El Hospital del Carnaval de Santa Cruz de Tenerife atiende 46 personas durante la noche del Viernes de Piñata

carnaval de calle

La noche del Viernes de Piñata es uno de los días más destacados del carnaval chicharrero./ DA

EUROPA PRESS | Santa Cruz de Tenerife

El Hospital del Carnaval de Santa Cruz de Tenerife atendió 46 personas durante la noche del Viernes de Piñata, según informa el Ayuntamiento capitalino en una nota de prensa.

Así, del número total de atendidos, y segmentados por edades, se atendió a 38 adultos y ocho menores de edad por distintas causas.

En el grupo de los adultos 20 tuvieron que ser tratados como consecuencia de intoxicaciones etílicas; uno por intoxicación provocada por el consumo de sustancias estupefacientes; uno más al producirse distintas heridas motivadas por caídas; cinco con diversos traumatismos; cuatro personas por lesiones derivadas de agresiones; y siete más por otras causas.

De todas las personas atendidas tuvieron que ser evacuados cuatro pacientes a centros hospitalarios para realizar pruebas diagnósticas o para tratamientos específicos debido a su patología.

Por su parte, en materia policial, la noche terminó con la detención de un joven de 19 años por parte de la Policía Local, concretamente de la Unipol, por un presunto delito de robo con violencia e intimidación.

En comparación con los datos sobre las atenciones totales, durante la misma jornada del Carnaval del año pasado, el número de personas que necesitó los servicios del Hospital del Carnaval ascendió a 65 casos. De aquellas incidencias resultó que de los atendidos 56 fueron adultos y nueve menores de edad.

 

OCHO MENORES NECESITARON ASISTENCIA

Respecto a los menores de edad que fueron atendidos durante la pasada madrugada, el Ayuntamiento explicó que se contabilizó a ocho jóvenes que necesitaron asistencia en el Hospital del Carnaval, teniendo los afectados edades comprendidas entre los 10 y los 17 años.

Por la sintomatología que presentaban cinco menores sufrieron intoxicaciones etílicas; otro, de diez años de edad, sufrió un traumatismo; uno por otras causas y un joven al estar involucrado en una reyerta.

La unidad de la Policía Local capitalina adscrita a la Fiscalía del Menor, además de localizar y avisar a los tutores legales de los menores, recabó los datos de los jóvenes para dar parte de todas estas circunstancias a la institución judicial.

Finalmente, esta unidad detectó a dos menores, de 14 y 15 años, que se habían fugado de su centro de acogida; así como a un niño de 11 años que se había escapado de su domicilio sin autorización.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.