Buscando un águila

La Legión del Águila

Hace ya unos buenos meses llegaba a las pantallas Centurión, cinta que versaba a grandes rasgos sobre la “pérdida” de la legendaria Novena Legión Hispana en las inhóspitas tierras caledonias (Escocia), allá por el siglo II después de Cristo. Pues bien, algo parecido se trata en el nuevo peplum post Gladiator, de nombre La legión del águila, que lleva la firma del contrastado director británico Kevin MacDonald, artífice de conocidos filmes como El último rey de Escocia y La sombra del poder.

Basada en la novela histórica escrita por Rosemary Sutcliff, la película narra la historia de Marcus, un joven centurión que busca recuperar el honor de su padre, a cuya culpa se atribuye la aniquilación de la Novena Legión en el norte de Britania 20 años atrás. Para ello, no duda en traspasar el muro de Adriano a la búsqueda del águila imperial, símbolo del poder de Roma, en manos de tribus hostiles, misión que llevará a cabo con la ayuda de su esclavo Esca.

A diferencia de su inmediata y mentada predecesora en esto de resucitar el cine de túnica y espada corta, la cinta de Kevin MacDonald no se recrea en exceso en las escenas de batalla ni se basa en el puro músculo (se halla a años luz, en este caso, de series como Spartacus).

El director escocés esboza un peplum con un claro sabor a western de corte fordiano, reconocido explícitamente por el propio realizador, que no tiene inconveniente en citar como referente a la mítica Centauros del desierto, y en el que aquí saca partido al indómito paisaje de las Tierras Altas, por el que cabalgan y se esconden Marcus y Esca, a la sazón Channing Tatum y Jamie Bell (el recordado niño bailarín de Billy Elliot, que a tenor de este filme va por el camino correcto en su carrera de actor).

Bajo dicha premisa, La legión del águila deviene en un peplum bastante introspectivo para lo que se estila en el género, determinación que se agradece ante la deriva megacarnosa que está teniendo en su proceso de revitalización.

Publicado el por Fran Domínguez en Cine, Críticas ¿Qué opinas?

Añadir comentario