con nombres y apellidos, con oficios y profesiones, anónimos el resto del año, continúan, incombustibles y con estilo, regalando “magia” a la fiesta por excelencia de la capital tinerfeña.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.