El economista observador

El prestigioso y mediático economista José Carlos Díez se reunió el pasado lunes con empresarios y sindicatos de la Isla para presentarle las propuestas que el PSOE planteará en su programa económico. Díez es el redactor de la ponencia económica que el partido aprobará en su Congreso del próximo mes de junio. Un buen fichaje que espero que el PSOE aproveche. El economista vino con la tarea hecha y habló, en la entrevista que le hice, sobre asuntos canarios, como el REF o la Ley del Suelo. Sobre lo primero se preguntó por qué Canarias sigue teniendo la tasa de paro tan elevada si tiene unas herramientas tan buenas y unos beneficios fiscales tan atractivos. “Algo se está haciendo mal”, dijo.

Con la Ley del Suelo, Díez fue más duro y criticó fuertemente al Gobierno de Fernando Clavijo por elaborar un documento que, a su juicio, volverá a inflar la burbuja inmobiliaria porque encarecerá el suelo. Para este economista observador (como se llama su blog), Canarias volverá a ser más pobre con esta ley y el modelo económico de las Islas volverá a centrarse en la construcción, cometiendo los mismos errores que hace unos años. Está bien que Díez venga con la lección aprendida y saque un poco los colores al Gobierno y también está bien que, a pesar de las diferencias, se reúna con los empresarios de las Islas. Digo diferencias porque hay discrepancias de base entre lo que quieren unos y proponen otros, por ejemplo, en relación a la misma Ley del Suelo. Los empresarios demostraron que están dispuestos a escuchar todas y cada una de las propuestas que se pongan sobre la mesa para favorecer el desarrollo económico del Archipiélago. Vengan de donde vengan. Y de eso se trata. Lo que me sorprende es que el PSOE critique ahora esta ley del Suelo que aprobó, con matices, pero que aprobó en el Consejo de Gobierno. Podía haberla retrasado e incluso matizado, pero no, decidió apoyarla. Ahora, en el Parlamento y ya en la oposición, critica y reniega de un documento que abrazó en el Gobierno. Contradicciones de la vida, o mejor dicho, de la política.

Publicado el por María Fresno en Sin categoría ¿Qué opinas?

Añadir comentario