Paradoja sindical

El Tribunal de Justicia Europeo ha decidio equiparar la compensación la indemnización que merece un trabajador temporal al finalizar su contrato con la de un empleado fijo despedido por causas objetivas, es decir, a 20 días. Esta sentencia no beneficiará de forma automática a todos los trabajadores que vean finalizado su contrato temporal, sino solo a los que recurran su despido ante el juzgado. Aún así supone un verdadero enconamiento, de nuevo, para los tribunales.

Esta sentencia sale a la luz pública en pleno conflicto de los estibadores. El colectivo se ajusta a un modelo de la época franquista y no permite la libertad de trabajo, es decir, que una empresa elija libremente a su trabajador. Para adaptarse a la normativa europea, Fomento tendrá que reformar la estiba y ahí ha admitido que está dispuesto, para que haya libertad de contratación, a hacerse cargo de las indemnizaciones de aquellos trabajadores que sean despedidos. No ha dicho nada el sindicato sobre esta fórmula que impide el acceso libre al mercado de trabajo. Esperemos que finalmente este conflicto se resuelva y no se llegue a un huelga que sería desastrosa para la economía. Al final, siempre ocurre lo mismo con los sindicatos y por eso, durante la crisis han perdido tanta credibilidad, siempre acaban imponiendo sus tésis y siempre alrededor de bronca o con amenazas de huelga sobre la mesa. Una medida de presión que, en el caso de la basura, controladores aéreos, sanidad, taxistas, empleados del transporte público o camioneros, siempre termina pagando el usuario. Y al final, como está ocurriendo con los estibadores, ocurrió con los controladores aéreos y últimamente con los taxistas, estos colectivos terminan poniéndose a la gente en contra porque la incomodidad que generan traslada a un segundo plano sus reivindicaciones que, seguramente serán lícitas. La bronca y la amenaza no ayudan nunca, solo ocultan la razón.

Publicado el por María Fresno en Sin categoría ¿Qué opinas?

Añadir comentario