Seguimos mutando

Imagen del filme 'X-Men: Apocalipsis', de Bryan Singer. /  20TH CENTURY FOX

Fotograma del filme ‘X-Men: Apocalipsis’, de Bryan Singer. / 20th CENTURY FOX

Ya casi tocamos el verano, el sofocante tiempo así nos lo dice, y la cartelera se llena de películas eminentemente palomiteras, propias de esta época más proclive al ocio y al entretenimiento -para el que puede, claro-. Si la saga de Los Vengadores suele obtener en líneas generales el beneplácito de espectadores y crítica, también se puede decir lo mismo -incluso más- de X-Men, ambas de esa factoría de la evasión -y de amasar pasta gansa, por otra parte- llamada Marvel. La última propuesta de esta serie, que en las últimas entregas ha venido buceando en los orígenes y evolución de estos superhéroes mutantes -y por ende distintos, con el doble sentido social que además posee-, sigue manteniendo cierto interés a pesar de que los esquemas formales y narrativos caen en el lógico desgaste de una franquicia tan prolija. El buen oficio del director del cotarro, una vez más -y ya van cuatro-, Bryan Singer, y la prestancia de un elenco joven y solvente, liderado por James McAvoy, Michael Fassbender y Jennifer Lawrence, a la sazón el profesor Charles Xavier, Magneto y Mística, respectivamente, salvan los papeles de X-Men: Apocalipsis, en cuya puesta en escena se viaja hasta el piramidal Antiguo Egipto -ahí es nada-, de donde, por cierto, surge el ínclito villano que quiere dominar el mundo, en este caso un irreconocible -por la caracterización que lleva a cuestas- Oscar Isaac, con un nivel, pese a ser una supuesta deidad, más bajo de lo deseable para estos casos y con escaso punch. Miríada de artificios visuales, una historia tirando a normalita y un desenlace final un tanto largo -ya basta de excesos de mamporros para solventar la trama- resumen esta nueva cinta de los rejuvenecidos X-Men, que a buen seguro seguirán mutando…

Publicado el por Fran Domínguez en Canarias, Cine, Críticas, Opinión ¿Qué opinas?

Añadir comentario