Los auténticos superhéroes

MARTÍN-TRAVIESO

¿Con cuantos Batman, Superman o Spiderman te has cruzado en las interminables noches carnavaleras? Seguro que con muchos. Sin embargo, hay quienes demuestran su fortaleza, rapidez y coraje todos los días del año. Y sin necesidad de máscara o maquillaje. Buena prueba de ello son Darío Dorta, Javier Ledesma, Alba Peña, Suso Santana, Ibrahim López y Raúl González. Todos son auténticos superhéroes.

Los seis son deportistas que destacan en sus respectivas modalidades y todos se declaran carnavaleros empedernidos. Pero sus hobbies, para algunos profesiones, no les dejan disfrutar del todo de la diversión de las carnestolendas. “Era de los que salía desde el primer viernes hasta el último domingo. Ahora llevo muchos años sin salir, primero por la familia y después por los retos que preparo o por las pruebas que organizo. Me encantaría salir uno o dos días, pero cuando te dedicas de lleno al deporte es muy complicado disfrutar de las noches de carnaval”. Así lo reconoce Darío y sus argumentos los comparten en gran medida el resto de compañeros. A Alba le sucede igual: “Siempre hay un rato para cada cosa, pero la verdad es que no lo disfruto como me gustaría. Es lo que yo he decidido y ya habrá tiempo para disfrutar”, afirma con seguridad una de las más firmes promesas del baloncesto chicharrero. La lucha canaria tampoco hace muchas concesiones a los luchadores, como afirman Javier y Raúl. “Pienso casi las 24 horas en el deporte y eso limita mucho a la hora de salir”, apunta el primero, mientras que el segundo reconoce: “Ya no salgo tanto. La familia y el deporte no son buenos compañeros”. Tampoco Ibrahim se salva de la sacrificada vida que llevan los deportistas de élite como él. “Ahora veo los carnavales más por la televisión que en directo, aunque este año me toca llevar al pequeño. Mis compromisos deportivos no me permiten salir por la noche. Para conseguir un objetivo como los que nos marcamos los deportistas, hay que suprimir muchas de las cosas que te gustan hacer”, lamenta el campeón nacional.

No obstante todo lo anterior, ninguno descarta echarse una escapada con su disfraz preferido y dejarse llevar, pues cada uno de ellos viven nuestra fiestas más internacional al máximo de sus posibilidades. “Todo tinerfeño es carnavalero”, recuerda Alba, a quien lo que más le gusta es “la preparación del disfraz con las amigas. También soy bastante murguera”.

LAS MÁSCARA FAVORITA
Y en cuanto a disfraces se refiere, hay una mayoría, evidentemente masculina, que opta por transformarse en mujer. Pero siempre hay una excepción. “Antes me disfrazaba de superhéroe. No me llamaba mucho la atención vestirme de mujer”, explica Ibrahim. El contrapunto lo pone Darío: “Me ponía pelucas y tacones enormes. Cuanto más exagerado mejor me lo pasaba”. Después está el que prefiere meterse en el papel de viuda llorona. “El año pasado fue la primera vez que fui al entierro de la sardina y me encantó. Disfruté mucho y este año repito”, asegura con firmeza Javier. Por su parte, Suso tiene claro el atuendo que elegirá estos carnavales: “De Capitán América, si puedo salir un día claro, aunque no soy un gran carnavalero”.

Ya sabe. Si estos carnavales se cruza con un Batman o un Spiderman, piense, si puede, que quizá tenga al lado a uno de los mejores deportistas de la Isla.

Ocho alumnas del IES Las Indias maquillaron a seis superdeportistas

Las manos expertas que obraron la transformación de los seis deportistas cursan sus estudios en el Ciclo Formativo de Grado Medio de Estética y Belleza del IES Las Indias. Yanira Guillén y Laura Ramos se encargaron de maquillar a Ibrahim; Desiré Calero a Raúl; Silvia Betancor de Darío; Beatriz Gutiérrez y Ruth Armas pintaron a Javier; Andrea Sicilia de Suso; y Gloria Leandro de Alba. Todas son alumnas de 1º B.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.