Rebobinados y punto

Fundada en 2010. Los 63 componentes están dirigidos por Jeremy Ayeren Soriano y llevan la fantasía Entre arco iris y golosinas cinco años de fantasía, diseñada por Monserrat Rodríguez

Fundada en 2010. Los 63 componentes están dirigidos por Jeremy Ayeren Soriano y llevan la fantasía Entre arco iris y golosinas cinco años de fantasía, diseñada por Monserrat Rodríguez

MARTA PLASENCIA | Santa Cruz de Tenerife

Los chicos de Rebobinados dieron una lección en la noche del viernes, llevando a concurso la mejor actuación de las dos primeras fases. Sorprende cuando solo llevan cinco años subiéndose al escenario, pero sin duda serán protagonistas en las entregas de premios. Les siguieron de cerca Distraídos, con dos buenas letras, Castorcitos con su segundo tema y Retorciditos con su fuerza. Los Guachipanduzy presentaron su nuevo pasacalle y recuperaron las trompetas carnavaleras; Mamelones demostraron su experiencia, mientras que Melositos cerraron la noche con ilusión.

Los primeros en actuar fueron Guachipanduzy. Con el primer tema, Llegó el hechicero, le cantan a la afición de UD Las Palmas, a la que echaron una maldición para que saltaran al campo en el último minuto y no subieran a primera. Critican a la falta de cultura en la televisión con los programas basura. Mejoraban en afinación según avanzaba la actuación. En su segunda canción, Cosas de niños, quisieron demostrar los malos ejemplos que dan a veces los adultos, como por ejemplo en los partidos de fútbol base. Y llegaron Rebobinados para sorprender con una espectacular actuación, sin duda, la mejor de las dos primeras fases. Perfectos en voces en su presentación, se disfrazaron de Pinocho para contar mentiras hasta que llega Pepito Grillo. “Los niños aprenden las mentiras de los mayores”, cantaron, para después hacer crecer sus narices criticando las mentiras del Carnaval, como lo buen pintor que es el artista que hizo el cartel, el apoyo de las instituciones, etc. Con La orla, segundo tema, relatan su paso por los distintos niveles de estudio. Por ejemplo, en la ESO. “A mí me dicen que soy maleducado”, mientras que en la universidad prometen no quedarse callados, “las tasas por las nubes, ya no hay casi becas, mi futuro es muy negro y muy caro”. Terminaron con un homenaje a los profesores que tienen paciencia y dedicación, y se implican con sus alumnos.

Turno para Los Retorciditos, que disfrazados de vagabundos hicieron una metáfora de lo poco que necesita un niño para ser feliz, sin tantos regalos caros, pidiendo también una educación barata y igualitaria. Con Hay una cosa que te quiero decir, escenificaron el programa de la TV del mismo nombre para cantarle las 40 al ministro Soria, “los niños tienen derecho a quejarse”; a la afición de la UD Las Palmas, “en cuestión de carnavales, los chicharreros en primera y ustedes en segunda”; homenajear a las personas solidarias que ayudan sin pedir nada a cambio, y dar caña al concejal de Fiestas, Ballesteros, con la polémica del año pasado, donde estaban las entradas agotadas pero todavía quedaban bastantes sillas vacías en el Recinto Ferial.
Disfrazados de unicornios aparecieron Los Mamelones, con una gran presentación. Qué futuro tendremos con un presente como este fue su primera canción, criticando el mal estado de Santa Cruz. Mostraron su buen hacer como murga decana del Carnaval infantil, con buenas voces y acoplados. Mientras, con Tantas preguntas sin respuesta no tiene explicación, le pedían a los adultos que no se sorprendieran si hacían tantas preguntas, “¿por qué me esquivan cuando solo quiero aprender?”, al tiempo que criticaban algunas hipocresías como que les digan que tienen que cuidar el medio ambiente mientras los adultos no hacen más que maltratarlo.

Distraídos levantaron al público con su primer tema, Más canarios que el gofio y Pepe Benavente, me encanta Canarias y que viva mi gente, una demostración de amor a nuestra tierra. “Lo nuestro tenemos que cuidar porque en Canarias tenemos talento para dar y regalar”. Afinados y con buena dicción y a ritmo de folía, nos enseñaron cómo nos tenemos que poner el fajín y dijeron no a los sondeos de Repsol.

Los Castorcitos lo bordaron con su segundo tema, El jurado, puntuando no solo al propio jurado de las murgas infantiles (le dieron un 2 por las filtraciones de los resultados), también a la Televisión Canaria por no retransmitir en directo su concurso.

En su primer tema, titulado Después de 9 meses, le contaban a su futuro hermanito qué se va a encontrar cuando salga de la barriga de la madre: todo será más caro, hay niños que no pueden desayunar, que se quedan sin casa, etc.

Por último, saltaron al escenario Los Melositos tras los últimos arreglos a sus disfraces de hechicero. “Son seis meses ensayando, a ver si nos respetan a los niños murgueros, que somos cantera” del Carnaval, pedían en el primer tema.

Con el segundo diseccionaron a los personajes de instituto y daban las gracias a su afición.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.