La balada de Robert Redford

Robert Redford interpreta al octogenario atracador en 'The old man and the gun'. / FOX

El mítico actor californiano Robert Redford interpreta al octogenario atracador Forrest Tucker en ‘The old man and the gun’. / FOX

Nada mejor que una despedida por todo lo alto cuando de cine se trata. No sabemos si Robert Redford, que ha transitado por la gran pantalla durante seis décadas, pondrá punto final a su extensa y prolífica carrera cinematográfica o seguirá los pasos de ese incombustible coetáneo suyo, aunque seis años mayor que él, llamado Clint Eastwood, quien enfilando los 90 aún le sobra gasolina -en marzo se estrena en España su última película, La mula-. Si realmente cumple con lo dicho y publicitado, el actor y director californiano se despide a la postre con un más que notable epílogo: The old man and the gun (en la lengua de Cervantes y Quevedo, Un viejo con una pistola). Esta sencilla historia sobre un crepuscular atracador al que nada le gusta más que desplumar bancos y fugarse de prisión, basada en las andanzas reales de Forrest Tucker, deviene también en un claro guiño, en forma de metáfora, a la trayectoria de Redford. Si a uno, a Tucker, le pirraba -porque ya falleció- esto de robar casi compulsivamente a entidades financieras, eso sí, con clase y pulcra educación, al otro, Redford, con no menos clase, faltaría más, le encanta ponerse delante y detrás de la cámara, en una clara declaración de principios: los del amor a su oficio de cineasta. Con tono pausado y aire melancólico, no exento de humor e incluso fina ironía, el filme, dirigido por David Lowery Peter y el dragón (2016), Una historia de fantasmas (2017)- despliega un encantador halo otoñal, con un reposado e inconmensurable Redford y una soberbia partenaire, Sissy Spacek. The old man and the gun rezuma nostalgia por doquier y resulta un excelente broche de oro para un tipo que ha protagonizado o dirigido cintas de la categoría de Dos hombres y un destino, El golpe, El gran Gatsby, Todos los hombres del presidente, Gente corriente, Memorias de África, Quiz Show. El dilema… Ahí es nada.

Publicado el por Fran Domínguez en Canarias, Cine, Críticas, Opinión ¿Qué opinas?

Añadir comentario