Si tu quieres… lo construimos juntas.

 

Se acumulan las decepciones
se acumulan las heridas
se acumulan las lagrimas, la rabia y el dolor.

Se acumulan las facturas que no se pagan con dinero, esas que se cobran el tiempo que ya nunca más vas a recuperar. Y me siento triste, sí.

Se acumulan las preguntas:
Merecerá la pena?
La gente tomará conciencia?
Podré recuperar alguna vez mi vida “normal”…?

Se acumula el cansancio y otras mil cosas que no te voy a contar.

Pero más crecen las ganas de sentir por dentro, de mirarte a los ojos y sonreír valiente, de caminar distinto, de escribir nuevas paginas en la historia, de gritar que no nos doblegan, que la dignidad no tiene precio, que la vida se vive sin miedo, que otro Mundo más justo, más     igualitario, más decente es posible y que si tu quieres… lo construimos juntas.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *