Así son los presupuestos: el Gobierno sube los impuestos y mete otro tajo al gasto público.