Cine

Joffé: épica y religión

Aunque pueda parecerlo de entrada e, incluso, de salida, Encontrás dragones no tiene nada que ver con una película de corte fantástico. Se trata del último filme del británico Roland Joffé, que acude de nuevo al drama épico con tintes religiosos que tan bien cultivó en esa estupenda cinta llamada La misión (1985).

La religión, el odio, la amistad, el amor, el perdón, etcétera, etcétera, son algunas de las pulsiones y pasiones que retoma un Joffé siempre brillante en la técnica y en lo meramente formal, en una cinta que narra la azarosa y dispar historia de dos amigos, uno de ellos, Josemaría Escrivá de Balaguer, fundador del controvertido Opus Dei, trama de cuyo hilo tira un periodista que bucea en la vida del santo después de su muerte para escribir un libro, todo bajo el escenario predominante de la España de la Segunda República y de la Guerra Civil.

Vuelve Joffé, un hombre autotitulado de izquierdas, a poner sobre la mesa la religión, una de sus obsesiones, y el drama épico, uno de sus “sellos”.

El filme, pese al intento de desviar la atención con otras “subtramas”, no deja de ser un vehículo eminentemente hagiográfico de la figura del artífice de la Obra. El alto presupuesto del proyecto, que se ha plasmado en la presencia de actores con cierto caché (desde los protagonistas, Charlie Cox y Wes Bentley, hasta nuestros Unax Ugalde, Jordi Mollà y Ana Torrent, pasando por Geraldine Chaplin, Dougray Scott, Rodrigo Santoro, Olga Kurylenko y Derek Jacobi) ha permitido del mismo modo asumir con gran pericia batallas y escaramuzas de la contienda española, un episodio que, sin embargo, aborda de manera un tanto básica y algo plana, tal vez en su deseo de contar esta historia fraticida de forma que “la entiendan todos los públicos”.

En Encontrará dragones, uno tiene la sensación de que el también director de Los gritos del silencio (1984) mide al milímetro lo que narra, como no queriendo molestar ni ofender a nadie, lo que redunda luego en un resultado aséptico que merodea la corrección. Película regular – eso sí, con una excelente música de Stephen Warbeck – que supone, por lo menos, el regreso de Joffé.

Publicado el por Fran Domínguez en Cine, Críticas, Vídeos ¿Qué opinas?