¿Son un soborno los regalos de empresa?

¿Dónde termina la cortesía y empieza el soborno? Es una pregunta difícil de contestar, pero que se hacen cada vez más empresas.
Fuente: Expansión.

Publicado el por en Sin categoría ¿Qué opinas?

Añadir comentario