Rosenda, la Reina abuela

La reina de la Tercera Edad lució la fantasía Mantra, de Samuel Curbelo. / FRAN PALLERO

La reina de la Tercera Edad lució la fantasía Mantra, de Samuel Curbelo. / FRAN PALLERO

JESSICA MORENO | Santa Cruz de Tenerife

Los mayores de la Isla eligieron ayer a su Reina del Carnaval 2015. Rosenda Campos recibió de su antecesora el cetro y la corona con la fantasía Mantra, diseñada por Samuel Curbelo, en representación del Restaurante Bar Parada, Ayuntamiento de Güímar, Güican Servicios y Radio 6 Tenerife.

Su corte de honor fue compuesta, tal y como determinó el jurado elegido para la ocasión, por María Gutiérrez, como Primera Dama de Honor, luciendo la fantasía A mi manera, de Juan Soussa, y representando al programa de Dinamización de Mayores Asociación de La Laguna. Elvira María Fernández fue coronada como Segunda Dama de Honor, por el diseño de Javier Caraballero denominado Sorpréndete, en representación de la Asociación de Vecinos y Cultural El Drago de la capital tinerfeña.

A las 17.30 horas, puntualmente, comenzó ayer la Gala de Elección de la Reina de la Tercera Edad del Carnaval chicharrero, prolongándose durante más de dos horas y media. Tras una obertura que hacía alusión al futuro, la cantante Mara Ferrandis fue la primera en animar al público que se congregó en el Recinto Ferial de Santa Cruz de Tenerife. Las agrupaciones de mayores tomaron el escenario y pusieron a bailar a los asistentes con temas como un popurrí de folclore venezolano, Solo te pido, Me gustas mucho, Resistiré y otros muchos más del cancionero popular.

Participantes

En concreto, pasaron por el escenario, durante el evento dirigido por el diseñador Lucas Balboa, las asociaciones Las Nieves, Mayores del 2000, Volcanes del Teide, Tercera Edad de Tegueste, Antón Guanche, Hogar Padre Anchieta, Ansina Alegría, Parranda Acaymo y Monte Nevado. También animaron a los asistentes los artistas Mirian Reyes y Pepe Benavente, y los grupos MM Danza, Lulaya Funk, los cinco de Village People y la comparsa Son’s del Valle.

Precisamente, la de Pepe Benavente fue una de las actuaciones que más animó a los asistentes, logrando que buena parte del recinto se pusiera en pie y bailara al ritmo de El Polvorete, e incluso le pidieron otra de sus canciones. Lo cierto es que las tres candidatas demostraron sobre el escenario que ellas son las verdaderas reinas de la fiesta. Muy animadas y emocionadas, cada una defendió a la perfección su fantasía, recibiendo una gran ovación del público. Los asistentes tampoco perdieron la ocasión de disfrutar de uno de los actos más emblemáticos de las carnestolendas chicharreras, y es que aprovecharon al máximo su festival.

Las más de 2.000 personas que llenaron el Recinto Ferial de Santa Cruz de Tenerife pusieron de manifiesto que la edad está en un segundo plano y que ellos viven su tercera juventud.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.