Asegurando el perímetro

Fotograma del filme 'Objetivo: Washington D.C.'. /EP

Gerard Butler es el agente Mike Banning en ‘Objetivo: Washington D.C. / EP

La cartelera de este verano que ya está casi extinto no ha sido pródiga en películas de enjundia, salvo alguna que otra excepción, caso de la tarantiniana Érase una vez en Hollywood. Como no podía ser de otra manera, el cine de evasión, en cualquiera de sus vertientes, se erige en la gran estrella estival, que para eso estamos en el periodo de ocio por antonomasia y, por lo tanto, susceptible de que uno se desparrame por la butaca con un buen puñado de cotufas en la boca. La acción canicular ha llegado esta vez de la mano de Objetivo: Washington D.C., que aparentemente cierra una saga protagonizada por una suerte de gafe -es lo que sin duda llamaríamos a un tipo a cuyo lado siempre se quieren cargar de la forma más estrambótica al presidente estadounidense-: el agente del servicio secreto Mike Banning, a la sazón el Leónidas Gerard Butler. El filme, dirigido en esta ocasión por Ric Roman Waugh (El mensajero), que toma el relevo del resolutivo Antoine Fuqua y de Babak Najafi, artífices, respectivamente, de las dos cintas anteriores de la trilogía (Objetivo: la Casa Blanca y Objetivo: Londres), no decae en su ritmo en ningún momento, con meritorias escenas, a pesar de desplegar menos artificios visuales que sus predecesoras y de una trama que dista mucho de ser original, más bien todo lo contrario, pero que la entronca con éxitos del género en el pasado, como la versión cinematográfica de El fugitivo. La película rezuma un regusto crepuscular, personificado en un Banning ya entradito en años y en achaques, y sube enteros al contar con el buen hacer de ilustres veteranos, como Nick Nolte y Danny Huston, además del eterno Morgan Freeman, que repite en la franquicia. Mira que nos gustan a rabiar las pelis en las que alguien dice con marcialidad aquello de: “El perímetro está asegurado”. Nos deja más tranquilos, o no…

Publicado el por Fran Domínguez en Canarias, Cine, Críticas, Opinión ¿Qué opinas?

Añadir comentario