Viajando al Carnaval de Mozart de 1992, en La Orotava

 

Carnaval 1992 La Orotava

Todos los documentos se cuidan en el Archivo Municipal de la villa. / DA

El carnaval del año 1992 ha dejado huellas en forma de carteles, fotografías, expedientes, etc. en el Archivo Municipal de La Orotava, que han pasado a formar parte de la historia del municipio y permiten revivir esas fiestas en la actualidad.

Hace 21 años, la Villa de La Orotava vivió el Carnaval desde el 22 de febrero al 8 de marzo, bajo el tema En los jardines de Salzburgo, un homenaje a Mozart. El cartel ganador de esa edición, con el título Enrédate con mi carnaval, fue obra de Francisco Valentín Díaz Lemus y en palabras de su autor “se centra principalmente en una cara de una chica que con su tocado y su maquillaje envuelven un encanto carnavalero, que la reluce. Y a su lado el payaso que siempre nos hizo reír, y que siempre en estas fiestas es el primer disfraz que salta a la calle”.

Un 31 de enero, a las 20.30, en la Sala Teobaldo Power, se realizó el acto de presentación de candidatas a reina del carnaval, boceto de la Gala, cartel y programa de actos. Las candidatas a Reina del Carnaval adulta fueron ocho y seis a Reina infantil.

En la plaza del Ayuntamiento, el sábado 22 de febrero, se celebró la elección de la Reina, cuyo diseño respondió en su ambientación, decoración y escenografía, a un palacio y jardines de la ciudad cuna de Mozart y como homenaje a este gran músico se situó en la segunda mitad del siglo XVIII.

Otras reinas acompañaron a la ganadora del cetro del Carnaval como la infantil, que fue elegida el 1 de marzo en un festival dirigido por Sergio y Octavio Hernández Hernández, un acto presentado por Cristina Valido y en el que resultó elegida Zaray Martín Hernández con el diseño Desde San Francisco a la Carrera, que bien que bien, todos la esperan, y la reina del Centro Municipal de la Tercera Edad, Cecilia Baute Luis, con el diseño Alegre vivo el Carnaval, ambos diseños de Sergio y Octavio Hernández Hernández.

Asimismo, se celebraron diversos actos ese año en el marco del Carnaval, que tuvieron su apoteosis con el Gran Coso que se celebró el 3 de marzo a las cuatro de la tarde, desde la explanada de San Francisco, y contó con la participación de murgas, comparsas, rondallas,carrozas y la presencia de las reinas del Carnaval.

Una celebración que contó con verbenas celebradas en la calle Escultor Estévez, amenizadas por orquestas como Los River, Tamaide, Los Teimar, Malibú, Dinacor y que culminó con el VIII entierro y quema de Tío Pepe en el barrio de La Perdoma y el entierro de la sardina, así como con el Gran Baile de Piñatas.

Destellos de historia de unas fiestas vividas en la Villa de La Orotava, donde el pueblo es el gran protagonista, y que quedarán en la memoria colectiva.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.