El ‘lujo’ de estudiar en la universidad