Antonio Santos: “Se trabaja por amor al Carnaval, no por dinero”

N. G.

No puede Antonio Santos Arteaga (Santa Cruz de Tenerife, 1971) sustraerse a la utopía cuando evoca los dos premios alcanzados el miércoles en la Gala de Elección de la Reina de los Mayores celebrada en el Recinto Ferial, donde las dos fantasías que presentó a concurso fueron las mejor valoradas por el jurado. “Ya me quedé muy contento con la primera dama -explica el diseñador- nunca esperé que me dieran la reina”.

Antes de preparar el diseño, Antonio Santos tuvo tiempo de averiguar cuidadosamente los gustos de la candidata. Por eso sabe que preparar un boceto ganador es un reto más psicológico que creativo. “Ya el cuerpo y la cara ayudan, pero lo que importa por encima de todo es la ilusión que tiene esa persona por salir; en cuanto vi las ganas de ella, no me lo pensé”, sostiene con respecto a Francisca Pérez. De hecho Antonio Santos admite que “el mayor premio” que se llevó el miércoles fue “cuando Francisca salió en sexto lugar y el público se levantó a aplaudir al ver cómo ella iba al son de la música, conectaron enseguida”, sostiene con emoción.

Que me quiten lo bailado, diseño ganador el miércoles, apenas pesa 10 kilos, a pesar de contar “con mucho trabajo”. Su historia tiene mucho de cuento de hada ya que, si bien cuenta con cierta inspiración “de Carnaval, comparsera” en los volantes de la falda, la parte del torso “es muy de princesa porque ella siempre tuvo el sueño de vestirse de princesa”.

Además, los colores preferidos de Francisca son “el azul y el verde”, con lo que Antonio Santos desvela que este diseño ganador tiene mucha magia. Es más, las flores y mariposas del jardín de la parte superior fueron elaboradas por los miembros de la Asociación de Mayores San Albino de Tíncer, a la que representa la Reina.

“Nunca he sido muy partidario de las ruedas para los trajes de reina y el cambio de las bases por parte del Ayuntamiento me ha parecido una decisión muy buena, lo importante es que la candidata lo luzca disfrutando y hoy en día contamos con una cantidad enorme de materiales ligeros” para facilitar su desfile, comenta. De hecho, según apunta Santos Arteaga, Tita María de los Milagros González Díaz, la primera dama de honor con su diseño Noches de Bohemia en el Molino Rojo, a sus 75 años ha sido operada del corazón, con lo que precisaba una estructura “ligera”. Amante de los trabajos manuales, Antonio Santos quiere agradecer a su equipo (Carmen, Rosi, Ana, Mari, Fran, Suso, el grupo de amigas de Margarita y las costureras Carmen Cabrera y Verónica) el trabajo realizado en ambos diseños. “Se trabaja por amor al Carnaval, no por dinero”, apostilla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.