Los carros locos, el último y feliz invento del carnaval portuense

Los carros locos en su primera edición. / DA

Los carros locos en su primera edición. / DA

DIARIO DE AVISOS | Santa Cruz de Tenerife

De “auténtico espectáculo” se puede catalogar lo visto y vivido el lunes en las calles de Puerto de la Cruz con la primera edición de Los Carros Locos-Carnavalero échate a rodar. Una veintena de participantes, ataviados con los más variopintos disfraces, compitieron por las calles del casco portuense al volante de los más estrafalarios vehículos sin motor, únicamente ayudados por el impulso y la gravedad. La alocada carrera hizo las delicias de miles de personas agolpadas en el recorrido, que tuvo como punto de salida la avenida de Familia Betancourt y Molina, para seguir por Obispo Pérez Cáceres hasta llegar a la meta, en la avenida de Colón. Este último invento del Carnaval portuense promete rivalizar en éxito con el desternillante Mascarita Ponte Tacón.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.