El periódico del Carnaval se hace mayor de edad

Portada de El Ochentero, la edición número 18 del periódico. / DA

Portada de El Ochentero, la edición número 18 del periódico. / DA

Un recorrido por los 18 números, tantos como años lleva editándose, del periódico del Carnaval es uno de los mejores resúmenes que se puede encontrar sobre la evolución de la fiesta en estos último 20 años. En 2016, el periódico, que en esta ocasión se ha editado bajo la cabecera de El Ochentero, cumple la mayoría de edad. Ecopress Comunicaciones ha editado 10.000 unidades de este medio informativo, que cuenta con 32 páginas, la mitad en color, en las que los carnavaleros locales y los turistas han podido encontrar información útil sobre la celebración de las fiestas, así como datos relativos a los grupos del Carnaval y a los resultados de los concursos que se han celebrado hasta el momento.

El Ochentero incluye un emotivo homenaje a Luis Hormiga, Suspi, entrañable murguero que falleció en 2015 y con el que se ha ido un trocito de Carnaval. Además, diferentes entrevistas de interés, así como el tradicional artículo del periodista Zenaido Hernández sobre el Carnaval histórico, que en esta ocasión destacó los grandes escenarios que se construyeron en los años 80, como los dedicados a Roma y Egipto. Recuerda también este periodista las diferentes ubicaciones de los actos del Carnaval durante aquellos años, como fueron la Plaza de Toros o la plaza de España. Martín Rivero, responsable último de la edición de este especial medio de comunicación como director de Ecopress Comunicaciones, recuerda cómo su vinculación con el Carnaval le llevó a desarrollar este proyecto que, en un primer momento, contó con el apoyo del Organismo Autónomo de Fiestas. “Fue el concejal Dámaso Rodríguez el que me propuso lanzar esta publicación como portavoz oficial del Carnaval”, recuerda. Defiende que desde entonces, siempre se ha guiado por ofrecer una información ecuánime sobre la fiesta y sus participantes, logrando año tras año mantener su edición a pesar de que los apoyos han ido disminuyendo. “En la actualidad nos autofinanciamos con publicidad y lo entregamos la noche de la Gala de Elección de la Reina del Carnaval en el Recinto Ferial y gracias a que Fiestas nos deja repartirlo”.

Evolución
Cuando se le pregunta cómo ve la evolución del Carnaval en estos 18 años, admite que es una fiesta en la que es “difícil” innovar. A su juicio, la principal innovación que tuvo se produjo cuando se sacó la elección de la reina del Teatro Guimerá y se llevó a la Plaza de Toros. Después, coincide con la mayoría en que “el Carnaval de día ha sido otro gran hito en la evolución de la fiesta, tanto es así, que ya es una marca propia”.

Junto a El Ochentero se suman las otras 17 ediciones que lo preceden y que se editaron bajo los siguientes cabeceras: El Superchicha (1999), El Pirata (2000), La Guagua del Espacio (2001), El Zeppelín (2002), Chichatown News (2003), Bemba Colorá (2004), Bambalinas (2005), Tribumanía (2006), Tenerifassion (2007), Magia Potagia (2008), Tembleque (2009), ¿Me conoces mascarita? (2010), El cubanito (2011), Flagüer pagüer (2012), Bollywoodeando (2013), Yabadabadoo (2014) y El Marciano (2015). Todo un resumen de lo que ha sido nuestro Carnaval en los últimos años.

Contenido relacionado: