Bostezos frente al espejo

 Mia Wasikowska y Johnny Depp protagonizan 'Alicia a través del espejo'. / DISNEY

Mia Wasikowska y Johnny Depp protagonizan una libre adaptación de ‘Alicia a través del espejo’. / DISNEY

Tim Burton puso su probado talento creativo al servicio de la nueva versión de Alicia en el País de las Maravillas -que llegó a las pantallas allá por 2010- con un resultado algo contenido para su modus operandi habitual, aunque dejó claras huellas de su particular universo en el clásico de Lewis Carroll. Era pues cuestión de tiempo que Alicia a través del espejo siguiera su estela y así ha sido, si bien no de la mano del director californiano, que ejerce de productor en esta cinta parida por la factoría Disney, dejando las labores de realización al británico James Bobin (The Muppets, 2011). Pese a que el colorido -y oscuro cuando se tercia- mundo made in Burton impregna esta libre -libérrima, diría- adaptación de Alicia a través del espejo -obra y gracia de la guionista Linda Woolverton-, la cinta, que comienza, por cierto, de manera prometedora, resulta anodina en su devenir, por su débil hilo argumental, con el peligro constante de entrar en querencia con el bostezo y, por ende, con el irremediable aburrimiento. La trama gira sobre el tiempo y sus irreversibles consecuencias; de hecho es un personaje en sí mismo, con la cara de un no muy afortunado en esta ocasión Sacha Baron Cohen, que no engancha en ningún momento; lo mismo que le ocurre al Sombrerero Loco -de nuevo el inefable Johnny Depp-, que pierde su gracia en su papel de depresivo y abúlico. La única que mantiene el pulso interpretativo en la película, en la que repite buena parte del elenco de la anterior, incluida la ínclita Alicia, Mia Wasikowska, es la Reina Roja, en la piel una vez más de la soberbia Helena Bonham Carter, que le da ese puntito macarra y canalla a la egoísta monarca con ganas irrefenables de cortar cabezas. En definitiva, una cinta totalmente prescindible, incluso para los palomiteros adoradores de la evasión menos exigentes.

Publicado el por Fran Domínguez en Canarias, Cine, Críticas, Opinión ¿Qué opinas?

Añadir comentario