¿Por qué somos los más pobres?

Canarias tiene una tasa de pobreza que supera el 28%. También es la que menos ingresos tiene, renta y gastos por persona. DA

Canarias tiene una tasa de pobreza que supera el 28%. También es la que menos ingresos tiene, renta y gastos por persona. DA

Canarias es una de las regiones con mayor índice de pobreza: el 28,5% según los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística. El Archipiélago se coloca así como la cuarta comunidad autónoma con mayores problemas en esta materia, tras Andalucía, Murcia y Extremadura. Y es que los menores niveles de ingresos, rentas y gastos medios por persona, supone para los canarios tener que soportar las mayores tasas de riesgo de pobreza. La culpa no es de la crisis económica sino de nuestro propio modelo socioeconómico basado en el sector servicios.

El número de hogares que reconoce que pasa muchas dificultades para llegar a fin de mes casi se ha duplicado en el último año en Canarias, al pasar del 19,5% al 34,5 %, la tasa más alta de toda España. El Archipiélago es también la comunidad autónoma donde más hogares admiten que no tienen capacidad para afrontar gastos imprevistos: el 67,7% (28 puntos por encima de la media, que está en 39,4%).  La tasa media de pobreza para todo el Estado se sitúa en un 22,1%, y hay seis comunidades por encima del promedio nacional: Andalucía (35,7%), Murcia (31,8%) y Extremadura (29%), Castilla-La Mancha y Canarias, con un 28,5%, y Comunidad Valenciana, con un 25,3%.

Estas cifras colocan al Archipiélago en un entorno desolador a pesar de que la recuperación económica es ya una realidad. Por ello, es un error asegurar que la pobreza en Canarias es consecuencia de la crisis económica, ya no es un problema coyuntural, sino que se trata de una situación estructural derivada del actual modelo productivo, con bajos niveles de ingresos, rentas, gastos y también de productividad.

Guillermo Fernández, miembro del equipo de estudios de Cáritas Española, explicó a este periódico que el problema de Canarias no tiene una relación directa con la crisis económica sino que es estructural y hay que mirarlo a largo plazo. “Todas las comunidades autónomas han mejorado su posición con respecto a los últimos 40 años, pero a partir de ahí no hemos evolucionado”.

En el caso de Canarias, Fernández cita una serie de razones que , sin duda, sirven para entender porqué somos los más pobres.  El propio sistema productivo canario tiene mucho que ver con trabajos menos cualificados. “El grueso de los empleados de las Islas están en el sector servicios (hostelería, restauración y ocio). Todos los huevos están en la misma cesta y, además, una cesta donde los salarios suelen ser más bajos”. Además, Canarias depende de un sector, el turismo, que es muy volátil. “No sólo depende de la competencia de otros destinos, sino de las temporadas, por lo que es más fácil que varios miembros de una familia se puedan quedar en paro al mismo tiempo”.

Los ingresos de la Comunidad Autónoma vía impuestos son “muy bajos”, ya que al tener sueldos bajos debido a trabajos poco cualificados, la recaudación de impuestos es menor, a pesar de que el Estado después pueda compensar. Es verdad”, según explica Fernández, que esto no debería ser un problema “si se toman decisiones políticas sostenidas en el tiempo invirtiendo en elementos para el bienestar de los ciudadanos. De lo que se trata es  de redistribuir mejor la renta”.

Fernández añadió que, en el caso de Canarias, todos (los ricos y los pobres) están por debajo de la media del país, es decir, “los pobres son los más pobres del Estado, pero los ricos son los menos ricos”.  Por último, indicó que la propia insularidad también influye en un mayor índice de pobreza, pero aclaró que, por ejemplo Baleares, también son Islas y no tienen una pobreza tan severa. “En este caso hay que decir que el Archipiélago canario si tiene un grupo social mucho más pobre, muy alejado del resto peninsular”.

Y entonces ¿cuál es la salida? Fernández reconoció que, en el caso de las Islas es muy “complicada” puesto que las opciones que se están dando desde el Estado es la generación de empleo precario y, “tal y como está ocurriendo en Alemania, reina de los minijobs, no soluciona el problema ni del empleo ni de la riqueza. Un modelo que, en un principio, se creó como transitorio, ahora se ha convertido en permanente”.

Es cierto, señaló Fernández, que se está creando empleo, pero “precario”. “Canarias expulsó del mercado laboral a mucha gente muy rápido con la llegada de la crisis, sin embargo su reincorporación está siendo muy lenta. Ahora tenemos la mejor generación formada y, en cambio, los empleos de peor calidad”.

Por este motivo, Fernández, explicó que el empleo no debe ser la única vía que utilice el Estado para salir de estos elevados índices de pobreza. “Lo que hay que hacer”, señaló, “es repensar el modelo socioeconómico”. Y en este punto, señaló que sin haber soluciones concretas, apostó por diversificar el sistema productivo hacia otros sectores, no solo el turismo, con un empleo de mayor calidad y mejor remunerado. De esta forma, la recaudación de la Comunidad será más alta y se podrá redistribuir mejor la riqueza y las prioridades. “La pobreza de Canarias”, finalizó, “no es un problema coyuntural, sino estructural y tiene que ver mucho con su modelo socioeconómico”.

Publicado el por María Fresno en Sin categoría ¿Qué opinas?

Añadir comentario