Tiralenguas regresa del exilio y detona el obús

murga tiralenguas

Una original fantasía y unas letras bien trabajadas posicionaron a Tiralenguas, la murga de la Ciudad del Drago. / MOISÉS PÉREZ

LUIS F. FEBLES | La Orotava

El exilio, en su concepción tradicional, es el hecho de encontrarse lejos del lugar natural por decisión propia o forzada. En el léxico murguero, aplicado al caso de Tiralenguas, ha sido el proceso perfecto para engrasar la máquina y dar con la tecla acertada para detonar el obús.

Desde la Ciudad del Drago, un huracán arrasó el miércoles la plaza del Quinto Centenario en la segunda fase del Concurso de Murgas del Norte. Vendaval de crítica contra la política privatizadora del Partido Popular (PP) en Sanidad y Educación, con una sonora bofetada a Paulino Rivero, arrojando la voz de un pueblo que merece algo más que la ignominia de algunos dirigentes pérfidos.

Con su segundo tema El Astrólogo, volvieron a centrar su curtida letra en el ámbito local, con un tirón de orejas al alcalde de Icod, Juan José Dorta, y el extraño caso del Mariposario, entre otros asuntos de actualidad política y social. Casi perfecta simbiosis entre fuerza, letras y ganas. Mejor el primer tema que el segundo.

Lo más esperado, como no podía ser de otra manera, llevó el pulso a la madrugada. El jurado, tras su deliberación, decidió que Tiralenguas, Apresuradas, Trapaseros, Ni pa tanto, Pizzicatos y Cascarrabias pasasen a la final de mañana. Para muchos, faltó Risilocas tras la gran actuación del pasado martes.

Cascarrabias tiró los cimientos de origen y edificó la casa desde abajo. Con vaticinios de una murga que apunta alto, los portuenses mejoraron registros y fueron directos en detracciones. Faltó algo de humor, pero supieron evidenciar las carencias de la ciudad turística y la eternización del alcalde, Marcos Brito. Recuerdo para Saúl Reverón, miembro de la murga fallecido hace varios meses. Con su segundo tema Entre Políticos y Toros ¡Viva San Fermín! quisieron resaltar las facilidades de los políticos para sortear proyectos vitales para la ciudadanía, pero no tan rentables para ellos. Vuelta a la doctrina Parot y crítica a la Corona y sus privilegios.

Su eterno rival, Puertopotras, trajo en la maleta el humor a un certamen que no destacó por esta faceta. Con ganas, pero menos efectivos que en 2013, los pupilos de Javier González centraron las pesquisas de unos ocurrentes detectives ordenados para descubrir misteriosos secuestros. Buena puesta en escena. Caña por el agravio comparativo en inversión para el Norte respecto a Santa Cruz, con pase de pecho al alcalde. Genial su apoyo a los vecinos que defienden San Telmo frente al proyecto del Cabildo. Dejaron en el aire la perpetuación en el cargo de Brito.

Turno para la tercera representación portuense. Las Bellacas fueron las más flojas de la noche. Ilusión y ganas, pero los nervios pasaron factura. Defendieron el derecho de la mujer a decidir y apoyaron la educación pública. Ellas saben que pueden dar más.

Por último, Apresuradas trasladaron la santería desde Cuba. Una fantasía currada, ritmo intenso y ganas de agradar. Lo consiguieron. Golpe a los impulsores de los desahucios y el paro, para concluir con una subliminal arenga al carpe diem.

PUERTOPOTRAS

Puertopotras no estuvieron tan finos como el año pasado. | M.P.

el criticón > Enrique Toste

Injusto – Por Enrique Toste

El jurado barrió para casa. Así de claro. Sin pelos en la lengua. Pese a las finalistas, si soy sincero, no entiendo la ausencia de Archicuerpos y Risilocas. Dos murgas que maravillaron al público y a la prensa con dos actuaciones cargadas de humor, ironía y crítica. Se merecen estar en la gran final, le guste o no le guste a esa mano negra que con decisiones como esta empobrece este certamen tradicional. Y es que el jurado, con un notado afán de protagonismo, no entiende que las verdaderas estrellas son las que se suben al escenario, y no ellos que se dejan llevar por Dios sabe qué. Reconozco, además, que Apresuradas, Pizzicatos y Ni pa tanto no me acabaron de llegar del todo, y que Tiralenguas, tras el descanso del pasado año, me cautivó tras un retorno cargado de fuerza gracias a dos temas bien hilados y unas voces excepcionales. Ojo mañana con los chicos de la Ciudad del Drago. La dictadura de Trapaseros está en peligro.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.