105 años de Coso chicharrero

JESSICA MORENO | Santa Cruz de Tenerife

El Carnaval se resiste a poner fin a sus días. Como ya es tradicional, en el martes señalado, las avenidas Marítima y Francisco La Roche de la capital acogieron ayer el desfile más internacional y políglota de la fiesta de la máscara chicharrera. Todos los grupos carnavaleros, reinas y cortes de honor, personajes y espontáneos participaron durante casi cuatro horas en el gran Coso Apoteosis, que en esta edición celebró su 105 cumpleaños. El libro Chicharrero de corazón, Santa Cruz en Carnaval, recoge que el primer coso santacrucero tuvo lugar en 1910 y, aunque ha evolucionado en todo este tiempo, la esencia y el protagonismo de sus participantes se sigue manteniendo.

A lo largo del desfile, que abarcó en torno a tres kilómetros, se aglutinó numeroso público, unas 150.000 personas, que no quisieron perderse uno de los actos más vistosos de la fiesta chicharrera. Se da la circunstancia de que gran parte de los asistentes eran turistas. En los últimos años se ha convertido en una tradición que los visitantes que se alojan en otros puntos de la Isla acudan a Santa cruz para ver el Coso Apoteosis. A ellos se sumaron ayer los turistas que arribaron a la ciudad en los distintos cruceros. Todos ellos llenaron los márgenes de la avenida marítima de cámaras, teléfonos y tabletas para obtener una instantánea del Carnaval. Precisamente, los distintos personajes, como Cantinflas, la lecherita, Charlot o Fidel Castro fueron de los más inmortalizados por los objetivos. Sobre las 16.00 horas empezaba el desfile a cargo de la Afilarmónica Ni Fú Ni Fá, que recibió a su paso grandes ovaciones. Las palmas de los asistentes continuaron al ritmo de las batucadas con la comparsa Los Joroperos y la Reina del Carnaval, Adtemexi Cruz. Durante el recorrido, que fue bastante ágil salvo algunos parones, público y participantes aprovecharon el desfile para interactuar, cantando, animando y fotografiando todo lo que allí ocurría. La apoteosis del Coso fue coronada con una exhibición de fuegos artificiales.

Los confetis y las serpentinas marcaron su nacimiento

El Coso Apoteosis de ahora en Santa Cruz poco tiene que ver con el de sus inicios. Los desfiles con confetis y serpentinas fueron los primeros actos que impulsaron este desfile en el que los grupos del Carnaval recorren, eso sí a la luz del día, las calles de la capital. El acto, que sustituyó a otras celebraciones anteriores, se remonta al año 1910, cuando tuvo lugar el primer Coso de Confetis, en el entorno de la entonces plaza de La Constitución (actual plaza de la Candelaria), promovido por el Hospital de Niños, a cargo de la Asociación Caritativa de la Infancia. Desde sus inicios, este recorrido, que se prolonga durante unos tres kilómetros, estuvo enfocado para la participación de todos los grupos y personajes representativos de la fiesta de la máscara. Asimismo, los participantes más antiguos, y han sido los personajes del Carnaval, como Charlot, Peggy, Fidel Castro o La Lecherita. Por antigüedad, a este colectivo le sigue el de las murgas, mientras que los más jóvenes en su participación en el Coso son las comparsas, que se sumaron en el año 1963, como recoge el libro Chicharrero de Corazón, Santa Cruz en Carnaval. Actualmente, el color de sus trajes y el ritmo de sus batucadas y bailes son fundamentales en este desfile del martes de Carnaval. Resulta significativa la evolución de este evento, que se ha convertido, quizás, en el evento más internacional de Tenerife.

4 Respuestas

  1. aborigen dice:

    Es una vergüenza que un acto de la importancia del coso haya tenido tamaña desorganización, en cuanto a los espacios entre participantes y en cuanto al deslucimiento de gente entre los números del carnaval. con los medios técnicos que existen móviles,emisoras, gps, etc y con la gente que hay dispuesta a colaborar como voluntarios, solo tiene in nombre “desidia” de la organización.

  2. Pepote dice:

    Y vaya retransmisión por la televisión autonómica, una pareja de niñatos no parando de preguntar tonterías a la gente que miraba el coso y del mismo coso muy poco. Típica realización televisiva bananera donde el que lleva el micrófono chupa y chupa cámara como si fuera la estrella del programa.

  3. wendy dice:

    Que envidia veo por aqui,el carnaval de tenerife el mejor del mundo!!!

  4. La_lola dice:

    Pretender disfrutar del carnaval desde un sillón…. Apague la tele, píntese, póngase un disfraz y salga pa la calle!!!! Por cierto, a mi me pareció muy guapo el chiquito del micrófono!!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.