Un SCE que no crea empleo

El pasado lunes dimitió, de manera irrevocable, el director del Servicio Canario de Empleo (SCE), Manuel León, al parecer por manifiestas y constantes discrepancias con la consejera de Empleo, Margarita Ramos. Unos días más tarde, coloca de sustituta [por cierto a instancias del PSOE, no del presidente del Gobierno] a Dominica Fernández, y le encomienda la misión, de llevar la transparencia al SCE, en lugar de reducir las listas del paro, que sería lo suyo. Mientras, Paulino Rivero, mira asombrado como el Partido Socialista se distribuye el cotarro de la Consejería.
Según las propias palabras de la consejera, Dominica aportará “respetabilidad” al cargo, algo que deduzco, no logró Manuel León. Domicia tiene ahora la misión de hacer una “reestructuración interna” del Servicio Canario de Empleo para acercarse más a las administraciones y a los ciudadanos. Y para ello, era absolutamente necesario quitar de en medio a Manuel León, que no ha hecho sino ponerle obstáculos en el camino a Margarita Ramos.
La piedra más grande que se encontró la consejera es que León se negó a dar dinero para la contratación en ayuntamientos y cabildos, entre otras cosas, porque el Ministerio de Empleo ha dicho que, con la que está cayendo, no va a a dar financiación para contratos de seis meses.
Sin embargo, la consejera, muy hábilmente, decide comprometer una partida del PIEC para los programas de contratación de las corporaciones locales, y lo anuncia a bombo y platillo. A la espera de que Ramos resuelva sus problemas internos, la Federación Canaria de Municipios plantó cara a la consejera, en una reciente reunión, porque ésta no especifica la cuantía para este programa y, sobre todo, porque el dinero no llega. A todo esto, para emprendeduría, la mejor salida para la crisis, da solo una partida de 15 millones de euros, dejando a los emprendedores sin capacidad de financiación, sobre todo después de haber pedido las subvenciones.
Las desavenencias internas de partido, y de una Consejería que anda manga por hombro, terminan perjudicando a Canarias y, especialmente a los canarios. Lo que ocurre en el PSOE es lo que siempre le pasa: que confunde política social con empleo. El trabajo lo generan los empresarios con incentivos a la contratación, con políticas para fomentar la emprendeduría, eliminando la burocracia y las trabas administrativas. Las políticas sociales, son otra cosa.
Al final, Canarias, y sobre todo los canarios, con una tasa de paro cercana al 30%, tiene un Servicio de Empleo que no crea empleo, sino que hace política social. Eso si,  muy transparente.

Publicado el por en Sin categoría ¿Qué opinas?

Añadir comentario